Unos Reyes para todos

lunes, 10 de noviembre de 2014

Aunque aún no hemos llegado a mediados de noviembre,¿Quién no ha recibido ya el famoso catálogo de turno de juguetes en su buzón?

El ¡Me lo pido! ¡Me lo pido! Comienza a oírse de manera incesante en toda casa con niños. La verdad es que la crisis ha hecho estragos en muchos hogares y lo que debería ser un momento de entusiasmo e ilusión se ha acabado convirtiendo en la temida cuesta de enero.

A veces, es complicado explicarle a los más pequeños que los Reyes Magos tienen un límite, y que hay saber compartir con otros niños menos afortunados. Pero no siempre es fácil, y las páginas de dichos catálogos se llenan de cruces. Cruces y mas cruces que como cada año quedarán luego en el armario de los juguetes viejos, jugarán un par de días y después se olvidarán.

Por este motivo considero que, como adultos, tenemos la obligación de inculcar a nuestros hijos el valor de compartir y colaborar con los demás.

Asociaciones como Cáritas o Cruz Roja u ONG's como UNICEF o Intervida dedican gran parte de su obra al beneficio de los niños. Durante los 365 días del año abren sus puertas para recibir juguetes usados y no usados, así como ropa o alimentos de primera necesidad para bebés, como cereales o potitos de verduras. Marcas como Nestlé o Hero Baby forman parte del proyecto.

Empresas como Alcampo, que lleva más de una década dando a conocer su campaña Ningún niño sin juguete, han llegado a conseguir casi 72.000 juguetes, que fueron a parar a niños pertenecientes a familias sin recursos económicos.
Fnac es otra empresa que efectua recogidas de juguetes, a cambio regala cupones descuento. En este caso, la manera de donar juguetes es llevarlos dentro de una caja de zapatos decorada y poniendo la edad recomendada a un centro Fnac. Todos los juguetes donados son entregados a asociaciones infantiles.
Otra opción para participar en la ayuda a los más pequeños es colaborar con la campaña de Radio Nacional de España  y la Fundación Crecer Jugando basada en el niño, especialmente aquellos de los países más desfavorecidos, a quien nadie ofrece la posibilidad de jugar con juguetes nuevos por falta de recursos. Por este motivo, han decidido poner a la venta sus bolígrafos solidarios con el lema: Un bolígrafo=Un juguete. Su precio es de 5 euros y existen 8 colores distintos. Podéis informaros en la página web www.unjugueteunailusion.com

¿Cuáles son los requisitos fundamentales para poder donar mis juguetes?

Lo primero y más importante es que se encuentren en buen estado. Tenemos que tener en cuenta que los niños serán quienes los usen y hay que revisar que no haya elementos peligrosos en el producto.

Que no sean juguetes bélicos. Nada de pistolas, espadas o cualquier tipo de arma que incite a la violencia.

Han de ser lo más educativos posibles. Se admiten cuentos y libros, por supuesto.

Si no son juguetes eléctricos mejor que mejor, ya que estos se desgastan y estropean con mayor facilidad.

En muchos colegios, iglesias y ayuntamientos durante estos meses se hacen jornadas especiales de recogida de juguetes, por lo que también podéis consultar si en vuestra localidad existe esta opción.

Creo que es básico enseñar a nuestros pequeños a regalar, a compartir aquello que tenemos guardado porque ya no nos gusta o no usamos a otras personas que si que les sacarán partido. Ayudar a los demás y devolver la ilusión a los niños debe ser un valor que aprendan desde sus primeros años de vida, y sólo así crecerán conociendo el respeto hacia el prójimo.










1 comentario:

  1. Como siempre brillante. Y que razon tienes porque al final se acumulan un monton de juguetes que no les das ningún uso ,pudiendo hacer feliz a algunos niños

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground