Hasta el año que viene!

lunes, 22 de diciembre de 2014

La realidad es que no pensaba cerrar por vacaciones, y quien me conoce lo sabe. Sin embargo después de una semana de médicos y hospitales, he pensado que quizá me vendría bien unas mini vacaciones.

Desconectar de todo e intentar relajarme y disfrutar de mi bebé.

Hace unos días el médico me dijo que tenía agotamiento y yo añadí el 'crónico'.
Así que aunque muy a mi pesar, he decidido descansar estos días de Navidad. 

El próximo 8 de enero volveré con las pilas cargadísimas y pasaré lista, os espero a todos y cada uno de vosotros.

Pero no quería irme sin aprovechar el momento y desearos una muy Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo.

Estoy convencida de que este 2015 viene cargado de nuevos proyectos, de bonitas ilusiones, de puntos seguidos y de puntos aparte. Pero sobre todo, empezamos una nueva etapa que debemos empezar a disfrutar desde el primer segundo.

Gracias por cada momento de este ya casi acabado 2014 que habéis dedicado a leer, a seguir, o a comentar Llámamamemamá.

Feliz Navidad!! Nos vemos en enero familia!


¡Feliz y felices! Porque todos nos lo merecemos

jueves, 18 de diciembre de 2014

Escribo esta entrada desde el Hospital. ¡No os asustéis! Hemos venido a hacerle la provocación de la proteína de la leche de vaca a mi petit Manuel y os adelanto que todo ha ido a las mil maravillas, ¡Menos mal!

Quien haya hecho esta prueba sabrá que te pasas toda la santa mañana en una sala, aburrida y deseosa de que todo pase. Pues bien, dada la situación de aburrimiento, oí a las enfermeras hablando sobre los juguetes que tenían que encargar a Papa Noel para todos esos niños y niñas que pasarán la noche del veinticuatro de diciembre ingresados. Y por supuesto, los que lo harán la noche mágica de Reyes, esa en la que todos los niños deberían estar en su camita esperando los ansiados presentes.

Lo hacían con tanto amor y cuidado que yo, curiosa, sentía una profunda pena.

¡Qué injusta es la vida! ¿Verdad? La infancia debería ser un periodo feliz, el más feliz y disfrutarlo con amigos y con la familia y no encerrados en una habitación de hospital, por muy bonita que sea.

En estas fechas donde salir a la calle significa alegría, gorros de Papá Noel, luces que guían a la multitud, debemos pararnos a pensar en todos aquellos valientes que luchan día a día por ganar la batalla a todos esos 'bichos malos' que les impiden salir a disfrutar de la Navidad.

Se que muchos pensáreis que es lo típico cuando nos acercamos a estas fechas señaladas, pero es que creo que a veces es necesario hacerlo, sea cuando sea, y si es ahora, mejor.

El Hospital Niño Jesús de Madrid es uno de los más activos en la genial labor de facilitar y hacer más agradable el día a día de los pequeños ingresados.
Los propios trabajadores cada año forman parte de su particular Cabalgata. Futbolistas, ONG's y personajes muy conocidos se ofrecen año tras año voluntarios a conseguir sacar los mejor de cada niño, su sonrisa.

A la mente me vino Juegaterapia ¿Sabéis qué es?  Durante unos días, varios medios de comunicación se hicieron eco de una mágica y admirable iniciativa que llevaba a cabo el Hospital madrileño de La Paz.

Algo que me resultó tremendamente curioso y generoso es que reciben donaciones de consolas, de videojuegos, ordenadores y tablets. De esta manera todos los niños pueden disponer de una en su habitación. Además cada aparato tiene impreso el nombre del donante, de esta forma el propio niño puede mandarle un mensaje de agradecimiento, un dibujo o lo que pase por su mente ( que estoy segura de que serán muchas cosas bonitas) a la persona que decidió entregarlo.

Tenían una azotea desaprovechada. Un buen día pensaron ¿Por qué no hacemos algo que ayude a todas las personas que se encuentran durante un largo periodo de tiempo en el hospital? Tenían que conseguir que la estancia en aquel lugar les diese un soplo de aire fresco, respirar, jugar, soñar y vivir de la mejor manera posible, y así nació 'El jardín de mi hospi' (http://eljardindemihospi.org).





Empezaron por el Hospital de La Paz, seguirán con el Doce de Octubre e irán azotea por azotea creando ilusiones y vistiendo las sonrisas de los más pequeños. 

No sólo hay que ser solidarios en Navidad, eso lo tenemos claro, pero ya que son unas fechas en las que los sentimientos afloran debemos concienciarnos, y de paso concienciar a nuestros hijos de que el mejor de los regalos, sin ninguna duda, es nuestra salud.

¡Salud para todos!




¿Discriminación maternal?

lunes, 15 de diciembre de 2014

Esta semana leía un curioso artículo en Huffington post sobre un más que admirable movimiento que ha surgido en una cafetería al sur de Inglaterra. Blog Mama Bean Parenting

Se trata de acoger a todas esas mamás que quieran amamantar a sus pequeños en un lugar acomodado, relajante, práctico y  lejos de miradas indiscretas.

Aunque me parece una idea estupenda, aún sigo pensando que es increíble que en siglo XXI sigamos luchando con uñas dientes por hacer de lo más natural del mundo, algo normal para el resto de la humanidad que sigue cuestionando como criar a los hijos.



Hace poco, leía una carta de una mamá indignada que tuvo que soportar que le llamasen  la atención por dar de mamar a su bebé en un reconocido centro cultural de Valencia. 

Parece ser que su 'acto' estaba prohibido en dichas instalaciones y se vio obligada a dejar de dar de comer a su pequeño, obviamente, con la consiguiente reclamación.

Lo que me parece más increíble aún es que sea algo 'normal' , 'divertido' y nada obsceno (perdonadme la ironía) que haya programas en horario infantil donde aparezcan parejas desnudas intentando encontrar a su media naranja y sigamos mirando raro a aquella madre, que además discretamente, amamanta a su hijo.

Y no es que desnudarse me parezca mal, ¡Ni mucho menos! Pero si tenemos la mente tan abierta para unas cosas, no entiendo por qué nos empeñamos en cerrarla para otras que simplemente significan sustento, y quienes quieran verlo de otra manera, ¡Allá ellos! Creo que tienen un problema.

Pero al hilo de lo que cuento, la realidad desgraciadamente y como siempre, supera a la ficción. Son muchas las amigas que aún me cuentan como la gente las mira si dan el pecho o cuestiona que pasado el año sigan amamantando a su bebé. Lo he dicho mil veces y lo repetiré hasta la saciedad, cada uno, con sus hijos hace lo que libremente puede o quiere. Nos puede parecer mejor o peor, pero, ¿Qué más nos da? Cada uno sabe como quiere cuidar o educar a sus pequeños y no tiene por qué sentirse juzgado.

Por el contrario, y desbancando los positivos pasitos que vamos dando, alabo enormemente y adoro las salas de lactancia de infinidad de centros comerciales públicos. Decoración exquisita, intimidad, comodidad. Sofás independientes, microondas, cambiadores e incluso algunos incluyen revistas para hacer mas amena la estancia. ¡Quedé encantada! Sin duda, te hacen sentir como en casa.

Sin embargo, aún nos queda mucho por andar, por crecer y por avanzar. ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué la mayoría de los cambiadores se encuentran en el baño de señoras? Quiza es que piensen que los papás no cambian pañales, y eso, me indigna, y mucho.


Foto: Centro Comercial La Vaguada (Madrid)

Yo he tenido la suerte de no vivir ningún momento discriminatorio mientras amamantaba a mi pequeño. Y vosotras, ¿Os habéis sentido frustradas por este tipo de situaciones?


Navidad: La magia de la inocencia

jueves, 11 de diciembre de 2014

Huele a Navidad. Si. Ese ese olor especial que puedo reconocer a kilómetros. Castañas asadas bailan al son de villancicos y esperan impacientes saciar el hambre de cualquier viandante.

Se que no me entenderéis, pero me gusta la Navidad. Comprendo que es esa época triste y llena de recuerdos para la gran mayoría que desean con todas sus fuerzas que pasen volando. Pues a mi me gusta.

Es el primer año que habrá una silla vacía en la cena. Y es cierto que algo cambia. Sin embargo, me resigno a perder la alegría, la ilusión, a que la palabra Navidad y su significado giren en torno a cosas tristes. Durante todo el año hay tiempo para el recuerdo, no lo asignó a unas fechas concretas si no a que cada día cuente.

Total, que me desvío. Cuando hay un niño en casa, la Navidad cobra aún más sentido, y sinceramente es así como quiero que mi hijo lo viva. Quiero que al llegar diciembre comience a sentir esas hormiguitas que yo sentía en el estómago.

Cada año tengo en mente cómo vivía esta época de pequeña. Solía irme al rastro con mi padre y después poníamos rumbo a Cortylandia. ¿Sabéis qué es Cortylandia? Para las que sois de fuera de Madrid e incluso de España, se trata de un reclamo publicitario de unos grandes almacenes españoles. Para ello, usan una pared del centro comercial y la llenan de muñecos parlanchines que cuentan cada año una historia. Al finalizar, todos los niños ( y no tan niños) cantamos la famosa canción ( que más de uno ahora mismo está tarareando) "Cortylandia , Cortylandia , vamos todos a cantar..." Este año la temática eran los pingüinos musicales.



Los más pequeñitos suben a los hombros de sus entregados papás para no perder detalle. Después, tengo en mi memoria llegar a la inmensa Plaza Mayor.  Mis ojos no daban abasto para observar todas las luces, personajes curiosos, y tenderetes hasta los topes de figuritas para el Belén. Mi padre siempre buscaba musgo para decorar y no podía faltar el famoso caganet.

Pero ahora me toca a mi llevar a mi hijo. El sábado cogimos los abrigos, bufanda, guantes e incluso paraguas y decidimos dar la bienvenida a la Navidad. 

Paseamos entre gotas de lluvia por las pobladas calles de la capital. No cabía un alma, os lo aseguro, pero el ambiente era acogedor, caliente, entrañable pese a los pisotones, empujones y demás. Todos estábamos deseosos y entusiasmados de disfrutar de todo lo mágico de estos días.

Noches en familia. Para mi es un recuerdo que jamás borraré. Llegaba la Nochebuena y todos nos íbamos al pueblo con los abuelos. ¡Éramos ciento y la madre! Después de una copiosa cena de marisco y cordero mi abuela, mi madre y mis tías sacaban los turrones, polvorones y mazapanes. Mís tíos cogían las panderetas y zambombas y mi abuelo se atrevía con una antiquísima guitarra desaliñaba que le daba los acordes perfectos para no dejar de cantar. A veces, los vecinos eran partícipes de esta celebración y tras echar infinitas partidas a la brisca, nos íbamos a la cama, felices y agradecidos de haber compartido un año más.

Entenderéis que para mi, y hasta este año en el que nadie ha faltado a cenar, han sido siempre Navidades de alegría de felicidad y de familia. Este año, diferente, daré gracias por haber tenido la suerte de haber compartido 27 navidades a tu lado abuela, y eso me hace afortunada.

Y vosotros, ¿Cómo celebráis la Navidades? ¿Os gustan estas fechas o preferís que pasen desapercibidas?




De lo bueno, lo mejor

lunes, 8 de diciembre de 2014

Hoy es fiesta en España. Así que he decidido haceros una recopilación de los post más leídos en los últimos meses en Llámamemamá.
Porque cuando es festivo nos relajamos y dedicamos tiempo al silencia (si se puede ejem, ejem) a leer, a disfrutar del tiempo en familia, de los niños y ¡Qué narices! De nosotr@s mism@s. Por eso, os dejo disfrutando de los mejores 

Soy malamadre, ¿Y qué?

Uno de los post más realistas, donde quedó claro que ser mamá o papá no está reñido con tener inquietudes, sueños y cuidarnos no sólo como padres si no también como personas.


Para ti, mi petit MANUEL. ¡Feliz cumpleaños!

Para mi sin duda uno de los mejores post y más íntimos. Creo fundamental compartir todos y cada uno de los sentimientos con vosotros. Aquellos que me seguís, que cada lunes y jueves dedicáis un ratito de vuestro preciado tiempo os merecéis conocerme cada día un poquito más.



¡Pon una doula en tu vida!

Este post fue uno de los más leídos. ¿Sabéis qué papel ocupa una doula en la vida de la embarazada? Os invito a que os deis un paseo por esta entrada y descubriréis los pros y contras de esta controvertida profesión.



Inseminación artificial e In Vitro: Dos caminos hasta la paternidad

Muchas parejas se encuentran inmersas en el, a veces, duro proceso de ser padres. Sentimientos encontrados, dudas, miedos, inseguridades. En Llámamemamá quisimos demostrar que no estáis solos y que hay luz al final de túnel.



Bancos de leche: Una forma natural de crecer

Sin duda, una de las entrevistas más leídas del blog. Por su labor en el cuidado de bebés. Por su dedicación, cariño y esmero, este espacio se lo concedimos a los profesionales del Hospital Doce de Octubre de Madrid.



Lo cierto es que han sido tantos los posts que han llamado vuestra atención que he decidido seleccionar sólo algunos de los más leídos en las últimas semanas, pero hay partos, entrevistas y nuestra nueva sección Kidsclothes que se que no habéis querido perdéroslo.

Pero, ¿Cuál ha sido vuestro post favorito?




Embarazada y a la moda ¡Se puede!

jueves, 4 de diciembre de 2014

Cuando te quedas embarazada asumes enseguida que tu cuerpo poco a poco y mes a mes comenzará a cambiar. Es obvio que a partir del cuarto mes, más o menos, la tripa comenzará a crecer y será prácticamente imposible usar la ropa habitual.

Yo recuerdo que decidí no obsesionarme y comprarme muchísima ropa premamá que de sobra sabía que tan sólo la utilizaría unos meses.

He de decir que mucho tiene que ver la estanción en la que nuestra barriga comienza a ser prominente. Si en el último trimestre nos pillan meses como diciembre, enero y febrero, tendremos que  adquirir al menos un abrigo una o dos tallas más grande de lo habitual. Por el contrario, el verano nos da mucho más juego y las camisetas de algodón cómodas, anchas y desenfadadas nos salvarán de más de un apuro.

Una de las tiendas que primero ojeé fue Mit Mat Mamá (www.mitmatmama.com) Ropa práctica, a la par que femenina y elegante. Porque estar embarazada no significa dejar de ir a la moda.

Se acercan fechas de cenas, reuniones, comidas y festejos. Por ello, os propongo estos dos vestidos que sin duda combinan buen gusto y comodidad.




Vestido corto rojo: 119 euros



Vestido largo gris y negro:155 euros

Pero sin duda, para mi, marca fetiche durante mi embarazo fue H&M. Me encantaban sus prendas, su calidad, su textura y lo que es mejor aún, su precio. Las que estáis comenzando en este loco mundo de las premamás os empezaréis a dar cuenta de lo cara que es la ropa para embarazada. 


Los primero meses reconozco que los leggins fueron mis principales aliados. Leggins normales de mil colores y con goma manejable y suave. Pero poco a poco me di cuenta de que era necesario hacerme con unos para futuras mamá. En H&M encontraréis una gran variedad que estoy segura formarán parte de vuestros básicos.


Parca aconchada con cinturón: 49,99 euros


Leggins modelado: 24,95 euros


Jersey largo Burdeos: 19,90 euros



Vestido de fiesta con encaje: 24,99 euros




Jeans pitillo: 24,90 euros




Sudadera tachuelas: 24,90 euros

Y para las que no os asusta lo de las compras online no dudéis en daros una vuelta por www.asos.com. Es ropa muy ponible, juvenil, práctica y a la última.



Vestido Burdeos encaje: 68,59 euros




Vestido blanco y negro cuadros: 78,59 euros

Como podéis ver, estar embarazada no significa dejar de lado nuestra forma de vestir. Digamos que se trata de adaptar nuestro nuevo cuerpo a nuestros gustos. Lo más importante de todo es sentirnos agusto, vernos guapas y sobre todo cómodas con esta nueva etapa.

Y vosotros, ¿Dónde solíais o soléis comprar vuestra ropa premamá?







Reflexión de una mamá prometida

domingo, 30 de noviembre de 2014

Pues si amigas, os parecerá mentira, o no, pero aquí estoy escribiendo mi reflexión de mamá prometida.
No os penséis que tengo anillo alguno en mi mano izquierda, ni mucho menos, ¡Eso ya no se lleva! (Esto es lo que me dijo mi futuro marido). Así que yo asentí, y me resigné a no tener esa pedida soñada, frente a la Torre Eiffel, con una cena romántica a la luz de las velas...Nada más lejos.

Realmente todo empezó cuando nació mi bebé. O quizás antes, cuando era una niña y jugaba con mi prima a estar casadas y tener nuestros hijos, nuestra familia... Siempre había estado en mi mente, aunque en la realidad finalmente haya empezado la casa por el tejado.

¿Creéis que el matrimonio puede llegar a ser para toda la vida? Seguramente las que estés separadas pensáreis lo ilusa e ingenua que soy, pero dejadme soñar. Dejadme creer que existe y que en muchas ocasiones esto sucede. Supongo que el matrimonio es mucho más que decir es mi marido o mi mujer,  el matrimonio es cuidar el uno del otro, intentar que la llama no se apague y para ello ambas partes dar el 100%. Si es así, obviamente yo ya me considero casada.

Pero la sociedad te obliga a 'demostrar' que estáis juntos. ¿No creéis que tener un hijo es motivo suficiente como para que te consideren matrimonio? Pues no. No vale compartir facturas, casa, hijo, tareas, que además tienes que firmar unos papeles para que quede constancia. En fin.

Últimamente, me pregunto si el amor de verdad existe o si con el paso del tiempo aflora el desamor. No es que me de miedo, porque además yo soy muy de vivir el momento, pero te paras a pensar, miras a tu alrededor y te das cuenta que hasta los matrimonios más estables, se tambalean (que se lo digan a Antonio y Melanie)

El caso es que desde que nació mi pequeño nos hemos planteado más seriamente embarcarnos en esta apasionante aventura.

Y digo apasionante, porque lo es. Siempre me ha encantado organizar cosas, viajes, planes, cenas y por fin toca ¡Mi boda! A veces creo que es un sueño y no quiero despertar.
Vivo ilusionada con cada detalle. Cada cosa que hará de ese día un momento único me hace sentir agradecida y pletórica.

Soy consciente de que no se puede controlar todo lo que tenemos a nuestro alrededor, pero confío en que sólo con que la gente que nos quiere, los de verdad, estén allí y disfruten con nuestra felicidad, merece la pena.

He de confesar que nada tiene que ver con lo que siempre imaginé. O quizás si y no lo quería ver. Últimamente está de moda casarse en 'modo rural', hacer una boda desenfada, yo diría una 'hipster'boda. Así que pensé que la mía también lo sería. ¡Qué equivocada estaba! Finalmente me casaré de blanco, de princesa y por ¡la Iglesia! Y, ¿Sabéis qué? ¡Me encanta la idea!

¡Qué más da cómo sea! Creo que la esencia primera es que será con él, con el príncipe que siempre soñé.

Ya os iré contando detalles....nerviossssss....

Y vosotr@s, ¿Creéis en el matrimonio? ¿Desde qué habéis sido madres os planteáis formalizar vuestra relación?



Una historia muy especial

miércoles, 26 de noviembre de 2014


Soledad acaba de cumplir los treinta y uno. Licenciada en ADE por fin tiene un trabajo estable que le permite llevar una vida acomodada. Pese a su juventud lleva cuatro años felizmente casada y por supuesto, en su mente planea la idea de ser mamá en un futuro no muy lejano.

Siempre tiene en su cabeza que conseguir su maternidad será un camino de espinas, pero tiene la suerte de contar a su lado con un marido que lehace olvidar cualquier pensamiento negativo.

Llámamemamá:¿A qué edad te gustaría o te hubiese gustado tener vuestro primer hijo? ¿Crees qué se cumplirá? Si la respuesta es no, ¿Cuál es tu principal inconveniente (trabajo, estabilidad...)?

Sole: A mi me hubiese gustado tener mi primer hijo como a los 30 años, ya no va a cumplirse porque ya estoy en los 31. Mi principal inconveniente es el trabajo, queria buscar estabilidad laboral y llegar a cumplir mis expectativas laborales antes de ser madre. 
Creo que por desgracia el mundo laboral sigue siendo muy machista a este respecto y sino tenia un contrato estable, tenia miedo a quedarme sin trabajo.

Me parece triste pensar que si tuviese un hijo apenas le vería un par de horas al día. Desde los cuatro meses de vida debes plantearte llevarle a una guardería o ludoteca y me da mucha pena.

Llámamemamá:¿Qué virtudes destacarías de las madres del siglo XXI?¿Qué defectos?

Como virtud destacaría la capacidad de gestionar las veinticuatro horas del día. De trabajar, cuidar del hogar, de los niños y del marido, es impresionante. Yo he visto en mi familia ese ejemplo de poder con todo.

Por otro lado, como defecto diría que a veces sobre protegen a los niños. Nos volvemos leonas que cuidamos de nuestros cachorros y en algunos casos esto no es demasiado bueno. ¡Quizás yo también lo sea ehhh!

Llámamemamá: ¿A qué tienes miedo de la maternidad?

Sole: Tengo miedo a tantas cosas... Mi mayor preocupación es si podré llegar a serlo y si el camino es largo y doloroso, el daño que pueda causar a la gente de mi alrededor por verme sufrir. Después si logro serlo, tendré miedo a que puedan hacerle daño. También me preocupa saber si sabré educarle correctamente.

Llámamemamá: ¿Qué es lo que menos miedo te da de ser madre?

Sole: Lo que menos es la seguridad de saber que mi hij@ tendrá al mejor padre del mundo. Que juntos podremos con todo y superaremos los obstáculos de la vida juntos.

Llámamemamá: ¿A qué renunciarías por ser mamá? 

Sole: Se que renunciaría a dormir del tirón (¡Con lo que me gusta!) Será lo que mas me va costar. También creo que un poco renuncias a tu independencia.


Llámamemamá: Eres fiel seguidora de Llámamemamá, ¿Por qué te gusta el blog? ¿Consideras útil que existan este tipo de comunidades para mamás y sobre todo para futuras mamis como tú?

Sole: Enganchan las historias,  son muy interasantes y útiles, que creo que es lo mas importante. Creo que este tipo de comunidades son fundamentales, en mi caso sobretodo te ayudan a quitarte miedos y fantasmas que a veces rondan por mi cabeza sobre el tema del embarazo.

Desde Llámamemamá quiero dar las gracias a Soledad. Principalmente por ser una persona especial en mi vida. Su fortaleza me abruma y me hace pensar que podrá con todo lo que está por venir, como hasta ahora ha hecho. Gracias por compartir con nosotros un trocito de tu vida.


El mágico mundo de los libros en la infancia

lunes, 24 de noviembre de 2014

Mola hacer planes en familia. Si, lo reconozco. Reconozco que me gusta malamadrear y dedicarme un tiempecito a mi y otro poquito a mis inquietudes, pero sin embargo, hacer planes en familia cada vez me parece lo mejor del mundo mundial.

Como mi cachorro aún es pequeñito, los planes en familia se reducen a paseos, comida, juegos juntos y poco más. Por eso, cada día me paro a buscar o a leer sobre cosas qué hacer con él en un futuro próximo.

Vivimos en Madrid, esa bonita, grande pero acogedora ciudad con rincones encantados, de esos que aún están por descubrir y que me muero por hacerlo. Estoy segura de que estos lugares recónditos donde perderse existen en cualquier ciudad o pueblo, por pequeño que sea.

Desde bien pequeña, los libros han formado parte de mi vida. Leer enriquece, leer te da seguridad, te hace pensar y dejar volar tu imaginación. Cada libro es un tesoro, es adentrarse en un papel y sentir como los personajes sienten. Llorar y reír sin parar. Recuerdo desear terminar las clases para poder llegar a casa y devorar ese capítulo que había dejado a medias las noche anterior. ¿Y quién no ha ido en el metro riéndose sola mientras releía las páginas de ese simpático libro? Yo si.

Así que dándome un garbeo cibernético he copiado en mi agenda varios lugares que me entusiasma compartir con vosotros. 

Empezamos con El Dragón Lector (Calle Sagunto, 20 y Fernández de la Hoz) Esta peculiar librería abrió sus puertas en 2004 con la idea de demostrar a los más pequeños que con los libros se puede volar, se puede imaginar y sobre todo se puede disfrutar. Su biblioteca comienza con el recién nacido y se compone de distintos libros enfocados a cada edad.

En esa primavera del 2004 empezaron una serie de talleres y actividades. Leer poesía, o quizás leer teatro con amigos o familiares puede ser un buen plan. Saber también cómo se hace un libro con un sencillo proceso y, sobre todo, entender y valorar a todas las personas implicadas en su creación.
Presentaciones, concursos, encuentros con autores... para conseguir su objetivo; acercar los libros a los niños y niñas.

De El Reino de Bután www.elreinodebutan.es (Calle Francisco Ayala, nº 1,San Sebastián de los Reyes) he quedado encandilada. Es de esos espacios dónde todo lo que encuentras te parece interesante. Libros para todas las edades, desde 0 hasta adultos. Actividades de juegos clásicos, cuenta cuentos, celebraciones de cumpleaños...Todo es diversión a través de la lectura y el ocio tradicional.
Además, disponen de clases de inglés a partir de tres años. ¡Súbete al tobogán del Reino de Bután y descubre la cantidad de historias que te rodean!
Señalar, tocar, visualizar, adquiere gran importancia en el crecimiento cognitivo de los niños y eso lo saben muy bien en Liberespacio www.liberespacio.com (Calle María López, 25) Sus objetivos, inculcar el amor por los libros y todos libros aptos para todos los públicos. Actividades en familia, disfrutando de un entorno especial. 

Tienen una sección fantástica, que sólo con su nombre lo dice todo, Merienda de Libros. Una forma súper divertida de pasar la tarde del sábado. Cada participante elige un libro y mientras disfrutan de una agradable merienda comparten sensaciones y resumen lo que han leído. Una manera inteligente de hacer partícipes a los pequeñajos del mundo de las letras.


La verdad es que estoy deseando llevarle un día a cualquiera de estos mágicos lugares. Quiero que los libros formen parte de su infancia, que aprenda a amarlos a cuidarlos. Quiero que las librerías y bibliotecas se conviertan en espacios imprescindibles en su vida. 

Y vosotros, ¿Amáis los libros? ¿Habéis llevado alguna vez a vuestros hijos a un cuenta cuentos?





Cristina y su manera de entender la maternidad

jueves, 20 de noviembre de 2014

Cristina es una joven lectora de Llámamemamá. A sus 23 años, estudia Administración de Empresas  y trabaja en una multinacional desde hace casi tres años. Tiene un blog, Miles de Hobbies, que por supuesto os  invito a que lo cotilleéis porque tiene muy buenas ideas, pese a que lleva muy poquito tiempo con él.

Cristina tiene pareja estable, pero aún le es imposible la convivencia debido a que su chico sigue estudiando. Si embargo, ella tiene en mente ser mamá, y ser una mamá joven. ¿Qué opinará ella sobre la maternidad?

Llámamemamá: ¿Qué significa para ti la palabra mamá?
Cristina:Mamá significa cariño, abrazos, sopita caliente, tortilla de patata, croquetas, mimitos cuando estas malo... mamá significa apoyo y también disciplina
Llámamemamá:¿Qué pedirías al gobierno/empresas para que facilitasen la maternidad a las mujeres?
Cristina:Al gobierno, ayudas para todos los gastos que derivan de un bebé, la cantidad de mobiliario y accesorios que hay que comprar para su llegada. Y ya que estamos, también ayudas o bajada de precio en el material escolar y en las universidades... porque un hijo es dependiente económicamente de sus padres hasta que es mayor, y cuando una pareja se plantea tener un hijo, piensa también a medio y largo plazo
A las empresas, mayor flexibilidad de horarios para que los padres puedan disfrutar de los hijos; y los hijos de los padres. 
Y a ambos, una baja de maternidad mas larga, para que los bebes puedan pasar sus primeros meses con su madre en vez de con los abuelos o en una guardería

Llámamemamá: ¿Cómo ves la maternidad hoy en día?¿Crees que es fácil ser madre en los tiempos que corren?

Cristina:La palabra conciliación se oye en todas partes a todas horas, creo que es difícil ser padres con unos horarios laborales tan largos, y sobretodo viviendo en una ciudad grande donde los traslados de casa al trabajo llevan bastante tiempo. Al final se recurre a las guarderías y a los abuelos, y los padres son los que menos disfrutan de sus nenes… Además, la situación económica y el que cada vez la gente se independice más tarde tampoco ayuda a que las mujeres se lancen a la maternidad.
Llámamemamá:¿A qué edad te gustaría o te hubiese gustado tener tuprimer hijo? ¿Crees que se cumplirá? Si tu respuesta es no, ¿Cuál es tu principal inconveniente (trabajo, estabilidad...)?

Cristina:Mi meta está alrededor de los 27-28 años. El compaginar trabajo y estudios hace que tarde más años en acabar la carrera, pero espero cumplir mi meta (o no quedarme muy lejos).

Llámamemamá: ¿Qué virtudes destacarías de las madres del siglo XXI? ¿Qué defectos?

Cristina:A mi todas las madres me parecen superwomen, cada vez las mujeres son más independientes y tienen más inquietudes, y las madres de ahora simbolizan el “se puede con todo” para mí. Una mujer que es capaz de trabajar, atender a su familia, hacerse cargo del cuidado de una casa, y además sacar tiempo para tener vida social o disfrutar de algún hobbie es una heroína.
Respecto a defectos, creo que todos los padres hacen lo que creen que es mejor para sus hijos, aunque a veces no les salga bien, por tanto no veo ningún defecto en una madre.


Llámamemamá: Eres seguidora de Llámamemamá, ¿Por qué te gusta el blog?  ¿Consideras útil que existan este tipo de comunidades para mamás y sobre todo para futuras mamis como tú ?

Cristina:Actualmente sigo algunos blogs de la temática, y Llámamemamá me gusta porque su contenido es muy interesante, no se centra solo en el crecimiento y las etapas de su propio niño, si no que nos va contando cosas de niños más pequeños o más mayores. 

Creo que toda esta comunidad que se ha creado es muy interesante, es un punto de apoyo para las mujeres embarazadas que están llenas de dudas; pero, al igual que con los libros de esta temática, creo que no debemos obsesionarnos en leer porque al final cada nene es un mundo y puede ser que todo lo que leamos no nos sirva o nos cree expectativas que no se cumplen…

Llámamemamá:Aunque suene extraño, manda algún mensaje para todas las mamis y no mamis de Llámamemamá, que pueden sentirse identificadas contigo.

Cristina:Como he dicho arriba, las madres son supermujeres, que pueden con todo y son muy fuertes, todo mi apoyo y mi admiración para ellas, espero que cuando me toque el turno sepa estar a vuestra altura.

Muchísimas gracias Cristina por dedicarnos parte de tu tiempo y sobre todo por compartir otro punto de vista.


Día Internacional del bebé prematuro. La fuerza de la princesa Celia

lunes, 17 de noviembre de 2014

Hoy es el día internacional del bebé prematuro, y por ello, en Llámamemamá hemos querido rendir un humilde homenaje a todos esos pequeños valientes que luchan cada día por salir adelante.

Llevo un par de días leyendo artículos sobre bebés que nacen antes de su fecha prevista de parto (se consideran prematuros a todos aquellos niños que nacen antes de la semana 37), pero creo que ni yo, ni ningún artículo científico puede transmitir como lo hace una mamá que lo ha vivido de cerca. Tengo la suerte de conocer a Patricia, madre de Celia. 

Aún recuerdo cuando me confesó estar embarazada de apenas cinco semanas. Desde entonces, nuestra relación se estrechó cada vez más y comenzamos a compartir todos esos sentimientos encontrados durante el embarazo. Cuando me enteré que Celia había decidido no esperar y conocer a sus papás antes de tiempo, sentí un cúmulo de sensaciones. Por un lado alegría, porque estaban bien, por otro, miedo y preocupación porque me imaginaba lo duro que podía llegar a ser para unos padres vivir este momento. Por eso, me ha parecido importante y sobre todo que nadie mejor que ella puede explicaros cómo con ánimo y fuerza, todo se consigue.

Patricia: Celia vino al mundo por sorpresa el pasado 18 de julio, seis semanas antes de lo que se esperaban. Pesó 2.200 kg y midió 46 centímetros. Perdió 200 gramos quedándose en 2 kg. Fue un golpe muy duro puesto que nos pilló totalmente desprevenidos y no estábamos preparados mentalmente para tener que irnos a casa y dejar a nuestra pequeñita allí ingresada. Además, no sabíamos qué cuidados especiales debíamos de tener con ella, ni las dificultades a las que se iba a enfrentar. 
Yo fui al hospital pensando que me iba a ir para casa y me encontré rompiendo aguas y dando a luz en menos de 6 horas...
Es muy triste  y frustrante tener que coger a tu hija llena de cables sin poder separarte de la incubadora y ver cómo cada día tiene un pinchazo nuevo, o una herida por una vía introducida en un bracito tan pequeño...Afortunadamente Celia es uno de los 15 millones de niños prematuros nacidos al año en el mundo que ha conseguido salir adelante y llenar nuestra vida de felicidad. 

Llámamemamá: ¿Qué sabías acerca de los bebés prematuros antes de nacer tu pequeña?

Pues la verdad que lo único que yo sabía de los bebés prematuros es lo que siempre se oye, es decir, que son muy chiquitines, que nacen con muy poco peso, que tienen que estar metidos en una incubadora durante un tiempo... Pero nada más. La verdad que no sabía las dificultades a las que se enfrentan estos bebés para conseguir salir adelante y llegar a ser como un bebé que nace sano y  a su debido tiempo.

Llámamemamá: Celia nació casi dos meses antes de la fecha prevista ¿Qué fue lo más duro de saber que tu bebe sería prematuro?

Patricia: Lo más duro de saber que mi bebé sería prematuro fue pensar que  mi hija podría nacer con algún problema de salud grave por no estar lo suficientemente madura,  así como hacerme a la idea en un segundo de que nada más nacer la iban a ingresar y no íbamos a poder estar juntas. Como no me esperaba dar a luz en la semana 34, entré en estado de shock y empecé a llorar desconsoladamente en la consulta de la ginecóloga que me dijo que estaba de parto. Tenía muchísimo miedo por mi bebé.

Por otro lado, algo que nos resultó tremendamente difícil fue que nadie podía entrar a verla excepto los padres. Los abuelos y tíos no pudieron abrazar a Celia hasta que no le dieron el alta.




Llámamemamá: ¿Cómo fueron esas semanas en el hospital? ¿Qué consejos o ayuda recibisteis? ¿Tomó leche materna o biberón?

Patricia: Celia estuvo casi 2 semanas ingresada desde que nació (13 días).

La ayuda que recibimos fue más que nada de las enfermeras que cuidaban de Celia y los demás bebés ingresados en Neonatología. De repente nos vimos inmersos en el mundo del prematuro sin habernos preparado mentalmente para ello. Y gracias a estas profesionales, pudimos aprender a ser padres de un bebé que nació antes de tiempo.

Las indicaciones que nos dieron es que fuéramos allí cada 3 horas para las tomas de Celia, nos enseñaron cómo cogerla, cómo darle el pecho y el biberón, cómo sacarle los gases, cambiarle los pañales, y después de todo esto nos dijeron que era muy importante tumbarla de nuevo y dejarla descansar hasta la siguiente toma.

Lamentablemente la primera leche que tomó Celia fue de fórmula, ya que yo estuve sin verla 7 horas desde que nació y hasta el día siguiente las enfermeras no me indicaron que me sacara leche.

Pero a partir de la mañana siguiente ya le empezaron a dar mi leche.

Celia estuvo 48 horas alimentada por sonda, aún así le suministraban la leche que yo les llevaba entre las 9 de la mañana y las 12 de la noche. Allí alimentan a los bebés cada 3 horas exactas, por lo que siempre faltaban unas 3 tomas en las que yo no estaba (entre las 12 de la noche y las 9 de la mañana normalmente) y le daban leche de fórmula.

Después le dieron biberón, ya que no me dejaban ponerla al pecho todavía porque Celia estaba muy débil aún y no tenía la fuerza suficiente para succionar. 
Para esto era el mismo proceso que cuando la alimentaban por sonda, es decir, yo me sacaba yo la leche, y las tomas que no estaba le daban leche de fórmula.

A partir del cuarto día me dejaron ponerla al pecho, yo tuve la subida de la leche, me sacaba bastante leche, y dejaba prácticamente cubiertas todas las tomas del día de Celia con mi leche. Aunque Celia mamara bien siempre le teníamos que dar un biberón después (había tomas que no mamaba nada porque no tenía demasiada fuerza todavía y se cansaba enseguida y le dábamos sólo biberón) Todo esto eran indicaciones del equipo de pediatras neonatólogos y enfermeras.

Y siempre lo mismo, fuera mediante la sonda los dos primeros días o mediante el biberón, todas las tomas eran de leche materna salvo 2 ó 3 que eran de fórmula.




Llámamemamá: ¿Os han informado acerca del desarrollo de los bebés prematuros? ¿Puede influir de algún modo en el proceso de crecimiento o no tiene por qué?

Patricia: Celia estuvo ingresada 13 días, y todos los días a las doce de la mañana el pediatra neonatólogo nos daba el parte de la niña. Y cada día nos íbamos enterando de una cosa nueva. Por ejemplo, los principales problemas que tuvo Celia fueron que primero no tenía todavía bien desarrollados los pulmones y estuvo poco más de 24 horas con oxígeno. Después tuvo que estar con fototerapia 7 días por el tema de la bilirrubina, ya que se la veía un poco amarillita. Después nos enteramos de que uno de los problemas más graves a los que se enfrentan es a que no tienen la maduración cerebral idónea, y a Celia le hicieron ecografías cerebrales que indicaban que todavía su cerebro no estaba maduro. A los 2 meses de vida Celia ya tenía el cerebro completamente desarrollado y normal, como un niño que nace en la semana 40. El último problema sin importancia es que todavía se le ve un soplo sistólico en el corazón, pero que no le va a afectar para nada en su vida, y que puede que le desaparezca. Tenemos que seguir acudiendo al cardiólogo para confirmar si le desaparece.

Y en definitiva, nos han informado de que los niños prematuros normalmente tardan un año en igualarse a los niños de su edad nacidos en su tiempo. Celia pesa 5 kilos con 4 meses y le cuesta todavía un poquito sujetar la cabecita, pero los pediatras nos dicen que es completamente normal en un niño prematuro.


Llámamemamá: ¿Pertenecéis a alguna asociaciones de padres de niños prematuros? 
Si la respuesta es si, ¿ A cúal? y en ¿Qué os ayudan? 
Si la respuesta es no, ¿Por qué? ¿Conocéis alguna?

Patricia: No pertenecemos a ninguna asociación de padres de niños prematuros. La razón es que sinceramente no se me había pasado por la cabeza qué había este tipo de asociaciones, pero me parece estupendo, y ahora que me lo has dicho igual me informo sobre qué hacen y probablemente me sirva de ayuda para seguir controlando la evolución de mi hija.


Llámamemamá: Me gustaría que dieses algún consejo a todas esas mamis que se encuentran en tu misma situación y en general a todas las que os admiramos por vuestra valentía y fuerza por luchar como lo hacéis con vuestros pequeños.

Patricia: Pues yo les recomiendo que tengan mucha paciencia y que sean muy fuertes. Es muy duro irte a casa sin tu bebé cuando te dan el alta en el hospital. Y una paliza física y psíquica tirarte más de 12 horas en el hospital, y tener que estar entrando y saliendo porque sólo puedes estar dentro con tu bebé durante las tomas, y pasarte las horas muertas en el hospital con la preocupación y el cansancio que conlleva. Pero finalmente todo llega, y un buen día te encuentras llegando a casa con tu bebé y siendo la más feliz del mundo siendo madre.
Y también que no se preocupen, que es cierto que gracias  a los grandes avances que tenemos hoy en día en Medicina, los niños prematuros están muy bien cuidados, y personalmente, en todos los casos que yo conozco los niños han salido adelante y están sanos y felices.



---

Efectivamente, existen diversas asociaciones que pueden dar apoyo e información a familiares y amigos que hayan pasado por esta situación. Una de ellas, seleccionada por mi es APREM http://www.aprem-e.org. 
Su labor no es otra que contribuir a dar ánimo, fuerza, y ayuda a quiénes les contactan. Eventos donde poder conocer a otros padres de bebés prematuros, publicación de artículos, resolución de dudas. ¡Os invito a visitar su web!

Para finalizar, quiero dar las gracias, gracias inmensas a Patricia, y en especial a su pequeña gran Celia. Me parecen un ejemplo a seguir, un tesón enome y un amor verdadero. Si la maternidad es dura de por si, vivir un parto agridulce y tenerte que separar de tu pequeña, debe ser algo tremendo. Por eso, mi más sincera admiración a todos los padres que como Patricia y Mon, han tenido que apretar fuerte sus manos y vivir con ganas, felicidad y positividad la llegada de su gran luchador/a para no rendirse nunca.

La maternidad desde otro punto de vista

jueves, 13 de noviembre de 2014

Me parece tremendamente importante dar voz a muchas mujeres que sin ser madres, ven la maternidad desde otro punto de vista. Un punto de vista fresco, distinto, pero al mismo tiempo en una  dirección común, la de educar y criar a sus futuros hijos.

Escuchar otras opiniones hace que las personas nos enriquezcamos, que afrontemos errores y valoremos virtudes, que muchas veces pasan desapercibidos en el día a día.

Por este motivo, tres lectoras de Llámamemamá han decidido compartir sus pensamientos, sus inquietudes y sus opiniones acerca de la maternidad del Siglo XXI. Durante los próximos jueves las conoceréis y comprenderéis la manera que ellas tienen de observar y opinar acerca de lo que significa ser mamá.

Marian Hernández es natural de Salamanca. A sus 29 años trabaja en un departamento financiero y tiene pareja estable desde hace algunos años. Conviven y tienen un montón de ilusiones y proyectos que dar luz en un corto/medio plazo. ¿Cómo creéis que ve la maternidad?
     
Marian: Creo que ser mamá hoy en día es todo un reto y una aventura, y que no es nada fácil poder compaginar la labor de ser mamá con el trabajo. Por eso para mi todas las mamás que conozco son unas autenticas súper-heroínas, que después de una jornada de trabajo sacan fuerzas para poder estar un ratito con sus pequeños y todo con una gran sonrisa.

Llámamemamá:¿A qué edad te gustaría o te hubiese gustado tener vuestro primer hijo? ¿Crees qué se cumplirá? Si la respuesta es no, ¿Cuál es tu principal inconveniente (trabajo, estabilidad...)?

Marian: Ahora mismo con 29 añitos, aún pretendo esperar un par de años mas, supongo que sobre los 31 o 32..... también que digo que me gustaria ser una mamá joven :p para poder seguir montandome en los toboganes con mi futuro/a pequeño/a. Y como la vida da muchas vueltas tu puedes hacer una estimación de lo que quieres y luego puede salir otra cosa totalmente distinta, asi que simplemente que cuando me toque que venga bien :) (un topico de los grandes). Por ahora prefiero disfrutar de los pequeños de mis amigas.

Llámamemamá:¿Qué virtudes destacarías de las madres del siglo XXI?¿Qué defectos?
   
Marian: Como te he dicho antes el compaginar el trabajo con el ser mamá a mi juicio creo que es la virtud mas importante. Porque después de 8 horas de trabajo todavia sacais fuerzas para hacer cosas con vuestros pequeños. Y los fines de semana (que yo me paso marmoteando) los dedicais a llevarlos a la piscina, a los cuentacuentos y demás actividades todo para hacer felices a vuestros pequeños. Supongo que cuando eres mamá desarrollas una capacidad de poder con todo. No creo que las mamás del siglo XXI tengas defectos intentan desarrollar la labor de ser madre de la mejor manera posible cada una en base a sus circunstancias.

Llámamemamá:¿Recuerdas algún consejo de tu madre que creas seguirás en un futuro? ¿Qué no llevarás a acabo con tus hijos y que tu madre si hizo contigo?

Marian:   Puf... pues ahora mismo la verdad que no se me ocurre nada, espero poder criar a mi futuro pequeño/a tan fenomenal como ellos hicieron conmigo.
 Atiborrarle de pastillas de vitamina, jajajajaja, yo siempre he sido muy degadita de pequeña y mi madre me compraba cualquier cosa que veia en la farmacia jajajajaja. Espero no ser asi, pero ya sabes lo que se dice.... de tal palo tal astilla :P

Llámamemamá: Eres fiel seguidora de Llámamemamá, ¿Por qué te gusta el blog? ¿Consideras útil que existan este tipo de comunidades para mamás y sobre todo para futuras mamis como tú?

Marian: Creo que es muy últil para las futuras mamis, al menos para mi lo está siendo, nos resolveis dudas que se nos plantean y que a lo mejor por no saber donde preguntar pues nos quedaríamos con la duda (me encanto el post del sexo durante el embarazo). Creo que es súper util que las mamás nos trasmitan sus consejos, aunque luego ya sabemos que todos los niños no son iguales, pero al menos tienes una guía de como empezar a actuar.

Llámamemamá: Aunque suene extraño, manda algún mensaje para todas las mamis y no mamis de Llámamemamá, que pueden sentirse identificadas contigo.

Marian: Sois unas super-heroínas  y espero que cuando me llegue a mi la hora de ser mamá estar a vuesta altura.

Quiero dar las gracias a Marian Hernández por haber participado y dedicado su tiempo a nosotros, pero sobre todo por darnos ánimos a las mamás, que se agradece mucho que de vez en cuando sintamos ese soplo que nos empuja a seguir adelante con todo.






Unos Reyes para todos

lunes, 10 de noviembre de 2014

Aunque aún no hemos llegado a mediados de noviembre,¿Quién no ha recibido ya el famoso catálogo de turno de juguetes en su buzón?

El ¡Me lo pido! ¡Me lo pido! Comienza a oírse de manera incesante en toda casa con niños. La verdad es que la crisis ha hecho estragos en muchos hogares y lo que debería ser un momento de entusiasmo e ilusión se ha acabado convirtiendo en la temida cuesta de enero.

A veces, es complicado explicarle a los más pequeños que los Reyes Magos tienen un límite, y que hay saber compartir con otros niños menos afortunados. Pero no siempre es fácil, y las páginas de dichos catálogos se llenan de cruces. Cruces y mas cruces que como cada año quedarán luego en el armario de los juguetes viejos, jugarán un par de días y después se olvidarán.

Por este motivo considero que, como adultos, tenemos la obligación de inculcar a nuestros hijos el valor de compartir y colaborar con los demás.

Asociaciones como Cáritas o Cruz Roja u ONG's como UNICEF o Intervida dedican gran parte de su obra al beneficio de los niños. Durante los 365 días del año abren sus puertas para recibir juguetes usados y no usados, así como ropa o alimentos de primera necesidad para bebés, como cereales o potitos de verduras. Marcas como Nestlé o Hero Baby forman parte del proyecto.

Empresas como Alcampo, que lleva más de una década dando a conocer su campaña Ningún niño sin juguete, han llegado a conseguir casi 72.000 juguetes, que fueron a parar a niños pertenecientes a familias sin recursos económicos.
Fnac es otra empresa que efectua recogidas de juguetes, a cambio regala cupones descuento. En este caso, la manera de donar juguetes es llevarlos dentro de una caja de zapatos decorada y poniendo la edad recomendada a un centro Fnac. Todos los juguetes donados son entregados a asociaciones infantiles.
Otra opción para participar en la ayuda a los más pequeños es colaborar con la campaña de Radio Nacional de España  y la Fundación Crecer Jugando basada en el niño, especialmente aquellos de los países más desfavorecidos, a quien nadie ofrece la posibilidad de jugar con juguetes nuevos por falta de recursos. Por este motivo, han decidido poner a la venta sus bolígrafos solidarios con el lema: Un bolígrafo=Un juguete. Su precio es de 5 euros y existen 8 colores distintos. Podéis informaros en la página web www.unjugueteunailusion.com

¿Cuáles son los requisitos fundamentales para poder donar mis juguetes?

Lo primero y más importante es que se encuentren en buen estado. Tenemos que tener en cuenta que los niños serán quienes los usen y hay que revisar que no haya elementos peligrosos en el producto.

Que no sean juguetes bélicos. Nada de pistolas, espadas o cualquier tipo de arma que incite a la violencia.

Han de ser lo más educativos posibles. Se admiten cuentos y libros, por supuesto.

Si no son juguetes eléctricos mejor que mejor, ya que estos se desgastan y estropean con mayor facilidad.

En muchos colegios, iglesias y ayuntamientos durante estos meses se hacen jornadas especiales de recogida de juguetes, por lo que también podéis consultar si en vuestra localidad existe esta opción.

Creo que es básico enseñar a nuestros pequeños a regalar, a compartir aquello que tenemos guardado porque ya no nos gusta o no usamos a otras personas que si que les sacarán partido. Ayudar a los demás y devolver la ilusión a los niños debe ser un valor que aprendan desde sus primeros años de vida, y sólo así crecerán conociendo el respeto hacia el prójimo.










Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground