A las futuras mamás

jueves, 30 de octubre de 2014

Quizá muchas no entendáis el por qué de este post. O tal vez penséis a qué se debe una reflexión así.
Simplemente me apetecía y llega en un momento en el que se que hay personas que lo agradecerán.

Hay muchas mujeres deseando conseguir su sueño, el de la maternidad. A todas ellas, dedico mis palabras.

Hace unos días una buena amiga veía empañado, de nuevo, ese sueño. Lo deseaban tanto,y sin embargo eran tan precavidos...Sabían que podía volver a fallar, y desgraciadamente, así fue. Cuando me llamó sentí una punzada en el corazón, un malestar, una tristeza máxima, no sabia que decirle.

Me encontré en una posición extraña. Mis palabras no se ni si quiera si fueron las acertadas, pero me llegó tan dentro la noticia que me costó reaccionar.

Cogí el coche, con mi hijo atrás, y no dejé de pensar durante todo el trayecto a casa. Fue un cúmulo de sensaciones y mi mente y mi corazón iban a mil por hora.

Me preguntaba una y otra vez, ¿Por qué? ¿Por qué la vida manda niños a padres que no lo desean o no están preparados? Oímos en las noticias una y otra vez personas o energúmenos, mejor dicho,que  maltratan o abandonan a sus pequeños. Sólo de pensarlo, se me encoge el alma. ¡Qué injusta esta vida! 

Sin embargo, no me apetecía tener una actitud derrotista o negativa, si no todo lo contrario. Quería transmitir a mi amiga lo fuerte que es. Me repetía a mi misma, que mi labor no era otra que decirle, 'tú puedes'. 

Soy de las que cree profundamente en el destino y confío en que las cosas pasan por algo,y si todavía no ha llegado su ansiado momento es porque aún debe esperar un poquito. Pero la espera merecerá la pena, de eso estoy más que convencida.

Seguro que algunas os veréis reflejadas o entenderéis la angustia de mi amiga, por lo que está pasando. La dificultad de ser madre, por desgracia, muchas veces comienza bastante antes de dar a luz. 

Pero he de deciros que hoy me sentido aún más orgullosa de ella. Pese a todo lo que ha pasado, está agradecida. Agradecida de haberle sentido durante estas semanas. Agradecida de tener un compañero de viaje dispuesto a hacerle ver que juntos podrán con todo. Hoy se encontraba un poquito mejor.

Y esa es la actitud. Muchas me contáis vuestras experiencias, ( algunas las habéis leído) y yo me siento pequeña. Vuestra fuerza, vuestro tesón, vuestras ganas de luchar sin parar. La ilusión que tenéis pese a todo el esfuerzo mental, físico y económico que habéis puesto en ello.

Sois MUJERES en mayúsculas, valientes. Me enorgullezco de pertenecer a este sexo, sólo por saber que hay personas como vosotras.

Por eso, aunque este post es mas una reflexión personal, necesitaba daros las gracias, a vosotras futuras mamás. Ánimo y positividad a todas y cada una de las que os levantáis cada mañana pensando si será el día.

Muchas lo habéis conseguido y seguramente al leer estas líneas recordareis las piedras del camino, por eso, vuestra misión no es otra que transmitir toda vuestra energía para que las próximas mamás sepan que se puede lograr, que los sueños también se hacen realidad.

Amiga, nunca dejes de perseguir tus sueños. Amigas, sentiros orgullosas de ser quienes sois y sobre todo de tener la capacidad de conseguir todo aquello que os propongáis.







Con la luz de tus ojos. ¡Bienvenida Ainara!

lunes, 27 de octubre de 2014

A veces, las cosas importantes en la vida no ocurren como las soñamos. Intentamos que todo sea perfecto, decidimos el cómo, el qué y el cuándo. Sin embargo, el destino, a veces caprichoso, nos demuestra una vez más que las sorpresas forman parte de nosotros.

Ainara era querida, soñada, deseada, pero ella no quiso esperar. Rompiendo planes y de una manera inesperada quiso llegar a este mundo. Amor jamás le faltaría y era cuanto necesitaba.

Diez días después de superar la fecha prevista de parto, Lorena se encontraba intranquila. Había llegado el momento y les habían citado para provocar la llegada de su pequeña. Los nervios estaban a flor de piel.
Habían pasado nueve meses de locura. Trabajos, decisiones, un embarazo y hasta se habían jurado amor eterno, aquel doce de julio. Tanto Iñaki como ella, estaban seguros y convencidos de que siempre estarían juntos, y pese a todas las adversidades, en contra de todo y luchando juntos, sabían que saldrían adelante para dar a su bebé todo lo bueno que tuviesen en sus manos.

Y allí estaban. Parecía mentira que por fin le fuesen a conocer. Había llegado el día, o ¿No?

Un médico les informó de que no había camas disponibles, por lo que tendrían que volver mas tarde o incluso al día siguiente. ¡Vaya decepción! ¿Por qué nosotros? ¡Queremos tenerla ya! 

Pero Ainara no estaba dispuesta a esperar ni un segundo más y pocas horas después, Lorena se puso de parto de manera natural. Ahora si. Ahora nada ni nadie podría estropearles el momento, porque era su día, y esta vez, ella lo había decidido.

Todo ocurrió demasiado rápido. Le pusieron oxitocina y pronto le entraron ganas de empujar. Ella se sentía fuerte, contenta, enérgica, sabía que era cuestión de horas tenerla en brazos. En poco tiempo había dilatado los diez centímetros y su cuerpo comenzó a temblar. Estaban nerviosos, era todo nuevo y los sentimientos afloraban cada vez que sus miradas se cruzaban.

Y ahí estaba él. Llevaban años juntos y se habían enfrentado a tantas cosas en los últimos meses, pero nada tan emotivo, decisivo y especial como la llegada de su pequeña. Estaban consiguiendo el sueño que siempre había imaginado, juntos, sólo eso.

Tan fuerte como su madre, en cuatro empujones Ainara llegó al mundo. No tuvo desgarros, ni puntos. Ella llegó para hacerle la vida más fácil a su mamá. Era guapa, rosada, preciosa, tierna, suave y ¡Grande! Había pesado 3,970 kg y 53,5 cm, pero parecía tan delicada.

Su piel aterciopelada rozaba el pecho de su recién estrenada mamá. Su papá les miraba emocionado por todo lo que acababa de ocurrir en aquella habitación. Una vez más se demostraron que juntos podían con todo. La felicidad no la da el dinero, la felicidad sin duda, la dan los ojos de la pequeña Ainara, que desde aquel 21 de octubre hasta el día de hoy iluminan con su azul verdoso la vida de Lorena e Iñaki.





Quiero dar las gracias a Iñaki y a Lorena por poner este momento tan mágico en mis manos. Gracias también por haberme hecho particípe del embarazo y de lo que es mejor, de poder conocer a vuestra preciosa hija. Os deseo todo lo mejor en esta nueva etapa que comenzáis. La vida, siempre recompensa a quienes lo merecen. ¡Disfrutad de vuestro momento!

Next stop: HALLOWEEN

jueves, 23 de octubre de 2014

Voy a ser franca. Al principio me pensé hacer este post, pero luego oí una extraña voz en mi interior que me decía: ¡Tierra llamando a Irene, tierra llamando a Irene! Ahora eres mamá,y como buena mamá que eres, debes empezar a involucrarte en todos los jolgorios de fiestas, reuniones, cumpleaños y demás actos sociales en los que una mamá no debe fallar. Cierto.

¡Madre mía!- pensé. Es verdad, ahora soy mamá y debo ponerme las pilas en cuanto a festejos se refiere. Quien me conoce sabe que me encanta organizar eventos varios, cenas, comidas, reuniones familiares y...hasta bodas, pero no ha sido hasta hoy cuando me he empezado a plantear la idea de organizar actos infantiles.

Y esta reflexión no viene por otra cosa que por la próxima cita, Halloween. Llevamos años 'americanizándonos' (cosa que no me parece del todo mal, es más, estaría bien que tomásemos ejemplo en otras cuestiones) pero que cuanto menos genera debate.

Las guarderías, colegios e incluso oficinas se llenan de calabazas, murciélagos, telarañas y seres de lo mas tenebrosos (y no me refiero a los jefes) para dar la bienvenida al mes de noviembre y celebrar así el día de los difuntos. 
Madres histéricas se recorren las tiendas de disfraces, los grandes y pequeños almacenes en busca del atuendo perfecto.

Total, que visto lo visto, empecé a bucear por la red a ver qué podía encontrar y al mismo tiempo intentar ayudaros a elegir ese terrorífico disfraz.

Ahora está muy de moda el mostrar al mundo las geniales tripitas de embarazadas y si es posible, sacar partido de ellas. Un disfraz sencillo, cómodo y barato ¡Aquí lo tenéis! Con tan sólo una camiseta blanca, pintura roja y dos brazos de muñeco, os aseguro que no dejareis indiferente a nadie. Genial idea, ¿Verdad?




¿Echáis de menos vuestra barriguita de embarazada? Es el momento perfecto para recuperarla de esta simpática manera. Dos disfraces en uno. Con una camiseta blanca, un portabebés y pintura roja, es el disfraz ideal para pasarlo de ¡Miedo!


Los disfraces y yo...No somos mejores amigos, sinceramente. Me encanta ver como la gente disfruta con ellos, pero con los años me he dado cuenta de que no están hechos para mi. Pero ya he cambiado el chip a modo madre (ejem ejem) y sigo buscando el perfecto para mi petit.

Confieso que muero de amor con este pequeño diablillo (creo que a mi hijo le vendría como anillo al dedo) y con esta dulce calabaza que si se pone a gatear veo que te hace la función de mopa ;)

En tiendas como Eurekakids o Barullo.com podéis encontrar productos similares a precios bastante asequibles para el bolsillo.



Y si sois unos padres atrevidos y malvados, la cosa se pone fácil y económica. Con un poco de laca, cardamos el pelo y maquillamos cicatrices, sangre...A gusto del consumidor. Un artilugio de plástico y ¡Listo! Nuestro pequeño demonio se ha convertido en Chuky, el muñeco diabólico. He de decir que si encima es pelirroj@ con ojos claros, la realidad supera con creces a la ficción.





Pero hay quien va más allá. En EEUU no vale con disfrazarse y ya. Allí se premia la originalidad, la innovación y sobre todo el punto de inflexión de padres ¿Comprometidos? Con la causa.


Viendo esto, me retiro cual madre desconsolada y fracasada por quererle poner un triste disfraz de draculín. Y es que no me digáis que no hay que tener imaginación/paciencia y en el fondo mala baba para vestir de tal guisa a tu pequeño.

Pero aquí no se libran ni las mascotas. Halloween es para todo aquel que se tercie y por eso, nuestro animal no puede ser menos. Da igual si es perro, gato o loro, como veréis en este sarao hay cabida para todos. ¿Qué os parece?


Mamis, papis e intrépidos lectores, ¿Tenéis en mente vuestro terrorífico disfraz para este Halloween?










Los chicos son guerreros

lunes, 20 de octubre de 2014

Las que sois mamás de niños estaréis cansadas de oír eso de 'para niño apenas hay ropa' o 'prefiero que sea niña porque hay un montón de ropita para ellas...' Y demás tópicos que poco a poco comienzan a desaparecer.

Hace años era pura realidad. Ir a una tienda en busca de algún trapito nuevo y curioso de niño era toda una odisea. El rosa era el color predominante. Faldas, vestidos, leggins...Un no parar de ropa femenina que sólo nos dejaban vaqueros y chandals para nuestros chicazos.

Por suerte, todo esto ha cambiado considerablemente. Aún estamos en proceso de igualdad, pero cada vez son más las marcas que lanzan campañas originales, divertidas y elegantes para nuestros pequeños.

Como hace unas semanas dediqué un post a un conjunto infantil de niña, hoy nos toca darle el sitio que merecen a nuestros chicos.

He decidido crear dos looks, uno formal y otro más sport con artículos de Zara mini. ¡Espero qué os guste!

SPORT

Hace poco, una compañera y amiga, mamá de un niño, me hablaba de los nuevos leggins masculinos de Zara mini. ¡Me encantan! Son cómodos, hay muchos modelos y además quedan estupendamente. Y por supuesto decir que su precio es bastante razonable (9,95 euros).


Yo lo he querido combinar con una sudadera de lo más simpática y desenfadada. Los crema y marrones dan un toque otoñal pero al mismo tiempo alegre a este práctico con junto de dos piezas. (12,95 euros)


La verdad es que son tantas las opciones que tenemos que podría pasarme el día enviándoos fotos y conjuntos. A muchas personas el gris les resulta un color oscuro, triste, sin embargo yo me considero adicta a estas tonalidades.


¡Los bigotes están de moda! Mi niño ya tiene varias prendas moustachs en su vestidor. Este conjunto de leggins y sudadera es lo más cool ;) (9,95 euros)



LOOK FORMAL

Lo he llamado look formal, pero realmente es un conjunto casual y desenfadado que me fascina. Ideal para cualquier evento, una tarde en familia, una cena, una comida. 'Arreglao pero informal'que muchos dirían.

Los jeans son geniales. Les dan un aire chulesco y moderno. En este caso el cinturón marrón es un filón para poder combinarlo. (17,95 euros)



Las camisas de cuadros son muy favorecedoras. Creo que no hay niño al que no le queden como un guante. En invierno, lo que yo suelo hacer es ponerle una básica interior ya que el tejido suele ser bastante fino. (12,95 euros)




El punto se ha conviertido en un imprescindible en el armario de adultos y niños. Chaquetas que hacen la función de suéter dándole un toque muy cool. (22,95 euros)



Hay miles de abrigos y la realidad es que me produce tanta pena acabar el invierno y guardarlos para saber que ya no lo va a aprovechar más... 
He elegido esta parca, tan de moda últimamente, en tono marrón para conjuntar a la perfección con el look escogido. (39,95 euros)



Y para cerrar el conjunto, qué mejor que estas botas forradas con borrego, que sólo con verlas te producen comodidad y calorcito, perfectas para el frío invierno. (22,95 euros)



Mamis de niñooooos! ¿Os cuesta sudor y lágrimas vestir a vuestros pequeñajos? Espero vuestras experiencias. 

¡Feliz lunes!

















El poder de la comunicación. Wikiduca en Llámamemamá

jueves, 16 de octubre de 2014

Mientras redacto esta entrada me doy cuenta de que ya resulta imposible no usar el ordenador o móvil para respirar.
Soy periodista, y como tal, me entusiasma el hecho de que la tecnología avance tan rápidamente, aunque quizá quedaría mejor decir, demasiado rápido. Y asusta al mismo tiempo.

Si nos paramos a pensarlo, da pena, mucha pena. La comunicación verbal poco a poco va desapareciendo y nada que decir de la gestual.

¿Y a qué viene esta charla? Diréis. Pues muy sencillo. Hace un tiempo me paré a pensar, (apenas tengo tiempo ni de pensar, pero de vez en cuando suelo hacerlo), pensaba en cómo está influyendo todo este boom de Whatsapp, Facebook, Twitter, y demás redes sociales en la relación entre padre e hijos.

Se que es un tema candente y de esperada discusión, pero me preocupé. Creo que mi hijo no concibe a su mamá sin un elemento electrónico en su mano. Ya sea movil, tablet, ordenador... Me paso ocho horas delante de un portátil, termino y cojo mi movil para repasar los Whatsapp y por supuestísimo de la vida, no dejar ni uno sin contestar. Después engancho mi súper tablet y reviso redes sociales, blogs y demás distracciones cibernéticas. Mi hijo llora, y yo también.

Así que me propuse un reto. Y digo un reto porque estoy segura de que a más de uno le supondrá un castigo. Reducir en un 50 por ciento el uso de la tecnología y evitarlo si mi hijo está delante.

Es difícil, lo se, y mas cuando llora como si no hubiese un mañana y te mueres por ponerle los Cantajuegos o Barrio Sésamo en la tablet (funciona al 100%).

No creo que la tecnología les venga mal a los niños, cuidado, ni mucho menos. Es mas, pienso que es algo que les enriquece y les hace más curiosos frente al mundo. La clave es no abusar, y sobre todo controlar cómo , cuándo y dónde se utilizan.

A mi parecer, ver la televisión, escuchar música o navegar por internet también pueden ser formas de conectar con uno mismo, de informarse y de alguna manera perder el miedo a la comunicación.

¿Quién no recuerda al típico chico tímido de la clase que apenas se relacionaba con nadie? Seguro que hoy en día es amigo vuestro en alguna red social y por fin se ha atrevido a hablaros.

A lo que iba, es que entiendo a esas madres que juran y perjuran que jamás de los jamases les darán un ordenador a sus hijos hasta que cumplan la mayoría de edad, peeeeero...¿Por qué no le damos vuelta a la tortilla, nos modernizamos y sacamos un uso positivo de todo esto?

Hoy en día, no nos engañemos, la tecnología está hasta en las aulas. Las empresas se empiezan a digitalizar y comienzan a surgir nuevas ideas, aplicaciones que garantizan un correcto desarrollo cognitivo de los niños de una manera divertida y segura.

Empresas que como Wikiduca quieren unir a padres y a hijos en el ordenador.

Wikiduca tiene como objetivo que los pequeños aprendan inglés jugando. Cuanto más vocabulario adquieran mayores serán las recompensas del juego. La motivación es la clave para aprender y superar las pruebas.

Ellos lo describen como ¡El reino  de la sabiduría y el conocimiento, hogar de las criaturas mágicas llamadas Kidus!

Wikiduca ofrece diversos juegos, productos y lectura para aprender jugando, especialmente para aprender inglés.

Una de las cosas que me han encantado de este proyecto es que se premia el esfuerzo y los valores como la amistad. Además nos dan la oportunidad de descargarnos la 'Leyenda de Wikiduca' un libro bilingüe basado en la superación personal. Sin duda, todo lo bueno que deben aprender y practicando inglés.

No quiero pasar por alto un proyecto que pronto se hará realidad en Wikiduca y que se denomina 'crowdfounding'.
Una original manera de crecer mediante mecenas. El objetivo es recaudar fondos para crear nuevos y divertidos minijuegos para aprender inglés. A cambio, los mecenas recibirán magníficos regalos por participar en la campaña. ¿Os apetece conocer Wikiduca y formar parte de esta gran familia?

¿Sois partidarios de qué los pequeños usen las tecnologías de una manera educativa y controlada?




A nuestra imagen y semejanza

lunes, 13 de octubre de 2014


La verdad es que este post lo tenía pensado desde hace tiempo. Todo sucedió cuando un día en la peluquería leía atónita como muchas famosas comienzan a vestir a sus hijas a su imagen y semejanza.

No creáis que me parece mal, ni mucho menos, pero cuanto menos, me resulta curioso. Es fácil pensar en el egocentrismo de cada cual. Típico querer que tu hijo o hija sean como tú y mas si te llamas Kim y te apellidas Kardasian.



Beyonce lo tenía claro. En cuanto supo que esperaban una niña su armario se multiplicó por dos. En esta foto, Blue Yvi y su mamá visten un espectacular Dolce&Gabanna.

 Si eres una de las eternas ángeles y tu nombre es Gisele Bündchen es lógico y normal que quieras inculcar a tu pequeña el gusto por la moda. Da lo mismo invierno que verano, Gisele y su hija Vivían comparten modelito.




Y si hay un icono mundial en la moda, ella es Victoria Beckham. Como todos sabemos, no fue hasta su cuarto embarazo cuando por fin llegaba la tan ansiada niña. Se podría decir que físicamente, y a mi parecer, Harper Seven ha heredado los genes de su papá, pero lo innegable es que Victoria está encantada con tener mini vestidos por casa.


Todo este 'boom' surgió hace unos años, con la llegada al mundo de la 'it girl' por excelencia, Suri Cruise. A mi parecer,  Katie Holmes no es un ejemplo de moda, sin embargo, la pequeña ha demostrado día a día que los bolsos, mini tacones y vestidos de firmas son un must en su caprichoso vestidor.



Jessica Alba no podía ser menos y tanto ella como Honor lucen como nadie unas rockeras cazadoras de cuero y leggins oscuros que configuran un look casual y desenfadado.


La reina del Pop es ejemplo de atrevimiento y picardía. Su hijo David parece querer seguir sus pasos y no ha dudado en posar así de elegante vistiendo corbata y chistera como su aclamada mamá.


Ahora hay muchas tiendas que te permiten conjuntar a tu pequeñ@ a imagen y semejanza, ¿Sois partidari@s de compartir armario con vuestro hij@s?









Terrores nocturnos: Enemigos de padres y niños

miércoles, 8 de octubre de 2014

Hoy vamos  a hablar de algo que preocupa a muchos padres, al tiempo que puede llegar a desesperar.
Recuerdo que me avisaron de que esto podía ocurrir, y aunque aún no lo he experimentado en mis propias carnes, lo cierto es que he comenzado a sentir curiosidad por el asunto.

¿Qué son exactamente dichos miedos?

Como su nombre indica se trata de pesadillas. La edad primaria suele ser el periodo donde se pueden producir con intensidad. Desde los 2 años hasta los 12 es común que aparezcan, mientras que si estos persisten durante la edad adulta deberían ser analizados más detenidamente ya que podrían tratarse de problemas emocionales. Se calcula que el 40% de la población ha tenido terrores nocturnos durante la infancia.

¿Cómo podemos reconocer que se trata de terrores nocturnos?

Gritos, llantos repentinos en la noche (normalmente cuando el pequeño lleva aproximadamente 3-4 horas durmiendo) sudores, pupilas dilatadas. Es muy probable que al cogerle e intentar calmarle el llanto o miedo persista hasta veinte minutos. 
Se aconsejan las caricias, el piel con piel y sobre todo las palabras tiernas, pero firmes. Que reconozcan nuestra voz y nuestro olor para sentirse protegidos y seguros de esa pesadilla.

¿Por qué aparecen los terrores nocturnos?

Hay varios puntos con los que se ven relacionados. Esto no quiere decir que siempre correspondan a uno de estos puntos, simplemente que los expertos los han relacionado directamente con:

1. La falta de sueño y horarios intercambiados. Para ello es necesario una organización, unas tareas diarias más o menos inamovibles y sobre todo, unos horarios a la hora de ir a dormir. Establecer una rutina es básico en los primeros años de vida.

2. Su cerebro aún es inmaduro. Dicha inmadurez es lo que impide al pequeño separar la realidad del sueño. Por eso se despiertan alterados, angustiados y desorientados.

3. Antecedentes familiares. Muchos de los niños que sufren terrores nocturnos seguro tendrán casos similares en su familia. A veces, es complicado saberlo, pero si tenemos la posibilidad de consultarlo, podemos salir de dudas.

4. La fiebre y los medicamentos también son factores a tener en cuenta. Es posible que al estar enfermos y medicados ayuden a los delirios nocturnos.

¿Qué precauciones podemos tener para evitarlos?

Como he dicho antes, tener una rutina y unos horarios de sueño más o menos marcados (obviamente hay momentos y días que es imposible seguirlos porque surgen imprevistos) pero puede ser el primer paso a seguir.

La cafeína y estimulantes deben ser controlados y no excederse. Los niños que ya toman refrescos, deben tomarlos exentos de excitantes como la cafeína.


Otra manera de intentar evitarlo o al menos disminuirlos es disminuir la visión de escenas de terror, ya sea en películas o incluso en el telediario, que aunque nos parezca mentira, ahí se muestras situaciones reales donde aparecen elementos como la sangre o la violencia que pueden producir miedo en el subconsciente. 

Para los más pequeños, puede resultar favorecedor el que aprendan a dormirse con un muñeco o referente que le hagan sentirse protegidos y cuidados. Cierto es que esto puede resultar un arma de doble filo, ya que puede que el pequeño tome como referencia de sueño únicamente ese muñeco.

¿Algun@ de vosotr@s ha pasado por este temido proceso? ¿Cómo lo habéis llevado?







¡Bienvenido otoño/invierno!

lunes, 6 de octubre de 2014

Cambiar de estación no sienta bien a todo el mundo. Me confieso una apasionada del frío, de las gabardinas, de los fines de semana acurrucada bajo una manta en el sofá rodeada de mis chicos.
Creo que no puede haber mejor plan en el mundo. 

Así que sí, soy rarita. Cierto es que la ropa de verano da mucho más juego. Vamos frescos, cómodos y sin cargar con el dichoso abrigo que nunca sabes donde colocar. Pero en verano podemos sacar mucho más provecho a vaqueros, leggins, deportivas e incluso chandals.

No podía comenzar esta nueva etapa de Kids Clothes de otra manera. Desde qué nació mi bebé, me he vuelto una apasionada del imperio Amancio Ortega para niños. Sudaderas, pantalones de tiro bajo, camisas, camisetas y jerséis de lo más originales. 

En este caso, he seleccionado un conjunto para niña. La verdad es que es una suerte la variedad de ropa que hay para las más pequeñas. Faldas, vaqueros, leotardos de diversas texturas y colores.

Puedo parecer clásica, pero me encanta el rosa. Me parece un color femenino, cálido, divertido. Por eso, he escogido esta dulce sudadera en tono rosa claro con detalle en azul y topitos más oscuros, de Zara mini. (12,95 €)




Los leggins son un 'must' en todos los mini armarios. Para combinar el conjunto, he elegido estos elásticos abotonados en los tobillos, de algodón orgánico, del mismo tono que los topitos de la sudadera. (5,95 €)


Pero quería usar otro color para darle un toque otoñal. Estas mini oxforianas de ante color tierra destacan por unos pequeños topos en tonos nude y oscuros, que los hacen un complemento ideal para el conjunto.


Y como el invierno está llamando a la puerta, podemos añadir esta parca de forro y ante, bien abrigadita para ir al cole o para esas tardes frías de fin de semana. (25,95 €)


Esta estación  nos brinda la posibilidad de jugar con gorros, boinas, chapelitas, gorras, bufandas y pañuelos, por eso he escogido este gorro de punto con dos pompones simulando orejitas animales, muy de moda esta próxima temporada. (7,95 €)


Para mi gusto, las bufandas tipo cuello son muy prácticas para los niños. Este modelo de punto en color rosa es además de bonita, combinable, y repito, muy práctica ya que las bufandas comunes muchas veces agobian a los niños (y a las madres ;) ) (8,95 €)



¿Qué os ha parecido? ¿Os gustan los gorritos de punto? ¿Habéis empezado a renovar el armario de vuestros pequeñ@s? En Kids Clothes analizaremos conjuntos, tendencias y todo aquello que los mini famosos lucen 'gracias' a los gustos se las 'It mamás'.





Soy mala madre, ¿Y qué?

jueves, 2 de octubre de 2014

No os llevéis las manos a la cabeza tan rápidamente. ¿Se ha vuelto loca? ¿Qué está diciendo? ¡OMG, mala madre dice!

Así comenzaba la segunda ponencia de @malasmadres el pasado 19 de septiembre. La verdad es que hay una frase que va a misa, y dice así: 'La mala madre, lo es por naturaleza' Si señor, totalmente de acuerdo.

Ana Kovacs, de Psicología del embarazo, pretendía hacernos remover ese lado oculto que nos cuesta reconocer o que simplemente no sacamos por miedo al qué dirán.

Lo primero que hicimos fue pararnos a pensar, ¿Qué esperábamos de la maternidad? (Por supuesto, estas reflexiones son válidas para papás también) Antes de ser madres nos creamos una idea de nuestro futuro. ¿Cómo será nuestra vida familiar, laboral, social? Creamos expectativas e intentamos seguir un camino que nos lleve a conseguirlas.

Una vez que estás embarazada, la mente se prepara para la llegada del nuevo miembro. Intentamos visionar qué pasará cuando llegue, cómo será, ¿Será moreno como su padre? ¿Tendrá los ojos azules como el abuelo? ¿Habrá heredado la simpatía del tío? Digamos que poco a poco y mes a mes nos concienciamos de lo que 'queremos que ocurra'. Esto, muchas veces acaba decepcionando. Parece duro, pero es así. Las cosas a veces distan bastante de lo que esperamos. Ni nuestros hijos son tan guapos, ni tan simpáticos, ni duermen tan bien, ni si quiera tenemos tiempo para sentarnos en esa cómoda mecedora del rincón que siempre soñamos.

En aquella acogedora sala, cómoda y decorada con gran gusto, el ambiente empezaba a ser bastante distendido. ¡Todo es custión de soltarse! Al final todas teníamos las mismas inquietudes y sobre todo las mismas ganas de gritar a los cuatro vientos, ¡Si, soy mala madre, ¿Y qué?!

Después analizamos lo que hemos dejado en el camino al tomar la decisión de convertimos en mamá. Pienso que hacer este tipo de reflexiones son necesarias, al menos una vez al año no hace daño. Pero para ser sincera, yo las hago a menudo. Me sentí rara, ¡Yo no he dejado nada atrás! 

Quizá no me creeréis pero desde que nació mi petit me siento más activa. Yo no era de las que tenía ninguna expectativa sobre la maternidad. Simplemente esperaba que todo saliese bien y supiésemos hacernos pronto con la nueva situación. Mucha gente me dice que efectivamente hay mujeres que nacen para ser madres, yo reconozco que no. 
Yo he nacido para viajar, para ser periodista, para conocer gente, para salir, para entrar, para mejorar, pero nunca me había planteado el haber nacido para ser madre. 

Me encanta ser madre. Me ha completado como mujer. Me levanto cada día pensando en la inmensa suerte que tengo de llamarme mamá. Pero sigo teniendo muchísimas inquietudes. Reconozco abiertamente, (seguro que alguna que otra me juzgará, no pasa nada) que no soy una mamá 24 horas. Tampoco lo quiero. Un objetivo que me marqué desde el primer momento fue, mi espacio, el espacio de mi chico, nuestro espacio como pareja y por supuesto el espacio como padres. Soy Irene, soy mamá y soy mujer. Siempre he querido mantener ese espacio para no perder mi esencia, la esencia de quien soy.

Como os decía, ser madre me ha hecho cargar a tope mi ego, mi ambición (sana por supuesto), me valoro más y también me exijo bastante más de lo que antes lo hacía. Me encanta estar sola, disfruto cada segundo con mi chico y doy gracias por llegar a casa y poder ver la cara de mi pequeño. Todo junto. Pero lo he dicho mil veces, la maternidad es muy dura. Mucho.

Puede ser que si eres de esas mamás que disfrutan al máximo de ser madre, o de las que se lo pasan pipa en las fiestas de los niños o desean que llegue la hora de ir al parque, no entiendas mi punto de vista. No pasa nada, es totalmente lógico. Pero seguro otras muchas me entenderán a la perfección y se verán reflejadas en mis palabras.

No me siento mala madre, todo lo contrario. Me siento la mejor mamá para mi hijo. Peeeero de vez en cuando, me gusta malamadrear. Culpable. Y se que a muchas, que aunque no lo dicen, seguro lo piensan, también les gustaría soltarse el melenón de vez en cuando y darlo todo un día sin el buen o la buena hij@ de por medio.

La conclusión perfecta a la que llegamos todas y con la que sin duda me quedo es que cada persona lleva la maternidad como le da la gana. Madres protectoras, madres despreocupadas, madres aterradas, súper madres, madres maniáticas, madres pesadas, madres juerguistas, madres emprendedoras, todas ellas madres y sólo por eso, ¡Merecen nuestro respeto!

¡Vívan las malasmadres por que gracias a ellas existen los buenos hijos!

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground