Aprendiendo a ser mamá

jueves, 26 de junio de 2014

A veces en la vida, cuando tienes tiempo (yo eso del tiempo hace mucho que no se lo que es) te pones a hacer repaso de los últimos acontecimientos vividos.

Hace poco, veía emocionada/llorosa/apenada unas fotografías del nacimiento de mi pequeño gran gordo. ¿Por qué desde que él llegó el reloj parece haber cogido carrerilla? Los días se han convertido en segundos, y como bien os digo, apenas tengo tiempo ni de mirarme al espejo.

Haciendo ese, más que recomendable, repaso me he dado cuenta de tantas cosas... Seguro que os reconocéis en muchas de ellas, porque misteriosamente, cuando eres madre, a todas nos suceden situaciones demasiado parecidas.

¿Tus relaciones sociales cambian?

Digamos que en parte si. Comenzaré siendo sincera, antes de empezar a despotricar . He de confesar que en mi caso el cambio ha sido a mejor. Muchas de las que me leéis lo sabéis. Quedarme embarazada me acercó a muchísimas personas que, por unas circunstancias u otras, la vida nos había alejado. Y me he sorprendido gratamente, ¡Sí Señor!
Como decía un gran comentarista deportivo...¡Por qué la vida puede ser maravillosa! Y ya lo creo que si.
Soy afortunada de sentirme querida, arropada, de haberme reencontrado conmigo misma  y de poder compartir mi vida con tantas personas geniales que hoy por hoy las considero parte de mi día a día (aunque no hablemos a diario, se que están).

Y ahora...¡A despotricar! No, en serio, creo que he aprendido a abrir el paraguas y dejar que todo resbale, pero...Aviso, ser padre incluye tener-un-virus-no-reconocido-que-aleja-a-personas.

Lo veía de lejos y pensaba...'no, imposible, no creo que nadie se aleje de nadie por el mero hecho de ser padres' ¡Error! No es que se alejen, es que a veces desaparecen directamente. Obviamente, aquellos que se esfuman es porque hacía tiempo que deberían haber sido 'reseteados' de tu vida, pero joroba.

En mi caso no han sido muchos, pero los suficientes como para saber que una vez que tienes hijos, no es que dejes de encajar (reconozco que a mi desde que soy madre me apetece más una buena 'party' que a un tonto un lápiz), pero...ellos solos te desencajan, sin más.

Seguro que ahora os está viniendo a la mente más de un 'amig@' huidizo, de esos que se van sin hacer ruido y a la que te das la vuelta ¡A correr!. Ellos se lo pierden, sin ninguna duda.

Siempre digo que los amigos tienen que estar en los malos momentos, pero aún más en los buenos, alegrarse de nuestra felicidad y si no lo hacen...Ya sabéis 'reseteo' inmediato.

¿Os sentís más enérgic@s?

Os resultará extraño, pero esto de no dormir hace que me sienta con ganas imperiosas de no parar de hacer cosas. No tengo ni un minuto libre y aún así me exijo más que nunca. Necesito sentir que puedo con todo, aunque la realidad sea que muchas veces eso resulta misión imposible.
Os contaré una anécdota. Este fin de semana, la feliz familia se disponía a comer cocido, cuando el pequeño regordete cayó de espaldas (estando sentado) y dio contra el suelo (en ese momento pasó por mi mente todo lo aprendido sobre primeros auxilios). Con el susto me atraganté con los fideos y de los nervios se cayó (o más bien tiré) el plato de sopa al suelo y como consecuencia y en cadena...manchó el sofá.
¡OMG! ¿Qué más podía pasar? He descubierto la gran paciencia que tengo. Intento hacer todo lo mejor posible, pero hay cosas que lamentable, pero lógicamente, se nos escapan de las manos. Como los fideos del plato.

¿Han cambiado tus prioridades?

Yo creo que en mi caso, más que cambiar, se han ordenado. De lo que sí me he dado cuenta es de que cada día me levanto un poquito más feliz. En serio, es que no encuentro un sólo motivo para no estarlo. Cada vez que abro un ojo y veo a ese ratón con cara de que va a romper muchas vajillas, siento un enorme agradecimiento a la vida. Y os diré (aunque suene fuerte) que esto me ha ido sucediendo con el paso del tiempo.
Ya os dije en el post 'Mi mamá también llora' que ser madre o padre no es sencillo y que empezar a querer a una persona desconocida, lleva su tiempo. La gente te dice...'Desde el día que le ví le amaba' Bueno...poco a poco y día a día, cuando empiezas a sentirte estable es cuando le amas por encima de todo y entonces te preguntas, ¿Cómo he sobrevivido veintiocho años sin ver su cara cada día?

¿Os han surgido nuevos miedos?

A mí sí. Antes de ser madre, como que no tenía miedo al fracaso. No me asustaba en absoluto, pero ahora pienso que debo hacer todo bien. Debo intentar no mostrarme débil, ni derrotada. Supongo que esa dureza que las madres tienen se adquiere con el tiempo y la experiencia, pero a veces quiero demostrar que yo ya me siento imbatible.
También tengo miedo de no estar a la altura. Creo que mi madre me ha dejado el listón demasiado alto, infranqueable, casi casi inalcanzable y por eso tengo el temor de no ser suficiente.

¿Habéis cambiado vuestro tono de voz por ese 'tonito' insoportable?

Lo pienso y hasta me río. Pero que bonitoooo que es mi niñoooo mareeeee, ma-má ma-ma,ma-ma....Y ya no os cuento nada cuando encima te grabas en el móvil con ese rin tin tín cotidiano que sólo tu bebé entiende, comprende y estoy segura de que en el fondo se parte de risa en su interior.

¿Las caquitas de tu peque son un 'must' de las reuniones de amigos?

Unas semanas antes de dar a luz, recuerdo estar cenando unas hamburguesas en un conocido restaurante de comida rápida. La situación era la siguiente: Unos papás primerizos con su recién nacida en brazos. Nosotros, con media hamburguesa en la boca y aquí llega el tema de conversación: "Cariño, por fin ha hecho una caquita marrón, así como liquidilla" Nosotros, tímidamente sacamos nuestra hamburguesa (ya poco apetecible) de la boca y nos miramos. Pero entonces, llegaron unos amigos de la pareja, y como si de una super noticia se tratase, volvieron a comunicarle los detalles del nuevo logro de la pequeña. Todos aplaudieron.

Nos volvimos a mirar. 'Nosotros nunca seremos de esos'- Nos juramos.

¡Ay Dios! ¡Lo que cambia la gente! Fue nacer el pequeñajo y hacer un master avanzado de deposiciones infantiles (texturas, colores, tamaños...) Ya no nos extrañaba nada y como era previsible... Nosotros ahora somos como aquellos papás novatos.


Y, es que siendo padres cada día descubrimos algo nuevo, no sólo de nuestros pequeños si no también de nosotros mismos, como personas. Estoy convencida de que dentro de unos meses volveré a hacer ese repaso necesario y seguro habrá millones de cosas que habrán cambiado en mi vida, cosas que sin duda forman parte de mi aprendizaje como mamá imperfecta ;)

Foto: Google.es

7 comentarios:

  1. Muy bueno el post Irene, como siempre.
    Un besazo enormw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias guapisima!!! Un beso grande!!!

      Eliminar
  2. Que bueno como siempre brillante pero si nunca digas de esta agua no beberé. Eres una super mama y vas a estar a la altura de tu madre seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria!!!! Mas que una super mamá soy una superviviente de la maternidad jejeje. Se hace lo que se puede. Un enorme beso!!

      Eliminar
  3. Hola guapi soy rakel, mira solo te voy a decir una cosa yo ya era mami cuando te conoci tu todavía no y ya nos llevábamos muy bien luego tubimos la gran suerte de compartir una experiencia inolvidable tu por primera vez y yo por segunda y a dia de hoy te puedo decir que no creo que hayas cambiado en absoluto si por el mero hecho de ser feliz algien se aleja de ti esque no merece la pena eres una super mami sige a si y no cambies yo no lo haria las buenas personas siempre van a estar hay besos cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grande eres mi niña!!! Yo tambien pienso como tu!! Quien te quiere siempre estará a tu lado. Que bonito compartir contigo esta experiencia y aprender mucho de ti. Gracias por todo guapa!!!!un enorme beso para los 4!!!

      Eliminar
  4. Tu si q vales y cada dia te superas mas en todo las personas q huyen no mereceria tenerlas a tu lado la envidia la felicidad de otras personas no les gusta pero no merecen la pena t sigue siendo como eres q vales mucho en todo lo q te propones y tienes un don de superacion besitos guapa

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground