¡Feliz y felices! Porque todos nos lo merecemos

jueves, 18 de diciembre de 2014

Escribo esta entrada desde el Hospital. ¡No os asustéis! Hemos venido a hacerle la provocación de la proteína de la leche de vaca a mi petit Manuel y os adelanto que todo ha ido a las mil maravillas, ¡Menos mal!

Quien haya hecho esta prueba sabrá que te pasas toda la santa mañana en una sala, aburrida y deseosa de que todo pase. Pues bien, dada la situación de aburrimiento, oí a las enfermeras hablando sobre los juguetes que tenían que encargar a Papa Noel para todos esos niños y niñas que pasarán la noche del veinticuatro de diciembre ingresados. Y por supuesto, los que lo harán la noche mágica de Reyes, esa en la que todos los niños deberían estar en su camita esperando los ansiados presentes.

Lo hacían con tanto amor y cuidado que yo, curiosa, sentía una profunda pena.

¡Qué injusta es la vida! ¿Verdad? La infancia debería ser un periodo feliz, el más feliz y disfrutarlo con amigos y con la familia y no encerrados en una habitación de hospital, por muy bonita que sea.

En estas fechas donde salir a la calle significa alegría, gorros de Papá Noel, luces que guían a la multitud, debemos pararnos a pensar en todos aquellos valientes que luchan día a día por ganar la batalla a todos esos 'bichos malos' que les impiden salir a disfrutar de la Navidad.

Se que muchos pensáreis que es lo típico cuando nos acercamos a estas fechas señaladas, pero es que creo que a veces es necesario hacerlo, sea cuando sea, y si es ahora, mejor.

El Hospital Niño Jesús de Madrid es uno de los más activos en la genial labor de facilitar y hacer más agradable el día a día de los pequeños ingresados.
Los propios trabajadores cada año forman parte de su particular Cabalgata. Futbolistas, ONG's y personajes muy conocidos se ofrecen año tras año voluntarios a conseguir sacar los mejor de cada niño, su sonrisa.

A la mente me vino Juegaterapia ¿Sabéis qué es?  Durante unos días, varios medios de comunicación se hicieron eco de una mágica y admirable iniciativa que llevaba a cabo el Hospital madrileño de La Paz.

Algo que me resultó tremendamente curioso y generoso es que reciben donaciones de consolas, de videojuegos, ordenadores y tablets. De esta manera todos los niños pueden disponer de una en su habitación. Además cada aparato tiene impreso el nombre del donante, de esta forma el propio niño puede mandarle un mensaje de agradecimiento, un dibujo o lo que pase por su mente ( que estoy segura de que serán muchas cosas bonitas) a la persona que decidió entregarlo.

Tenían una azotea desaprovechada. Un buen día pensaron ¿Por qué no hacemos algo que ayude a todas las personas que se encuentran durante un largo periodo de tiempo en el hospital? Tenían que conseguir que la estancia en aquel lugar les diese un soplo de aire fresco, respirar, jugar, soñar y vivir de la mejor manera posible, y así nació 'El jardín de mi hospi' (http://eljardindemihospi.org).





Empezaron por el Hospital de La Paz, seguirán con el Doce de Octubre e irán azotea por azotea creando ilusiones y vistiendo las sonrisas de los más pequeños. 

No sólo hay que ser solidarios en Navidad, eso lo tenemos claro, pero ya que son unas fechas en las que los sentimientos afloran debemos concienciarnos, y de paso concienciar a nuestros hijos de que el mejor de los regalos, sin ninguna duda, es nuestra salud.

¡Salud para todos!




3 comentarios:

  1. Sí, conozco la iniciativa desde hace mucho y tb les sigo :). Es una gran labor la que hacen porque, como dices, el pasar la infancia en un hospital debería estar prohibido, la naturaleza no debería ser tan cruel. Pero visto que es así, lo único que podemos hacer es colaborar del modo en el que podamos, aunque pensemos que no va a servir de mucho, ¡para nada! Cualquier acción es buena y bien recibida. Y en estas fiestas he visto que hay muchísimas iniciativas solidarias, así que estoy segura de que todos en mayor o menor medida podremos colaborar. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría ver la carita de esos niños al abrir los regalos!!
    Ningún niño se merece pasar las fiestas en un hospital ni siquiera un día normal.
    Ojalá llegara el día en que colaborara todo el mundo.
    muy bonito llamamemama!

    Un saludo. Mamajovenyporqueno.com

    ResponderEliminar
  3. No la conocia pero me parece una iniciativa preciosa como dices deben ser fechas magicas y hay que hacerla lo mas feliz posible destro de el hospital

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground