Mi primera reunión de padres

lunes, 7 de julio de 2014

Ufff... Escribir este post es como reconocer, 'Si, soy vieja, he crecido'.

Nunca me había parado a pensar en este momento, pero como todo en esta vida, llegó. En septiembre el pequeño empezará la guardería (se nos hace mayor) y como consecuencia ya ha llegado la primera reunión de padres.

Y ahí estábamos, mirándonos, incrédulos aún de pensar que ya nos tocaba ejercer desde el otro lado de la barrera.

El primer paso de este proceso fue eligir el centro. Estuvimos viendo guardes públicas y guardes privadas. Comparamos precios, metodología (no es que seamos especialmente exigentes, pero nos gusta la implicación de los profesionales). La verdad es que durante toda esta mini 'investigación' nos hemos llevados distintas sorpresas, para bien, y también para mal.

1. Lo primero que nos sorprendió es que una guardería pública pueda llegar a ser más cara que una privada (aquí insertaría emoticono de asombro). En la Comunidad de Madrid recibes cien euros de ayuda por llevar a tu bebé a una guarde privada, por lo que el resultado es que nos salía diez euros más barata que en la pública.

2. Fuimos a visitar varias guarderías privadas y nos sorprendió la antigüedad de las instalaciones. De hecho, a una de ellas había ido yo y seguían teniendo las mismas perchas, las mismas cunas...No me convenció. Sin embargo, en la pública que vimos todo era nuevo, atractivo, lleno de dibujos, colores, de libros, nos convenció.

3. Idiomas. Aquí reconozco que gana la privada. Para nosotros era básico y fundamental la introducción del inglés es su vida escolar. En la privada, contaban con dos horas semanales con profesores nativos que se encargaban de impartir mediante canciones y juegos, cada clase.
En la guardería pública, cuentan con media hora de inglés diaria, pero sin profesor nativo. Puede parecer una tontería, pero era algo que me hubiese gustado tener.

4. La metodología del aprendizaje mediante el juego me encantó. Soy de las que piensa que el juego constituye la adquisición de memoria, la puesta en marcha del conocimiento de una manera dinámica y divertida. ¡Ya habrá tiempo de ponerse serios! Pero de momento, es ¡Hora de jugar!

5. Atención temprana. Me alegró saber que hoy en día forman parte del crecimiento de nuestros hijos, ya sea privada o pública. La detección a tiempo de cualquier anomalía en el desarrollo de los bebés ayudará a su corrección antes de la edad infantil y a comenzar con el tratamiento correspondiente. A veces, los padres nos ponemos una venda, a sabiendas o no, que nos impide ver que algo está pasando en el mundo de nuestros hijos. Especialistas, ya sean logopedas, psicólogos y fisioterapeutas velan por ayudarnos a ver esas pequeñas cositas que desde casa parecen insignificantes.
Y no es necesario irnos a problemas psíquicos o físicos, si no simplemente al hecho de que nuestro pequeño no se relacione adecuadamente, o tenga conductas distintas a las de su propia edad.

6. Otro punto negativo de la pública es que creo que realmente el Estado sigue sin darse cuenta de que muchos ¡Tenemos la suerte de trabajar! Eso significa que, puede resultar complicado asistir a una reunión a las cuatro de la tarde, o a las once de la mañana. Ir al periodo de adaptación supone pedir horas, o días, es decir, para muchos, hacer un enorme esfuerzo. Todo esto me indignó y lo digo desde aquí. Creo que todos tenemos claro que en España la conciliación entre la vida personal y laboral es prácticamente inexistente.

7. Continuando con el punto seis, resaltaría el horario de 9 a 16.00, y cuya ampliación sería de 8:00 a 17.30 (de nuevo emoticono de asombro, pero esta vez doble) ¿Cómo es posible, que yo que trabajo a 35 km de mi casa, teniendo que cruzar todas las 'Emes' de Madrid, y entrando a las nueve, pueda dejar a mi niño a las ocho? Pero lo que es peor, si salgo a las 18.00, ¿Cómo hago para recoger a mi hijo si ya tiene horario ampliado? En fin supongo que esto significa que tendría que coger una guardería privada y no podría optar a una pública. No es mi caso, pero se que al menos en Madrid, esto le ocurrirá a una gran mayoría de padres, no me cabe la menor duda.


Lo cierto es que, aunque nosotros finalmente nos decantamos por la pública, cualquiera de aquellos centros hubiesen sido perfectos para nuestro pequeño. Creo que conseguiremos el objetivo que buscamos. No que estudie, ni que sea el más listo, para eso tendrá el colegio. Queremos que conviva, que aprenda a relacionarse con otros niños, que se desarrolle como niño y que progrese en esos pequeños detalles, que a veces por falta de tiempo, los padres dejamos pasar. Creo que será su comienzo como persona, como niño y ¿Por qué no? También como futuro estudiante.

¿Qué opináis?

Foto: Google.es




6 comentarios:

  1. Recuerdo mi primera reunión, fue del AMPA...era surrealista pensar que ahora estabas hablando con otros padres y la directora del centro..Nosotros también miramos guardes privadas y públicas, lo de mirar las privadas fue porque nuestro barrio tiene superávit de bebes y no pensábamos que nos darían la plaza.. Sin embargo nos dieron la plaza en la pública..y como dices..lo del horario es una leche, sobre todo lo de la adaptación.. Yo también tengo unos 50 minutos de metro y dejamos a la peque a las 8 y voy a buscarla a las 16:30...para ello he tenido que reducir mi jornada. Ah, lo del inglés!! En la nuestra hay profe nativa, son unos ratitos pero estamos contentos. La verdad es que en general estoy muy contenta con la Escuela, a ver el año que viene... besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! Qué bien que la profe sea nativa en una pública. Yo estoy deseando contaros qué tal le va, estoy segura que genial. Al principio.cuesta.pero los niños se hacen rápido a todo. Un beso!

      Eliminar
  2. Las guarderias publicas no facilitan nada a los padres trabajadores por q tienen un horario no compatible despues son caras las ventajas son las istalaciones pero pasa lo mismo q con todo lo q dependa de lo puplico y es injusto tenian q dar mas facilidade. Un besito muy grande mi niña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el horario es lo peor de las guardes públicas, pprque no tienen en cuenta el horario laboral en España. Suerte que existen esos grandes tesoros llamados abuelos!! ;) un besote!

      Eliminar
  3. Yo que he trabajado en guarde 5 años puedo deciros que por ley tanto guardes como el colegio el periodo de adaptación no es obligatorio, y que si lo queréis llevar todo el dia podéis. Lo del periodo son cosas del centro.
    A las reuniones puede ir un familiar o amigo y ya los horarios en las públicas varían por comunidad.
    Lo que si me aseguraría yo es que la guardería cumpla con la proteccion de datos , alimentación y la programación educativa, es lo más importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, no, no es obligatorio, eso es cierto y si no puedes hacerlo tampoco pasa nada. En lo de las reuniones...discrepo porque aunque obviamente pueda ir otra persona, lo lógico es que lo.adapten a las necesidades de los padres, que a fin de cuentas son los maximos involucrados en la educacion de sus hijos. Una reunion a las 11 de la mañana...ya te impide que vayas a trabajar o esa mañana o te obligan a cogerte el dia y es un follon. Ademas, hay mucha gente que no tiene a nadie cerca que pueda ir, y al menos la primera creo q es importante (conoces a la profe, metodos, etc...)
      No sabia que fuese por Comunidad!! Pero si es asi...teniendo en cuenta que.en Madrid tardas un minimo de 50 minutos en llegar a casa...mal vamos jjejeje.
      Lo de la proteccion de datos me parece importante. A nosotros nos han.hecho autorizar un monton se cosas respecto a este tema asi como de administracion de medicamentos, recogida de niños, etc...
      La metodología parece muy bonita! Espero que cumpla en la práctica.
      Besos!!!

      Eliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground