¿Hoy te sientes una Supermami?

jueves, 29 de enero de 2015

Sentirse así no es malo, os lo aseguro, si no todo lo contrario. Es cierto que no ocurre siempre, pero de vez en cuando, tenemos ese día tonto que te levantas con ganas de comerte el mundo.

Todas las madres, o la gran mayoría, deberíamos sentirnos súpermamis cada segundo, pero en ocasiones, la fatiga, el cansancio, los quehaceres, el trabajo, los niños gritando, la placha llamándote, todo eso hacen que nos sintamos de capa caída.

Pues he pensado que ¡Ya está bien! Dado que Llámamemamá os permite distraeros unos minutillos de vuestra rutina, me comprometo a realizar al menos dos veces al mes un post íntegro para mujeres.
Perdonadme los papis lectores, intentaré meter algunos consejillos para vosotros también.
Pero de momento, este será un espacio en el que buscaremos una forma diferente de sentirnos como reinas.

Consejos de belleza, fines de semana en pareja, lecturas, trucos para hacer nuestras propias escapadas, y sobre todo, poder compartir la filosofía del 'Time for us' ( tiempo para nosotras) que tanta falta nos hace.

Empezar sección no es fácil, por eso os pido vuestra ayuda. De vez en cuando me escribís para que hable sobre algún tema en concreto, así que este es vuestro momento.

Últimamente estoy intentado evitar toparme con la negatividad. Soy una persona optimista y aunque cueste, quiero mantenerme así. Por ello, me rodeo de lecturas y ambientes que me produzcan ganas de seguir adelante.

Dicho así, parece muy místico todo, pero nada más lejos de la realidad. Conseguí una interesante guía de coaching con la cual me sentí y me siento muy identificada y que por supuesto os animo a que leáis.

Su autora, Anna Fargas (podéis encontrarla en www.annafargas.net) es una mamá expatriada en París. Después de varios años en un trabajo que no la satisfacía personalmente, y de una mudanza a un país con un idioma desconocido, decidió liarse la manta a la cabeza y empezar a cumplir su sueño. 

A ella siempre le había gustado ayudar a las personas, así que dejó a un lado los miedos y comenzó a formarse en el coaching. Hoy en día ayuda a madres, que como ella en su momento, empiezan una nueva vida en un lugar diferente.

La verdad es que su positividad iba totalmente conmigo. Pronto me embaucó. Soy de las que piensa que para comenzar bien el día, pese a todo, debemos levantarnos de la cama dando gracias por cada segundo.

Se que en la vida hay muchos momentos en los que no encontramos el sentido de nada. El trabajo no funciona o no nos entusiasma, hemos perdido la ilusión por sonreír, parece que todo nos sale del revés y que algún conjuro nos han hecho para que no demos una a derechas. Sin embargo, un truco que Anna cuenta y que yo suelo hacer es volver una fortaleza aquello que en principio nos supone una debilidad.

¿Problemas en el trabajo? ¡Vamos a ponerle remedio! ¡Vamos a crearnos metas! Por desgracia, muchas personas realizan o realizamos una profesión que no nos corresponde, sin embargo, tenemos que tratar ver la cara A de esta situación : Aprender

Una palabra que sirve para muchos ámbitos de la vida. Aprender de los demás, aprender una profesión, aprender a querer, aprender a perdonar, en definitiva, aprender a vivir, con todas sus consecuencias.

Yo no pondría deberes (nunca me han gustado), y eso de pensar todos los días tres cosas buenas que nos hayan pasado...lo haría la primera semana y luego seguro que se me olvidaría.

Lo que recomiendo es que siempre que tengamos un momento intentemos respirar y sonreír. Si, sonreír, a fín de cuentas para algo gratis que tenemos, no debemos dejar pasar la oportunidad de hacerlo y estoy convencida de que esa alegría se contagia. 

Como madre creo que es importante que transmitamos esa motivación a nuestros hijos, porque como bien sabéis, ellos perciben nuestro estado de ánimo.

¿Os apuntáis a esto de sonreír cada día un poquito a la vida?

 

La primera visita

domingo, 25 de enero de 2015

Ayer leía precisamente un post sobre la reacción que las personas tenemos cuando vamos a visitar a alguien que acaba de dar a luz. Cuanto menos, me resultó muy pero que muy real.

Os pongo en situación. Una muy buena amiga acaba de ser mamá. Tod@s lo sabréis y para l@s que no, os lo cuento, que los primeros días de maternidad/paternidad son un auténtico caos.

Llegas a casa y ¿Qué nos espera? En un primer momento un hogar preparado, limpio, acogedor, vacío. Todo está en su sitio, como si la vida de antes de ser papás hubiese quedado paralizada, retenida en el tiempo. Huele a nuevo, a nueva etapa que comienza tras cruzar el umbral de entrada.

Sin embargo, según van pasando los días, el caos, descontrol, polvillo, ropa para lavar, ropa para planchar, digamos que se empieza a apoderar de nosotros. Nuestra nueva vida ya ha comenzado.

Entonces sucede. Todo el mundo se pone de acuerdo para acudir a la visita del recién llegado. Cada uno con su mejor intención intentan no descolocarte, y molestar lo menos posible. La mayoría acuden con un buen presente bajo el brazo, su mejor sonrisa y unas ganas inmensas de achuchar al bebé. Pero, ¿Alguien ha pensado en las necesidades de la mamá? Probablemente no.

A veces, el mejor regalo se simplifica en una pequeña ayuda. Un gesto que pocas veces, ya sea por vergüenza o por compromiso solemos pasar por alto.

¿Necesitas que te friegue los platos? ¿Tienes ropa para colocar?

Cuando acabas de dar a luz, obviamente la prioridad es el bebé. Las labores domésticas o incluso las personales pasan a un segundo plano. La falta de sueño, el cansancio, los nuevos quehaceres como madre ocupan la mayor parte del día, y también de la noche. Así que es de gran ayuda cuando esa amiga de confianza voluntariamente decide echar un cable con esos pequeños detalles que nos preocupan pero que no tenemos tiempo de resolver.

La bloguera contaba como alguna que otra amiga se quiso encargar de ir a la farmacia o incluso a la compra, para evitar que esos primeros días saliese mucho de casa. ¡Qué buena idea!

Y es que como bien digo, a veces nos da apuro ofrecer ese tipo de ayuda, sin embargo, estoy completamente segura de que más de una se sentiría inmensamente agradecida.

Lo mismo ocurre con los detalles. Muchas veces, (me incluyo) regalamos ropita, juguetes, etc, que no siempre es lo que la madre espera. No estoy hablando de un regalo económicamente elevado si no sobre todo práctico y funcional.

Los bodies: Esa prenda que jamás te planteas regalar y sin embargo algo que todas las madres lo deseamos. Ahora, por suerte, los hay de mil texturas, colores, dibujos, y además de un regalo ideal puede ser un regalo muy chulo.



Recuerdo que estando embarazada un familiar (era una sabia mamá) se ofreció a regalarme un sacaleches, por mi ignorancia le dije que no se preocupase, ni si quiera sabía si podría darle el pecho, así que me regaló un calientabiberones (súper útil también). El caso es que me acordé muchísimo de ella con la primera subida de leche. ¡Hubiese matado por uno de ellos!

Lo que quiero decir con esto es que, si hay confianza, tal y como hizo mi familiar, lo mejor es preguntar y os daréis cuenta de que muchas veces la cosa más simple es lo que más falta nos hace.

Algo que yo consideraba un regalo caído del cielo era cuando una mano amiga venia a casa y se ofrecía muy amablemente a cuidar durante un ratito del retoño para que me pudiese dar una de esas duchas que parecen interminables, que te dejan nueva y recargan tus pilas. ¡Pedazo de regalo!

Y a vosotr@s, ¿Cuál es el regalo que os hubiese gustado tener?

Tag Sugestões en Llámamemamá

jueves, 22 de enero de 2015

Hace unas semanas recibí un tweet de una mamá bloguera a la que sigo y que me hizo muchísima ilusión. Me propuse continuar la cadena porque pienso que este tipo de actividades contribuye a conocer aún más a la persona que está detrás del blog que sigues.

Mi nominación vino de la mano de Una mamá arquitecta. Tras ese título se esconde la madre de la pequeña Emperatriz. Una niña mágica, especial, que llena de orgullo a su mami con cada progreso que hace, y creo q esa satisfacción nos la transmite al resto.

Tag Sugestões es un divertido juego que consiste en presentar el blog que nos ha nominado y sugerir una película, un libro, una comida y proponer otras dos sugerencias para que otros blogueros respondan.

Así que...¡Allá vamos!

Una película

Para mi es complicado porque quien me conoce sabe que no soy nada cinéfila. Me refiero, hay muchas películas que me han encantado pero ni son de un género concreto ni tienen nada que ver.
De pequeña me encantaba La Princesa Prometida y Grease. Cada una de una manera distinta pero podía verlas una y otra vez sin cansarme.

Podría decir el Diario de Noah (una novedad ehhhh 😉). Cualquiera en la que aparezca Denzel Washington me vale también.

Pero si me tengo que decantar por una como súper favorita...Sin duda alguna, Cadena Perpetua.



Una serie

Modern Family. Desde el minuto uno se convirtió en lo más de lo más. Me reía muchísimo (Phil es mi ídolo) y compartir esas tardes de risas con mi chico hace que para mi sea mi momento preferido.

Tarde de domingo perfecta=mis chicos+ Modern Family+ manta y sofá 



Una comida

¡Ainssss si es que me gusta todo! Los huevos rellenos de mi madre, la merluza rellena de mi suegra, el pisto de mi abuela, los chorizos del pueblo, los puerros con Jamón York, el buen marisco, el solomillo relleno. En serio...TODO.

Algo que no me gusta...la coliflor y las acelgas 😝



Un libro

La verdad es que depende. Me encanta leer pero unas veces me apetece pastelosas ( cualquiera de Danielle Steel me vale) y otras más 'culturetas'.
A sangre fría de Truman Capote sigue estando en mi top ten.
Flores en el ático, son cuatro libros a cual más espectacular de todos. Quienes los hayan leído me darán la razón.
Cincuenta sombras de Grey...muy de moda...el primero no me gustó nada, aunque confieso que el segundo me enganchó.

Y ahora, me he propuesto leer Dime quién soy de Julia Navarro. ¿Lo habéis leído?



Mis dos propuestas para sugerir: Una ciudad y una canción

Una ciudad: Sin duda alguna, Roma. No hay ciudad con más encanto en el mundo.
Una canción: Cuaquiera de Camarón de la Isla, Michael Jackson o Mecano ¡Olé!

Y por fin...mis nominaciones!

Van a ser a tres blogs que me encantan!

Miles de Hobbies
Gololo&toin 
La sonrisa de Mini Yo

¿Os animáis a descubrir un poquito más de vosotr@s?


Al trabajo con mi hijo

domingo, 18 de enero de 2015

Desde que soy madre creo que me fijo bastante más en las desigualdades laborales que se presentan a mi alrededor a la hora de conciliar la vida maternal/ paternal con la profesional.

Como ya he dicho, de momento yo he tenido bastante suerte y no he visto ningún mal detalle por parte de mi empresa, si no todo lo contrario. Pero lo cierto es que es un tema candente, y existe.

Hace unos días, hablaba con una compañera sobre la posibilidad de que las empresas españolas dispusieran de guarderías en su interior. No encontrábamos ningún inconveniente, todo eran absolutas ventajas.

Tanto el empresario como el trabajador saldrían ganando. 

Por un lado, el padre o madre acompañarían al pequeño hasta la clase. Durante su jornada laboral estaría tranquilo y disponible si en algún momento ha de acercarse hasta el aula. La lactancia materna se vería prolongada. Además, al acabar la jornada podría recogerlo y volver juntos a casa.

Por otro lado, el empresario vería reducido el absentismo y seguramente los trabajadores valorarían muy positivamente este beneficio. Hecho, que estoy convencida, repercutiría para bien en su trabajo.

A veces, resulta muy estresante que algún contratiempo, como puede ser una enfermedad de tu hijo te haga solicitar unos días de ausencia. Si tenemos en cuenta las condiciones laborales a las que últimamente se enfrenta nuestro país, lo que está claro es que cuanto menos pone, por desgracia, en tela de juicio el compromiso del trabajador.

Después de intentar encontrar la razón por la que aún son mínimas las empresas en España que se acogen a este tipo de incentivos, me puse a investigar.
Un artículo de ABC.es informaba de las compañías que hoy en día disponen de este servicio. ¿Queréis saber cuáles son?

Grupo Santander,CMT, ElPozo Alimentación, el Hospital de Fuenlabrada y algunos más del sur de Madrid, Abengoa, Metrovacesa, el Ministerio de Defensa, el Congreso de los Diputados y la Guardia Real, entre otros ejemplos (pocos más).

La directora de WorkandLife, que es la empresa que gestiona la guardería del Grupo Santander, destaca que el paso fundamental para crear estos centros es que haya demanda por parte de los trabajadores y también que los directivos apoyen la conciliación laboral. 

El Hospital de Fuenlabrada es uno de los lugares donde existe dicha guardería. Un total de 58 niños ya disfrutan de sus instalaciones. Dicha guardería cuesta unos 394 euros por niños y que hay tres tramos de ayudas en base la renta per cápita de 50, 75 y 100 euros. El éxito de la guardería entre los empleados es tan grande que hay lista de espera.

Leía además, que otra de las ventajas es que esta medida reporta beneficios fiscales ya que las compañías acogidas, no computan en el Impuesto de Actividades Económicas y deducen el 10% en el Impuesto de Sociedades.

Así que, después de leer varios artículos que prácticamente contaban ventajas similares, me di cuenta de que actualmente las empresas que disponen de centros educativos son en su mayoría entes públicos, que por supuesto, también pagamos todos.

Entiendo que para las PYMES es un camino mas complicado, pero animo a todas las multinacionales y grandes empresas a hacer un poquito más fácil el día a día a todos sus trabajadores, que no cuesta nada.

¿Vuestra empresa dispone de guardería?



El significado de la muerte en la infancia

miércoles, 14 de enero de 2015

Hoy toca un tema raro, tabú, difícil, pero sin duda necesario, la muerte.

Hace apenas unas semanas me enfrentaba de nuevo a esta palabra, a veces impronunciable. La pérdida de un ser querido golpea nuestros corazones adultos y nuestros pensamientos, cuanto ni más los de aquellas personitas que a duras penas entienden la ausencia de alguien.

Seguramente, muchos de los que estáis leyendo ahora este post os habéis visto forzados a intentar explicar a un niño el por qué suceden estas cosas.

A los adultos, de por si, nos supone un shock psicológico que debemos poco a poco asumir. Los niños no están preparados decimos, ¿O si?

Hace poco me decían que la muerte es como nosotros queramos que sea, ¡Y qué cierto!

La muerte tiene diferentes estados. Primero incredulidad, después tristeza, después resignación y poco a poco llegamos a la aceptación. Si nos damos cuenta, es fácil que los niños se salten dichos estados  y directamente pasen a la aceptación. O su reacción primera sea de tristeza, o se resignen sin más. Pero aunque el orden a priori varíe, sin duda acabarán pasando por todos y cada uno de ellos.

Quizá cuando estamos sumidos en ese sentimiento de incredulidad o de tristeza nos resulte tremendamente complicado encontrar una explicación que satisfaga las preguntas de nuestros pequeños.

¿Por qué el abuelo se ha ido? ¿La abuela está en el cielo? ¿No le volveré a ver más?

Muchos de esos interrogantes, aunque parezcan sencillos, nos pueden llegar a descolocar. Lo mejor es no mentir. Hay que intentar ayudarles a pasar por cada fase hasta que lleguen a la aceptación. Frases como 'Se ha ido, pero ahora es una estrella más en el cielo' 'Tenemos que recordarle siempre para que nunca se vaya'...

La verdad es que me resulta a mi también complicado hablar del tema,  pero es la vida, es la realidad, y una de nuestras labores como padres es enseñarles a que hay que afrontarla de la mejor manera posible.

Obviamente aunque la muerte la extrapolamos a las personas, no debemos olvidarnos de los animales. Es muy probable que nuestros hijos convivan con mascotas. Mascotas, que muchas veces no tienen una esperanza de vida muy larga, como pueden ser los peces. O simplemente, sufran también algún tipo de desgracia.

Estoy preparando un post muy interesante sobre los niños y los animales, pero sin duda no puedo pasar por alto el hecho de que en la infancia, la presencia de un animal puede que se convierta en la presencia del primer amigo. Por ello, también debemos estar preparados para apoyarles si en algún  momento tuviesen esa ausencia.

Pero retomando la frase que sabiamente me dijeron, 'la muerte es como queramos que sea', me viene a la cabeza como tras el fallecimiento en México, los familiares celebran, invitan a conocidos, e incluso decoran los cementerios de una manera alegre, paradójicamente muy viva. Creo que la intención no es otra que celebrar el paso del ser querido a una vida mejor.

No es necesario creer en Dios para seguir pensando en que el alma nunca muera, y que como bien he dicho antes, mientras se recuerde a ese ser perdido, siempre seguirán vivos en nuestros corazones.



¡Especial sorteo en Llámamemamá! Un cumpleaños mágico

lunes, 12 de enero de 2015

Tal y como os decía en el post anterior, el próximo 3 de febrero Llámamemamá cumple su primer añito.
Aún me resulta increíble que esto vaya a suceder, sin embargo, queda nada y menos para esta fecha tan señalada.

Siempre he pensado que para este primer aniversario me gustaría hacer un sorteo especial, personal (dentro de mis posibilidades) y creo que lo voy a conseguir.

Hace unos meses, el genial equipo de Portage  contactó con Llámamemamá para colaborar en una campaña llevada a cabo por Hero Baby ¿La recordáis? Se trataba de reunir puntos de los envases para poder adquirir productos personalizados.

A mi me encantó la idea, y además, tuve la suerte de recibir en mi casa la famosa y codiciada bandeja con la foto de mi bebé (reconozco que me encanta asomarme a la cocina sólo para contemplarla).

Pues bien, ahora, 'Lo ponemos en bandeja' ha lanzado su particular campaña junto con el equipo de Portage.

¿Cómo podéis participar? Es muy, pero que muy sencillo.

Debes reunir 30 códigos de barras de productos adquiridos en tu compra diaria:
- Alimentación
- Perfumeria
- Drogueria
- Parafarmacia
- Bricolage
- Papeleria
- Herboristería
- Productos para mascotas

Una vez los reúnas, reserva tu bandeja en: www.loponemosenbandeja.com y envía tus códigos. Por sólo 15 euros, en unos días tendrás este original regalo en tu casa.

Sin embargo, el genial equipo de Portage no quiere faltar a nuestra fiesta de cumpleaños y por ello ha querido colaborar en este humilde pero comprometido sorteo.

Desde hoy hasta el próximo 3 de febrero a las 00.00 sorteamos una BANDEJA PERSONALIZADA, entre todos los que participéis. ¿Qué tenéis que hacer? Es súper sencillo. 

1. Dar a me gusta en Llámamemamá 
2. Compartir este post en vuestro muro de Facebook
3. Tenéis que contar cuál ha sido la anécdota más curiosa que habéis tenido desde que sois madres, padres, tíos, abuelos...con vuestros pequeños.

¿Quién ganará?

El ganador será aquel comentario que tenga más me gustas.

¿Y si hay empate? 

En tal caso, se nos ocurrirá seguro una divertida forma de obtener un ganador.

¿Cuándo sabrás si has ganado?

El próximo 3 de febrero habrá post especial donde daremos el nombre del ganador. Ese mismo día tendrá que mandarnos sus datos para que el equipo se ponga manos a la obra.

Se de buena tinta que a veces, lo de participar en sorteos da pereza, y esas cosas extrañas que nos pasan de vez en cuando, pero me encantaría que si eres lector de Llámamemamá formes parte de esta simpática iniciativa, tengas o no hijos, estoy segura de que te encantará tener esta estupenda bandeja con la foto de esa persona especial.

Así que no valen excusas, preséntate al sorteo y haz que tus amigos te voten. ¡No importa si estás fuera de España! Lo importante es participar y pasar un buen rato así que...¡Te espero!





Estamos de vuelta!

miércoles, 7 de enero de 2015

Después de tantas fechas extrañas, creo que mi cuerpo y mi mente empiezan a volver a la vida real y sobre todo, a la rutina, que aunque parezca mentira, algunas veces se convierte en un estado necesario.

No diré que han sido unas Navidades bonitas, ni especiales, si no, mas bien raras, distintas, inesperadas, con altibajos y sobresaltos, buenos y también malos.

Creo que en alguna ocasión os he comentado que me encanta la Navidad, y pese a todo, es un sentimiento que quiero mantener.
No pensaba cerra por vacaciones el blog, porque mas de una lectora me decía que no lo hiciese, que muchos son los bloggers que se van en esas fechas y necesitaban cosas que leer, pero ahora se que hice muy pero que muy requetebién.

No es que no haya echado de menos escribir, las letras son mi vida y mi alma entera, si no que llevaba un tiempo de agotamiento in extremis. Me notaba débil y me preocupé. Por suerte, mis análisis certificaron eso que yo me imaginaba, necesitaba tiempo, relax y tomarme todo de otra manera. El trabajo, el blog, el niño , el padre, la boda, y alguna que otra cosa más estaban chupando mis fuerzas. Mi cuerpo necesitaba un stop inmediato.

Así que bueno, pensé que centrarme en mi y en mi familia unos días en exclusiva estaría bien. Empezaban mis vacaciones, esas de relax absoluto, cuando mi chico se puso muy malito del estómago. Después de una semana en urgencias y tres días ingresados, por fin, parecía que empezábamos a ver la luz. Aún me quedaban unos días de descanso, pero nada más lejos de la realidad. Todo fue un ir y venir de invitaciones, preparativos, en fin...poco tiempo quedó para no pensar.

Y después de dos duros días de vuelta al trabajo, cuando es 30 de diciembre y piensas que el año se acaba y que nada puede pasar en ese acabado 2014, recibes una llamada. De esas que jamás esperas recibir en la que te comunican que has perdido a un ser querido.
Bloqueo total. Mi abuelo había fallecido de una manera repentina, silenciosa, como él era, cauto y tranquilo. Pensáreis que era una persona mayor, de 88 años, cierto, y que es ley de vida, bla bla bla, pero era mi abuelo.

Representaba para mi mucho más que mi infancia, era un ejemplo a seguir. No tuvo una vida fácil, y por eso quizá la coraza que tenía le había impedido ser feliz plenamente. Pero amaba a sus biznietos por encima de todo. Su sonrisa, esa que durante años quiso ocultar, se desplegaba cada vez que uno de sus pequeños siete descendientes aparecía para visitarle.

Así que, con eso me quedo. Y es que si algo estoy aprendiendo es a vivir todo intensamente, mas lo bueno que lo malo, pero a intentar pestañear lo menos posible para que nada se me escape. Todo cambia en cuestión de segundos.

Cómo habéis comprobado mi año no terminó de una manera bonita, pero si que lo empecé con fuerza. Me he marcado muchos propósitos ( de esos que casi nunca se cumplen) y muchas metas que alcanzar en este 2015 que como mi chico y yo decimos, será un punto de inflexión.

También le he pedido a este nuevo año muchos embarazos, ( no míos, claro está) pero si para todas esas personas, que me rodean y que no, que están en plena búsqueda y que a veces la desesperación azota de una manera extraña sus vidas. Quiero que sean mamás y papás y poder seguir contando miles de partos más.

Además, y como os adelantaba hace unos días por Facebook, se acerca el cumpleaños de alguien muy especial ¡Llámamemamá! El próximo 3 de febrero nos haremos un poquito más mayores y como la ocasión lo merece, vamos a tener sorpresas, entre ellas, un sorteo muyyyyy especial con la colaboración de nuestros amigos de Portage Comunicación que os lo van a poner ' en bandeja'... Y hasta aquí puedo leer... 😊

Espero estéis todos de vuelta y podamos seguir compartiendo muchos mas años juntos.

Besos!



Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground