Y vuestros bebés, ¿Cumplen las normas?

jueves, 29 de mayo de 2014

Algo que dicen se antoja fundamental en la vida de un bebé son los hábitos.

Cuando aún no eres madre, no te paras a pensarlo. Yo, en mi caso, pocas cosas las tomaba como habituales. Es decir, te surgía de repente comer fuera...¡Allá que iba!, unas cañas después del trabajo ¡Adelante! Me levanto un sábado a las once/doce de la mañana (esto no era demasiado habitual) ¡Genial! No dependías del tiempo y nadie dependía de ti.

Pero cuando eres madre, la cosa cambia, y te lo advierten. Los médicos aconsejan seguir una rutina con el pequeñ@. El primer mes, todo es un caos. Duerme más de día que de noche, come a deshora, en fin, os estáis acostumbrando uno al otro y además el bebé está conociendo todo su entorno, descubriendo lo que le rodea y a lo que debe habituarse.

Poco a poco, entramos en un proceso de normalización. Mi entrada en 'dicho lugar' comenzó cuando mi hijo tenía los dos meses. Fue entonces cuando verdaderamente comencé a ser madre, a conocerle, y creo que él también a mi. Creo que en ese preciso instante comenzó nuestro 'ritual diario'.

Yo suelo bañarle por la tarde, sobre las siete y media mas o menos. Lo ideal es encontrar ese hueco que nos permita estar en el momento 'baño' sin distracciones, dedicadas completamente a ellos. El baño no siempre calma y tranquiliza, cada bebé es un mundo. Pero lo cierto es que es ese tiempo en el que disfrutan y disfrutamos plenamente de su compañía. Es la hora de mimarles. Después de pasar un ratito al 'agua patos' podemos ofrecerles un relajante masaje con crema o aceite, haciendo hincapié en pies, deditos, manos, brazos, para favorecer la circulación sanguínea.
Aviso de antemano, que ésto no es algo que a todos guste, pero seguro que pasar esos minutos juntos compensa cualquier otro rato del día.

Con la alimentación es más difícil seguir unas pautas establecidas. Depende de si es un niño de biberón (es más sencillo marcarle sus horas ya que siempre toma las mismas cantidades) a si es de pecho. Los niños de lactancia materna comen a demanda y no siempre lo mismo. Aún así, he de decir que por el día mi pequeño ha seguido más o menos una linea (hora arriba, hora abajo). Por las noches, ¡Ay las noches! Las noches para los lactantes de pecho...es harina de otro costal.

Lo cierto es que no siempre estos hábitos pueden cumplirse. Pueden surgir imprevistos que hagan que modifiques un poco esos horarios. Yo soy de las que piensa que es importante seguir unas normas, pero sin que se convierta en algo estrictamente inamovible. Es decir, yo baño a mi bebé por la tarde, pero si algún día me ha surgido algo y lo he tenido que bañar a las nueve en lugar de a las siete, no pasa nada. Creo firmemente en la importancia que tiene el saber adaptarse. El que sólo nosotros giremos en torno a ellos, a mi no me vale. Pienso que igual de fundamental es enseñarles a que ellos también tienen que contar con nosotros. Supongo que es un 'ten con ten' paterno-filial.

Hace poco, y en distintas conversaciones con diferentes madres salía el tema del sueño. La importancia de que aprendan a dormirse solos, de los beneficios y también de los inconvenientes del colecho, en fin, todos estos temas que hace años nuestras madres jamás se cuestionaron, pero que parece que últimamente está muy de moda.

Seguro que muchos de vosotros habréis oído hablar del método Estivill. Para los que aún os preguntáis ¿Qué es esto? Os cuento. Eduard Estivill es un doctor,especialista en fisiología pediátrica, que presume de 'enseñar' a los niños de todo el mundo a dormirse solos. Comenzaré diciendo que este proceso no está recomendado para menores de seis meses, aunque realmente él mismo lo aconseja desde el minuto uno. El primer consejo que da, es que el bebé nunca ha de dormirse en la toma (como bien sabéis esto no es trabajo sencillo) y a mi parecer resulta un poco anti natura, porque debéis despertar al pequeño si esto ocurriese...(¡Angelico!). Pues bien, el quid de la cuestión se traduce en dejar al bebé en su cuna, besarle, y sin más, salir de la habitación. Como ya os imagináis, el niño al ver que su madre se aleja, empezará a protestar, y comenzará el llanto. El proceso continua cuando la madre regresa, primero cada dos minutos, luego cada cinco, cada diez, y así sucesivamente, hasta que el pequeño se da cuenta de que, aunque su mamá no está en la misma habitación,  no tiene el sentimiento de abandono.
Contado así no parece tan grave, pero imaginaos este proceso durante una hora, incluso media, con un bebé llorando desconsoladamente, y con el que no puedes tener contacto físico, únicamente debe escuchar tu voz.

Yo la verdad es que no lo he usado. Primero, porque pienso que aunque no debemos caer en el error de acudir inmediatamente a nuestro bebé cada vez que gruña o llore, si tenemos que, a ciertas edades proporcionarles ese sentimiento de protección. Parece una tontería, pero hace apenas seis meses mi bebé estaba dentro de mi, sin miedo, calentito, cuidado...
Y segundo, porque pienso que dejar llorar a un niño hasta que se canse puede poner de los nervios no sólo al niño, si no también a los padres y eso, os aseguro puede resultar desesperante.
Pero, conozco quienes lo han practicado y dicen estar muy contentos, haberlo conseguido. Sus pequeños han sido capaces de aprender a dormir solos, y ahora ellos pueden también descansar plenamente.
Creo que es una elección muy personal, y tanto si decidís hacerlo como si no, es de respetar. Si lo hacéis, debéis de tener en cuenta que la constancia es fundamental, sin ella os resultará muy difícil lograrlo.

Por otro lado, el colecho. Colecho si, colecho no. Mi consejo, haced lo que vosotros consideréis. A mi, personalmente no me gusta, pero porque me paso la noche entera pendiente del pequeño. Y a mi bebé tampoco, duerme más cómodo en su cuna, así que, nosotros lo tenemos fácil. Pero si estáis dispuestos a realizarlo, debéis de saber lo positivo que resulta sobre todo los primeros meses de vida, cuando más necesitan nuestro contacto. Como inconveniente, a muchos padres les cuesta años sacar a sus hijos de su cama, por lo que su intimidad también se ve cohibida (por eso, pensadlo bien, porque los bebés son extremadamente inteligentes).

El seguir unas rutinas, unos hábitos es muy beneficioso a la hora de que el niño reconozca los horarios, sepa cuando debe comer, dormir y cuando no. Pero la realidad es que, como antes he dicho, esas normas, pueden ser susceptibles de cambios, pero aún así nuestra vida sigue marcada por horas. Horas, que desgraciadamente a los papás nos faltan en el día.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia con el sueño?¿Qué rutinas seguís? ¿Algún valiente que nos hable del método Estivill en primera persona?

Foto: Babymoon.es

8 comentarios:

  1. Uff esto es un mundo pero creo que yo no utilizare ni el colecho ni el metodo Estivil.
    Creo que optare por el de toda la vida a dormir a su cuna y si llora lo calmare pero como dices no llendo en cuanto gruña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El colecho está muy bien para cuando estás agotada jeje. Yo alguna noche que no podía mas le he dado el pecho tumbada (anoche sin ir mas lejos). Pero creo que cuanto menos se acostumbren a dormir con los papas, mucho mejor. Un beso guapa!!

      Eliminar
  2. Bueno mi caso es diferente, pues he ayudado a las madres que ivan a la guarde a seguir este método, porque ahí casos que el niño aún con tres años sigue en el dormitorio y eso tampoco es, cuánto antes duerma en su cuna y cuarto mejor, porque después se aprovechan de los padres porque saben mucho.
    Los niños no van a llorar horas de primera hora eso lo hacen sólo aquellos que duermen en brazos o llevan tiempo con papá y mamá.
    Si lo hacéis desde los 4 meses no pasareis por eso no vosotros no ellos,
    Sobretodo paciencia la primera semana a las valientes.

    Laurafamilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! Como siempre, mil gracias por contarnos tu experiencia que nos sirve un montón. La verdad es que ha ayudado a mucha gente por lo que entiendo tan malo no será. Un sabio consejo que das, paciencia, esa es la base de la maternidad.

      un beso y gracias!!

      Eliminar
  3. me ha gustado mucho tu post. tengo 2 hijos (el 3º en camino) y por mi forma de ser siempre he actuado como me ha guiado mi instinto de madre, no afectándome las críticas de otras personas, ni pensando si mi forma de actuar es la correcta ni nada por el estilo. han tomado pecho de form,a esclusiva 4 meses y luego fórmula, han dormido en su cuna, han usado chupete desde el minuto 1... pero para mi esto no es lo importante. lo importante es ver que son felices, q su padre y yo les hemos dedicado todo el tiempo (y se lo dedicamos) q tenemos, q reimos, jugamos, lloramos, nos enfadamos juntos... lo importante es eso, si tu crias a tus hijos de acuerdo a lo q tu piensas q es mejor tanto para ellos como para la familia los niños lo notan y están felices.
    Ahora tengo un par de amigas q están embarazadas y tienen mil dudas sobre el cuidado del bebé, a cada sitio q van la gente les da "sus" consejos: LM a demanda (yo di pecho pero se lo daba cada 3 horas), colecho o no, chupete sí o no... y lo q me sorprende es q siempre cuentan q quien les da su opinión es muy posicionada en un lado u otro, como si lo suyo fuera una verdad absoluta, y creo q eso es lo q hace dudar a muchas madres. Yo animo a todas a q sigan su instinto, a q no se dejen influenciar y sobre todo, a q disfruten. cada hijo es único y cada casuística al final te lleva a seguir unas pautas u otras.
    Ah! y enhorabuena por el blog, muy entretenido y muy respetuoso, te lo agradezco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa! Gracias por tus palabras porque la intención de este blog es dar cabida a todas las mamás y a los papás sin ningún tipo de objeción. Bastante complicado es criar a un hijo como para encima ir dando lecciones. Te agradezco muchisimo tu experiencia como super mamá porque eso demuestra que con amor todo se puede. Creo que poco a poco todo fluye en la maternidad y como antes he dicho...con buenas dosis de paciencia!! Te espero cada lunes y jueves! Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Pues me ha gustado mucho leer esta entrada porque das cavida a todo tipo de pensamiento aunque quizas no puedas estar de acuerdo en alguno.
    Yo en mi blog hablo sobre el sueño infanitl precisamente porque es un tema que me encanta. Intento ayudar a las mamas que me lo piden respetando sus decisiones. Si desean colechar las animo a ello y les explico sus beneficios y sus inconvenientes y si no desean compartir cama pues les ayudo a llevarlo a cabo sin que nadie tenga que sufrir. El llanto no forma parte de los metodos que defiendo pero sí creo en que se puede enseñar a dormir de forma saludable a un bebe y cuanto antes ñes empezamos a enseñar mejor.
    Te animo a pasar por mi blog. Te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Lo primero, bienvenida a Llámamemamá! La verdad es que en la variedad está el gusto y cada padre y cada niño es un mundo. Por eso, me gusta respetar todas las opiniones y experiencias ya que seguro podemos enriquecernos entre todos. Me parece muy interesante lo que cuentas en tu blog y sobre todo el hecho de que ayudes a los demás en el difícil camino de la educación nocturna jeje. Muchas gracias por tus consejos!! Desde ya, yo tambien te sigo!!
      Un abrazo!

      Eliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground