María y la fuerza de la positividad

lunes, 30 de junio de 2014

Conocer a María podría decirse que fue uno de mis primeros pasos hasta llegar a la maternidad. Nos conocimos (aunque nunca físicamente) en enero de 2013.
Algo mágico nos unió. Compartíamos el deseo de ser mamás y estábamos dispuestas a ir de la mano.

Al mes de conocernos yo me enteré que estaba embarazada. Me sentí feliz, pletórica, aunque incrédula aún. Lo compartí con mi 'compañera de viaje' y desde entonces cada mes deseaba que ella también me diese la esperada noticia.

Pasó marzo, abril, llegamos a mayo, junio, y apenas me atrevía a preguntarle. Sabía que algo pasaba pero jamás perdí la esperanza de que ese instante en el que ella lograse su positivo llegase.

Cada vez, y por desgracia, es más común la dificultad en las parejas para concebir. La tasa de infertilidad en España se encuentra entre el 15 y el 17% de la población. Nuestra calidad de vida, ritmo de trabajo, estrés y malos hábitos suponen un handicap a la hora de poner en marcha el proceso de concepción. Otro de los motivos es la edad de la mujer. Nuestra situación económica y laboral hace que la maternidad se postponga cada vez más y la fecundidad, por lo tanto, disminuya.

Sin embargo, en otros casos, como el de María, el factor natural y genético pueden suponer un obstáculo en el momento de querer conseguir ser padres.

Cuando le propuse a María que nos contase su historia, estaba entusiasmada, ¡Y yo también! He de decir que pese a todo lo que ha vivido, luchado y sentido sigue siendo la positividad personificada. Mi reto, y por supuesto el de María, es dar ánimos, fuerza, ilusión a todas esas parejas que se encuentran en proceso de búsqueda.

-----

Llevaba unos seis años tomando anticonceptivos y en enero de 2013 decidimos que ya era hora de convertirnos en padres. Lo lógico es que en  una pareja de nuestra edad (treinta años) se tarde una media de unos seis meses pero, en realidad, eso es pura estadística. 

Llevábamos seis meses de búsqueda y ese ansiado positivo no llegaba. Algo me decía que no iba bien. Mis reglas eran de lo mas irregulares, aunque yo siempre había sido así, sin tomar anticonceptivos mi media era desde 28 días de ciclo hasta unos 40 . 

A día 43 del ciclo yo seguía sin regla y sin positivo, así que decidí ir a mi ginecólogo para ver que pasaba, ya que tenía antecedentes familiares que habían tenido muchos problemas a la hora de ser papás.

Sabia que yo podía ser uno de ellos, aunque siempre es difícil hacerte a la idea. En el día 47 del ciclo me hicieron una eco y se dieron cuenta de que aún no había ovulado. Ese ciclo se alargo hasta los desesperantes 63 días. La ginecóloga me mandó hacer analíticas para ver las hormonas y un  espermiograma para mi marido .
En el espermiograma era perfecto y estaba por encima de la media, lo cual eso era muy bueno, pero mi progesterona estaba más  que por los suelos y eso desencadena a que el óvulo no se forme, se enquiste en el ovario y como consecuencia sea imposible quedarse embarazada. 

En ese momento todo mi mundo cayó y pensé ¿Por qué a mi?  No lo entendía. Es muy duro que te digan que así no te vas a quedar embarazada. Mi ginecóloga me dijo que el siguiente paso era una histerosalpingografia (se utiliza para saber si las trompas son permeables si no lo son el espermatozoide no puede pasar).

Llegados a este punto, después de ese jarro de agua fría, decidimos coger el toro por los cuernos y afrontar la situación de la mejor manera. Mi médico de cabecera nos derivó a infertilidad y nos dijo que podía ser puntual, que no nos preocupáramos, así que nos  volvieron a hacer otra vez todas las pruebas mas la histerosalpingografia y si , llego el momento de recoger los resultados . 

La cosa empeoraba por momentos. Seguía con la progesterona por los suelos, con lo cual no ovulaba, mi trompa izquierda estaba totalmente obstruida y era como si sólo tuviera un ovario.
Pensaréis que con una trompa es suficiente y  tenéis razón, hasta que me hicieron una eco y vieron que el ovario derecho, que era el que la trompa funcionaba perfectamente, ¡Tenia 16 quistes!

Todo se complicaba por momentos. La suerte que tuvimos es que mi marido estaba perfectamente y eso ayudaba un poco . 
Cuando la ginecóloga tuvo todos los resultados me dijo que mi única opción era INVITRO (se estimula los ovarios con inyecciones para intentar madurar el mayor número de óvulos. Cuando están maduros se extraen y en una capsula se agrega el esperma y se utilizan los mejores embriones, implantándote hasta un máximo de tres.

Como somos relativamente jóvenes decidieron hacernos una IA ( Inseminacion Artifial) Este proceso es mucho menos agresivo porque te inyectas menos cantidad de hormonas para controlar la ovulación y con una jeringa se introduce el esperma en directamente en el útero.  

Ese fue uno de los peores momentos de mi vida  cuando te dicen que tu unica opción es en manos de médicos y que no hay otra manera de ser padres. Tu mundo se viene encima y  no entiendes el porqué.

Pero aquí sólo se tiene una opción, no caerse nunca y si  te caes te levantas a la de ¡¡¡ya!!! porque la única manera es pelear y luchar hasta el final.
Nosotros teníamos bien claro que juntos todo se puede conseguir y que con positivismo todo se logra así que ¡ánimo y "pa' lante como los de Alicante!

Me dieron el tratamiento a seguir y cuando me viniera la regla, el siguiente mes tenía que comenzar a inyectarme y avisar en la consulta.
Por otro lado en ese mes de espera  había oído hablar de la medicina alternativa y de Nico Ruso, osteópata.

No tenía nada que perder y me decidí a ir. Me hizo un masaje para alinear el cuerpo y que todo mi peso no cargase en el lado izquierdo y que esa presión que se palpaba en el ovario desapareciera ( diréis que parece imposible pero yo antes era la primera incrédula ) Me dio unas vitaminas naturales para ayudarme a ovular.
Puestos a librarme de inyectar medicación en el cuerpo, estaba abierta a cualquier cosa y comenzamos tanto mi marido como yo con el tratamiento natural.

Esperar la menstruación cada mes era un auténtico suplicio. 

Otra vez se había vuelto a retrasar, pero pronto llegaría ya que me dolía muchísimo el pecho. Decidí hacerme un test de ovulación y dio positivo. ¡Vaya por Dios! Me tenía que venir y ahora iba a ovular. Así estuve cuatro días seguidos. 
Mis amigas de un foro me convencieron para hacerme un test de embarazo aunque yo sabía que iba a dar negativo ¡Aún no había empezado el tratamiento! Pero, por ellas lo hice y cuál fue mi sorpresa que allí tenía mi ¡¡¡¡¡¡¡¡POSITIVO!!!!!!!!!!
Yo no sabía si gritar de alegría, de incredulidad, de satisfacción... ¡No nos había hecho falta ningún tratamiento!¡Lo habíamos conseguido!
Yo creo que el positivismo, y Nico que nos ayudo muchísimo nos hicieron relajarnos para lograrlo.

Dentro de apenas dos o tres semanas, nuestro pequeño garbancito estará a nuestro lado. Por eso he decidido contar mi historia.
Para todas esas personas que están es una situación parecida y los médicos no dan esperanzas, decirles que ¡Se puede! ¡Por supuesto que se puede!

Nunca tuve miedo porque con todos mis familiares a la larga o corta lo han conseguido y con casos peores que los míos y si ellos podían, nosotros también.

El apoyo de vuestras parejas es fundamental. Yo he tenido el apoyo incondicional de Alvaro. No pude encontrar ni un marido mejor, ni un padre mejor para nuestro niño. Después mis padres , mis hermanos y familia, en especial a mi hermana Raquel, que se ha convertido en mi máximo apoyo, en alguien incondicional y vital para mi. Cristina, Elena y Laura  , y por supuesto unas chicas que conocí en un foro que después se han convertido en amigas con las cuales tengo contacto telefónico a diario; Irene (Llámamemamá),  Mary, Isa , Pao,Ari, Eva, Ana , Chiqui, Lis , Lorena , Macarena, las dos Saras , Karly y Vita, sin todos ellos habría sido mas complicado llevarlo, con ellas todo se ve fácil.

Por eso os invito a que busquéis personas que pasen por lo mismo. Que lo contéis. Que no os avergoncéis de ello, porque es algo natural y ocultarlo sólo puede hacer que os frustréis aún más.

----

Leer la historia de María me hizo emocionarme. He revivido todo por lo que pasó. La incertidumbre que tenía por saber cada mes si lo habría conseguido, y ahora estoy a punto de conocer a su pequeño. La vida siempre compensa, tarde o temprano, todo llega y María es buena muestra de ello.
Hay miles de opciones y todas ellas válidas y respetables, pero como María bien dice, el positivismo, el apoyo, el tesón sirven de tremenda ayuda a conseguir esa meta.

Gracias María, valiente. Gracias por no tener temor a contar tu historia, por querer ayudar a tantas mujeres que en silencio están pasando por lo mismo que tú pasaste. Gracias por no dejar de sonreír y por preocuparte de todas pese a no haber estado en tu mejor momento. Gracias por ser amiga, siempre, gracias.

¡Animo, ánimo y ánimo! Nunca dejéis de soñar, porque los sueños se acaban cumpliendo y desde Llámamemamá os enviamos todas nuestras fuerzas.



9 comentarios:

  1. Esta historia me ha emocionado muxisimo!! Enhorabuena Maria a ti y tu marido x la fuerza k habeis tenido y x luxar x lo k tanto keriais. Sois un ejemplo a seguir!!!!!Felicidades super Papis!!!! Disfrutad de lo mas maravilloso en la vida, k son l@s pekes!!!! Muxos besotes, Xisca y Daniella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! Todo el mérito es de María por lo valiente que ha sido y que es. Un besote!

      Eliminar
  2. Felicidades irene!!!! Eres increibleeeeeee!!!! Muxos besitos de nuestra parte. Muuuaaaaa artista!!!

    ResponderEliminar
  3. Pequeñaja precioso gracias por ser como eres y dejarme compartir la historia espero que esto anime a mucha gente .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y mil gracias a ti. Porque tu objetivo es ayudar a mujeres que están.pasando por algo similar y querer compartirlo es de ser una valiente. Mil besos!!

      Eliminar
  4. Que bonito maesma!! Ya queda nada para tener a alvaro aqui!! No es mi caso, pero a las personas que les esta costanto, tu historia es de muchisima ayuda, xq demuestras q se puede!! Me acuerdo de ese mes de noviembre en el q nos diste ese gran positivo ( q a la semana fui yo detras jeje ) y ahora mirate ya de 37 y todo el embarazo perfecto!!
    Me encantaria que todas las mujeres del mundo tuvieran tu suerte pero hay a quien les cuesta mas y a quien les cuesta menos.. pero gracias a dios el milagro de la vida llega!! Un besito
    Irene, precioso el post este y todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias guapisima!! Estas en lo cierto, ojalá todo el mundo tenga su positivo, pero mientras tanto todas podemos contar con todas. Un besote!!

      Eliminar
  5. Muy bonito como lo cuentas todas las mugeres tienen derecho a ser mamas aunq habeces cueste merece la pena por un hijo. Sacrificarte. Felicidades a Maria por lo valiente q ha sido Felicidas y q todo. Salga bien un besito Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias!!Todo merece la pena por un hijo y tu lo sabes. Un besote!!

      Eliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground