¡A comer se ha dicho!

jueves, 26 de febrero de 2015

No sabía muy bien cuando hacer esta entrada, y supongo que no será la única sobre el tema, pero ahora que me encuentro inmersa en el proceso del cambio de alimentación y hábitos en la comida, he decidido que ha llegado el momento de compartir ideas.

Os daréis cuenta con el día a día que el tiempo pasa volando. ¡Parece que fue ayer cuando daba de mamar a mi bebé! Y hoy me planteo cómo organizarme con su alimentación.

Uno de los puntos fuertes de la guardería es el comedor. Se de buena tinta que muchas de vosotras sentís miedo, incertidumbre, por cómo será ese momento del día, sin embargo, creo y por mi experiencia veo, que sirve de gran ayuda a papás y mamás.

Parece una tontería, pero el hecho de que cenemos o comamos juntos ayuda al pequeño a identificar ese momento de sentarse en la mesa y compartir un ratito en familia. Puede ser un buen punto de encuentro. Cuando son pequeños podéis acercar la trona a la mesa y que el niño se sienta partícipe de ese cotidiano ritual.

Los niños son grandes imitadores. En la escuela, aprenden de sus compañeros, y la comida es el momento dónde probablemente más habilidades adquieran. Comer con cubiertos, probar cosas nuevas, cambiar el biberón por el vaso... Como siempre digo, ¡Aprovechémonos de esto en casa!

Bien es sabido que es propio de los niños eso de ¡No me gusta! Y sin embargo, cuando acudimos a una casa ajena, nos quedamos con cara de pocker cuando eso mismo que tan poco le gustaba se convierte en un manjar. Os suena, ¿Verdad?

Las que tenéis más de un hijo seguro sabéis que el pequeño siempre intenta imitar al mayor (obviamente en lo malo y en lo bueno), por lo cual aquí también podemos jugar al juego de colaborar. Entre todos tenemos que educar.

Reconozco abiertamente que para nada soy buena cocinera, además de perezosa (es la verdad verdadera) así que este nuevo proceso me está costando. Hasta hace bien poco, la cena en casa era algo bastante superficial, rápido y no siempre demasiado saludable (aunque está bien algún capricho de vez en cuando) por lo que ahora estoy pensando cómo hacerlo.

Lo primero que tengo en mente es hacer una lista. Lista de pescados, carnes y verduras que un niño de 15 meses y seis dientes puede ingerir.

Lo segundo es buscar recetas, (podeis y además agradezco que compartáis si sois unas cocinillas)
Como apenas tengo tiempo, intentaré que sean recetas fáciles, rápidas y saludables.

Lo tercero, pero no menos importante, es crearme un planning semanal teniendo en cuenta las comidas de la guarde donde considere la introducción de todos los alimentos. 
Un error que se comete en muchas familias es no planificar el menú de la semana. La improvisación forma parte de nuestra cultura y también de nuestra dieta.

La fruta. Esa gran desconocida para muchos, y reconozco que para mí también (seguro que pensáis lo mal comedora que soy, y tenéis toda la razón) así que creo que también va a ser beneficioso para mi salud. La fruta es básica en una dieta equilibrada. Hoy en día, la obesidad infantil no deja de crecer. Los malos hábitos se apoderan de nosotros y las fast food son ya un must en nuestra vida. Debemos evitar potenciar el consumo masivo de grasas, rebozados, y dulces.

Hace unos meses, una amiga nos contaba a un grupo de mamis uno de sus secretos: Www.pequerecetas.com ¿Conocéis la página? Os animo a que buceéis en la web y descubráis las recetas familiares, rápidas, divertidas. Recetas para embarazadas o para fiestas infantiles. Además, dispone de un menú semanal que seguro os será de gran ayuda para planificamos mejor. ¡A mi me encanta!


Y vosotros, ¿Cómo os organizáis a la hora de comer?





Educando en la música, ¿Os atrevéis?

lunes, 23 de febrero de 2015

¿Cuando estabáis embarazadas (o si lo estáis) poníais música a vuestro bebé? Yo quiero ser sincera, y la realidad es que  bien por falta de tiempo o por falta de interés, jamás lo hice.

La verdad es que en mi casa el conocimiento musical brilla por su ausencia. Sin embargo, tras empaparme de artículos y libros prenatales descubrí la importancia de la música en el desarrollo del bebé desde antes de nacer.

Pero no ha sido hasta hace poco cuando me he convencido de ello y cuando pienso que si tuviese otro bebé, sin duda lo haría.

Llegó a mi vida por casualidad y poco a poco se ha ido convirtiendo en curiosidad. Habéis oído hablar de El  Mago Diapason  y el Libro de las Emociones?



Pronto os lo explicaré en profundidad, de la mano de su creadora Paqui Castro, pero no he podido resistirme a poneros en antecedentes y a que vayamos intercambiando opiniones.

Amante de la música clásica y artista desde la cuna, ser madre le dio la oportunidad de poder compaginar dos de sus pasiones. La música y la maternidad.

Conocedora de los beneficios de la música en el desarrollo sensorial de los más pequeños, comenzó a poner en práctica con sus hijos dicho proceso. Cabe señalar, que hoy en día, ambos son experimentados músicos.

La investigación neurocientífica ha demostrado la diferencia que existe entre los cerebros que han sido educados mediante la música y los que no, y obviamente pudieron concluir que había estructuras superiores en el cerebro de los músicos a el de las personas que no han tenido un desarrollo musical.

¿Sabíais que el bebé puede oír desde las 16 semanas de gestación y es entonces cuando su conocimiento empieza a desarrollarse? El Libro de las Emociones está creado desde el sentimiento, desde la ternura y la necesidad de crear un vínculo entre madre e hijo, más allá de la unión  que supone un embarazo.

Pero no quiero daros más pistas, porque quiero que lo vayamos descubriendo juntos. Yo estoy en periodo de prueba con mi pequeño, ya que dicho método va desde el vientre materno hasta los ocho años. Además, su autora y creadora Paqui Castro está deseando contarnos de primera mano cómo podemos adentrarnos junto a nuestros hijos en un viaje musical de la mano del genial Mago Diapasón.

¿Os atrevéis?


Nos vamos de fiesta!

jueves, 19 de febrero de 2015

Cómo pasa el tiempo, ¿Verdad? Sin apenas darnos cuenta empezamos a salir del invierno y a meternos poco a poco en la primavera.

Una época llena de luz, colores, olor a azahar y a flores nuevas, y por supuesto, a la vuelta de la esquina tenemos el mes de mayo. Y con él llegan los bautizos, las bodas y las comuniones.

Si vestirnos nosotros ya resulta complicado, ni que decir tiene que buscar la ropa adecuada para nuestros pequeños puede resultar una odisea.

Por suerte, tengo el placer de contárselo en primera persona. Me caso, y mi petit junto con dos niñas más llevarán las arras.

Ahora me toca elegir. ¿Pantalón corto? ¿Bermuda? ¿Color? Tipo de vestidos. ¿Tocados? ¿Diademas?

Por ese motivo, he decidido recopilar algunos de los outfits de fiesta más característicos para dichos eventos.


Me encantan las coronas de flores naturales, pero seamos realistas, ¿Creéis que las aguantarán?



Reconozco que es ver un tul y volverme loca. Toque de dulzura y presencia, una muy buena opción para las pequeñas princesas.


La realidad es que, como siempre, los niños tienen menos opciones, pero tienen. Las camisas Mao son el complemento perfecto, combinable con cualquier color.



Tanto el conjunto dos piezas de niño como el impresionante vestido apuntillado de niña denotan elegancia y el azul aporta luminosidad y alegría.



El fafin es el complemento ideal para las bermudas, las cuales, sin él pueden ser usadas de diario. El lazo a la cintura le da un toque distinguido y de fiesta.


Os muestro algunas de las imágenes de las bodas reales europeas más conocidas.


Caracterizadas por llevar un gran número de pajes que acompañan a la novia. Con trajes, para mi gusto excesivamente recargados, pero sin duda, diferentes. ¿Quién no recuerda a Froilán encabezando la Corte?



Elegir tanto blanco en una boda, me parece un desacierto, y menos cuando algunas pequeñas damas son casi adolescentes. Por otra parte, los trajes de marineros suelen asociarse a trajes de comunión. En mi opinión una elección poco afortunada.


¿Qué tipo de trajes o vestidos os gustan para arras?¿Alguno de vuestros hijos han sido pajes nupciales?













Second hand para niños

lunes, 16 de febrero de 2015

En España está adentrándose muy poco a poco el mercado de objetos y ropa de segunda mano en general, pero si se trata de niños, todavía somos más reacios.

Quizá asociamos ropa de segunda mano=ropa para gente de pocos recursos, y sinceramente ojalá nuestra mentalidad comience a cambiar.

En Reino Unido por ejemplo, es muy común ver en cada calle una tienda de segunda mano que dona parte de su recaudación a asociaciones benéficas. ¿No os parece una ideal genial?

¿Quién no ha heredado ropa en buen estado de algún familiar o amigo? Sin embargo, comprar cosas usadas por un desconocido nos produce pavor.

Sin embargo, y aunque como he dicho anteriormente, nuestros pasitos son de tortuga, nuestra sociedad está comenzando a dar oportunidad al comercio de segunda mano. Buena culpa de ello la tiene internet. Gracias a los nuevos modelos de comunicación, somos capaces de encontrar de una manera cómoda y rápida mobiliario infantil, ropa, y accesorios usados que nos pueden venir muy pero que muy bien.

Una de las páginas más usadas y que ya he oído muy buenas opiniones por parte de muchas atrevidas mamás es Percentil.

¿Cómo funciona?

Algo que me gustó mucho es que todas las prendas esta divididas por precios. Las categorías van a partir 1 euro hasta 20 euros o más. Es muy sencillo. Eliges niño o niña, zapatos, ropa o accesorios y...¡A comprar!

Marcas de lujo (Kenzo, DKNY, Tommy Hilfiger, etc...) a precios muy competitivos. Todos los productos pasan un exhaustivo control para que no haya nada en mal estado. Además, recibes el pedido como un bonito paquete. ¡Se puede vestir muy bien sin necesidad de morir en el intento!



Pero por si esto no os ha parecido interesante o si todavía no os veis animadas a comprar cosas de segunda mano, en Percentil también recogen tu ropa, la valoran y ¡Te pagan! Seguro que tenéis un montón de cositas que sabéis que no van a usar, y necesitáis conseguir un dinerito extra, pues es vuestro momento.


Confieso que yo soy muy perezosa para vender algo, pero la realidad es que la gente expone sus artículos que van desde un paquete de pañales hasta un carro completo por menos de 200 euros.

Lo que si compré por internet fue el cinturón de embarazada para el coche, y fue todo un acierto. Recuerdo que en unos grandes almacenes ese mismo complemento valía más de 50 euros y yo lo adquirí por ¡12 euros! Por supuesto, en perfecto estado.

Podéis bucear por la red y veréis que cada vez existen más webs dedicadas a la compra venta de artículos para bebés y niños. Páginas que sin duda alguna nos facilitan la vida a todos, y más aún con esta crisis que arrastramos y que ha azotado a tantos padres.

Y vosotros, ¿Habéis probado q comprar artículos de segunda mano? ¿Qué páginas recomenaríais?

Una mujer mamá

martes, 10 de febrero de 2015

Me encanta el título de este post, y lo reconozco. ¿Por qué? Pues muy simple, no somos mamás mujeres si no más bien mujeres mamás. Y la diferencia del concepto es la clave de su significado.

Lo he dicho millones de veces, consideró muy importante aprender a separar nuestra vida maternal de nuestra vida personal, como personas, como mujeres, como seres que necesitan relacionarse, sentirse guapas y queridas. ¡Y os aseguro que es posible!

No se si os pasará como a mi, pero todas las mujeres mamás me parecen guapas. Lo cierto es que hay quien aún no ha sabido sacar esa belleza especial que te hace ser madre. Yo lo llamaría madurez. Ser madre te da cierta madurez, te proporciona un sentimiento de responsabilidad fuerte.

Por ello, he pensado muy interesante que compartamos algunos truquillos sobre cómo sentirnos mejor. 

Se que San Valentín está a la vuelta de la esquina, y aunque no quería hacer un post sobre ello, la verdad es que supone una excusa válida para que ese día lo dediquemos a nosotras y a nuestras parejas.

El físico importa: ¡Y tanto qué importa! Es esencial que disfrutemos de nosotras y nos veamos guapas, sexies, atractivas. Si nosotras mismas nos gustamos, tened claro que encantaremos a todo aquel que esté a nuestro alrededor. 

No es necesario hacer grandes desembolsos para ello, si no pasos simples que harán que empecemos el día con energía.

Maquíllate: se que a muchas personas no les gusta pintarse, pero nadie puede negar lo mucho que favorecen unos toques de colorete, unas pestañas marcadas con rímel y un poquito de brillo en los labios. Nada excesivo, sin embargo, te da cierta feminidad. 

Cambia de peinado: Seguro que os ha pasado que al cambiar de peinado alguien os ha comenta 'Qué guapa estás, ¿Qué te has hecho?' Probablemente te hayas soltado el pelo cuando siempre llevas coleta, pero ese mínimo cambio hace que despiertes interés en la gente.

Ve a la peluquería: ¡Si puedes, hazlo! Yo siempre digo que el momento peluquería es mi momento. Nada ni nadie me lo puede estropear. Además cuando cruzas el umbral de salida, creo que todas notamos esa sensación de comerte el mundo sin complejos. Nos sentimos renovadas.

Píntate las uñas: Parece una tontería, pero al final son momentos rescatados del día que nos pertenecen. Cinco minutos en el baño, de relax, arreglando nuestras manos, son cinco minutos que seguro saben a gloria.

Date un baño relajante: Si puedes, antes de ir a dormir, y cuando los niños duermen, date un baño de espuma, sales y lo que se te ocurra. Aprovecha para exfoliar tu piel o para reposar la mascarilla del pelo. Disfruta al máximo de ese ratito de paz y silencio y carga tus pilas.

Soy consciente de que no siempre podemos llevar a cabo estos pequeños rituales, pero al menos uno al día estaría genial para alimentar nuestro ego y nuestra positividad. Sentirse bien por dentro y por fuera fomenta ese bienestar en la familia. Y vosotr@s, ¿Intentáis cuidaros?




¡Llámamemamá os necesita!

lunes, 9 de febrero de 2015

La realidad es que siempre os necesito, no sólo ahora, pero bueno, quizá es un buen momento para contar con todos vosotros.

Llámamemamá esta nominado a los premios Blogs 20 Minutos. La verdad, es que he presentado la candidatura sin muchas pretensiones, no nos engañemos, pero con una ilusión tremenda.

Quienes conocéis dichos premios sabréis que ganar es misión imposible ¡Más de 7.000 blogs se han presentado! Así que como os podéis imaginar la cosa está muy pero que muy difícil.

Sin embargo, creo necesario que entre todos apoyemos a todos esos blogs que están empezando, o que como Llámamemamá, llevan relativamente poco.

Y como buena candidata, aquí os muestro las razones por las que os pido vuestro preciado voto.

En primer lugar, y como ya he dicho, porque somos un blog relativamente joven, y merecemos que alguien apueste por nosotros.

En segundo lugar, porque este blog está escrito y diseñado por una sola persona, por lo que el esfuerzo y dedicación es aún mayor. Con el tiempo he ido sabiendo que muchos de los blogs que sigo están redactados por varias personas, maquetados por otras, y que todo un equipo trabaja de lleno en ellos. Esto no es para nada negativo, pero lo cierto es que facilita muchísimo su progreso.

Y en tercer lugar, ¡Por que os lo merecéis! Los 'llámamemamistas', como una buena amiga nos denomina, sois fieles lectores, sois la esencia pura de este blog. Sólo por vosotros debemos estar ahí.

¿Qué tenéis que hacer para poder dar vuestros votos?

Os dejo este enlace dónde explica con pelos y señales y de una manera clara cómo participar. 


Lo primero que tenéis que hacer es registraros en 20minutos.es (es rapidísimo) y seguir las instrucciones de este enlace.

Llámamemamá participa en la categoría de PERSONAL. Buscáis la letra L y en la página 8 me encontrarás. 







Recordad que no se trata de dar estrellas, si no votos.

¿Hasta cúando se puede votar?

La fecha límite es el próximo 2 de marzo, desde el pasado 6 de febrero. 


Cualquier duda que os surja, por favor, hacedmela saber y yo intentaré ayudaros.

Podéis votar desde cualquier recóndito lugar del mundo mundial y además ayudarme con la campaña para que vuestros seres queridos y amigos nos voten. De verdad que sois Llámamemamá y por eso cualquier reconocimiento, por pequeño que sea, es vuestro también.

De antemano os doy las gracias por vuestro apoyo y calor que noto día a día, para mi no hay mayor premio que que lleguen los lunes y jueves y sentiros taaaan cerquita.

¡A por ello! ¡Gracias!




Primark, un lujo para nuestros bolsillos

jueves, 5 de febrero de 2015

Conocí Primark hace casi nueve años, en Oxford (Reino Unido). Reconozco que fue todo un acierto y mi gran amiga Brenda y yo gastamos unas cuantas libras en un montón de cosas muy atractivas.

Como era de esperar, pocos años después de este genial descubrimiento, Primark pisaba suelo español. Poco a poco comenzó a hacerse un hueco dentro del mundo textil y hoy por hoy muchas celebrities completan sus total looks con prendas de dicha marca. ¡Van a abrir una enoooorme tienda en plena Gran Vía!

He comprado varias cosillas para mi pequeño, y he de ser sincera, lo cierto es que la calidad se nota. No os puedo engañar.

A mi parecer, las prendas que tienen son muy útiles para la guardería, o para el día al día. Pero se desgastan con facilidad, sobre todo si los pequeños aún gatean.


Pantalón chandal con elástico unisex (7 euros)


Pero la relación calidad/precio es fenomenal para los tiempos que corren.

Primark da la oportunidad de poder vestir bien sin hacer grandes esfuerzos económicos. Esto significa, que las desigualdades sociales en los colegios o guarderías pueden desaparecer. ¡Y eso es una muy buena noticia!


Camisa cuello mao niño: 8 euros


Pantalón vaquero desgastado: 12 euros



Jersey de punto a rayas para niña: 11 euros

La verdad es que ir a Primark es salir de la tienda cargada de miles de cosas. No sólo ropa para nuestros pequeños si no también menaje del hogar, abalorios, colgantes, bufandas, bolsos, gorras y todo a un precio apto para muchos bolsillos.



Zapatillas de tela suela blanda para bebés: 4 euros.

Como podéis ver el vestir bien no está reñido con los precios. Para quien aún no haya visitado un Primark...Aviso: ¡Es Adictivo! 

Gran superficie con un montón de cajas que hacen que todo fluya rápidamente y las compras no se conviertan en una pesadilla.

Y vosotr@s, ¿Qué opináis de las tiendas low Cost?







¡Cumpleaños muyyyyyy feliz! ¡Gracias de corazón!

martes, 3 de febrero de 2015

Estoy entusiasmada por escribir este post.

Llevo días dándole vueltas y quería que fuese especial. ¡Feliz cumpleaños a tod@s!

Me llamo Irene Fernández, tengo 28 años (en unas semanas cumpliré 29) y soy de Madrid. De vocación y carrera periodista, aunque de profesión me encuentre inmersa dentro del mundo financiero.
Hace exactamente un año estaba de baja maternal. Hacía apenas tres meses que llegó al mundo mi primer retoño.

Como es obvio, este acontecimiento cambió mi mente y mis objetivos, pero también me dio la fuerza necesaria como para volver a lo que verdaderamente me llena, la comunicación.

Después de un tiempo de adaptación como madre, llegó (aunque parezca una locura), mi deseo de tener un espacio. Lejos de niño, de pareja y de casa. Así es como un bonito 3 de febrero nació Llámamemamá.

Supongo que todo surgió de mis ganas de no tirar al vacío mi verdadera vocación. Nací para ser periodista y luchando contra todo, moriré siéndolo. ¡Maldita crisis!

Antes de Llámamemamá hubo otros proyectos. De hecho, algunas me seguís desde entonces, pero creo que la maternidad me dio mucho más que un hijo, me ofreció la posibilidad de mostrar mis sentimientos, de compartir mis experiencias y de no dejar de escribir.

Empecé publicando los lunes, pero sorprendentemente me seguía más gente de lo que yo jamás imaginé, así que me propuse ampliar al jueves. ¡Menuda locura Irene! - decía mi chico. Y no le quito razón. Un blog necesita compromiso para con tus lectores y yo tenía que estar segura. Pero ¡Es mi pasión!

El nombre lo había tenido en mente desde antes de dar a luz, ¿Hay algo más bonito en este mundo que escuchar a un niño llamándote mamá? Creo y estoy segura de que no. Llámame mamá una y mil veces, jamás me cansaré de escucharlo.

Pero no fue hasta que mi gran amiga y también periodista Cristina de Dios del blog Omelocotton, me miró de frente y me dijo ¡Adelante! ¡Es una gran idea! La gente merece leer cómo escribes. Cristina siempre tiene palabras bonitas hacia mi y por eso, es parte fundamental de la historia de este blog. Sin ella, jamás me hubiese tirado a la piscina. ¡Gracias amiga!

Así que, un buen día me puse manos a la obra. Pasadas unas semanas, el blog fue cogiendo forma, lo modernizamos, empezamos a crecer en las redes sociales y fue el 20 de febrero cuando surgió el formato que ahora conocéis.

Los partos. Se que os encantan, y a mi formar parte de cada historia me llena profundamente. Doy las gracias a todas y cada una de las personas que me habéis permitido el lujo de contar un pedacito de vuestra intimidad. De algún modo, meterme en cada sala de quirófano y revivir emociones, probablemente, las mejores de vuestras vidas, me hace sentirme tremendamente afortunada. Soy consciente de que quedan muchos partos en el tintero y estoy deseando ponerme con ellos.

Os considero una gran familia. Familia de todo el mundo. Me consta que nos leen desde más de 74 países. México, Argentina, Chile, Perú, Venezuela, Brazil, Colombia...¡Gracias Latinoamérica! Desde Estados Unidos ¡Muchos abrazos! Desde países vecinos como Francia, Portugal, Alemania, Reino Unido, Noruega, Finlandia, Suiza, Suecia...¡Muchos besos! Desde Pakistán, India, Tailandia, Australia, Arabia Saudí...¡Millones de gracias! Y por supuesto, desde ¡España! Gracias, gracias y gracias de corazón.

No quiero dejarme a nadie, ni a ningún país, pero de verdad no os podéis imaginar lo que significa. El saber que te lee una persona me hace sentir plena, pero el conocer que te leen tantas personas (habéis sido casi 20.000 lectores únicos) y desde tantos sitios, me hace sentir orgullosa de todos vosotros. Llámamemamá es por y para que lo disfrutéis.

Gracias también a todas las marcas y colaboradores que han confiado y confían en Llámamemamá. Ordesa, Hero Baby, Kínder, Portage, Widuka, Neositrín, Casualplay, Qué placer de web, Madresfera, Hospital Doce de Octubre...Porque juntos seguiremos dando buenos consejos a todas las mamás y papás de la blogosfera.

Hoy dejáis que me extienda, ¿Verdad? Quiero dar las gracias a mi madre, porque ella me enseña cada día el significado en mayúsculas de la palabra MAMÁ. A mi padre, porque siempre ha confiado en mi.
A mi compañero, amigo y ¿Por qué no decirlo? Futuro marido (que fuerte suena :)) gracias por embarcarte en cada locura que se me pasa por la cabeza. Por aguantar, soportar, pero valorar siempre mis decisiones y por creer en mi, en lo que soy y en lo que siento sin condición alguna. Eres un padre imperfectamente genial.

Pero si aquí alguien es el 'causante' de que duerma poco y escriba mucho, no es otro que tú, mi Petit MANUEL. Gracias, porque tu existencia me ha hecho grande, como persona y también como periodista. Has sido, eres y serás nuestra mejor decisión.

Me despido, con lágrimas en mis mejillas, lo reconozco, pero con la inmensa satisfacción de saber que ya formáis parte de mi familia. ¡Gracias a todos por regalarme tanto en este primer año!

¡Qué sean muchos más a vuestro lado!




¿Mi hijo me entiende?

lunes, 2 de febrero de 2015

Algo que hay que tener claro siempre es que cada niño es un mundo. A veces comparamos, pero si no dejamos de hacerlo es posible que nos volvamos locos.

Cada niño requiere su tiempo, pero sobre todo, lo que necesitan para que su cerebro madure correctamente es nuestra ayuda. Algo básico y que está en nuestras manos.

A ves nos preguntamos si nos entienden, y la respuesta es SI. Los bebés cuando nacen se rigen por los sentidos. El tacto, el olfato, el gusto, el oído, pero su cerebro crece a toda prisa y poco a poco comienzan a transformar todas esas percepciones en emociones, en sensaciones y van tomando nota de todo ello.

El contacto, los primeros meses de vida, es fundamental. Los bebés sienten el cariño, y el calor humano es algo necesario para que se sientan bien y protegidos. Según pasan los meses os daréis cuenta de que nos conocen. Reconocen perfectamente a sus padres, y no es necesario el contacto para que ellos sepan que están cerca.

Hablar. Puede parecer una tontería, pero no lo es. El hablar directamente con el pequeño hace que den significado a las palabras. Lo mejor es hablarles claro, sin onomatopeyas, ni diminutivos. No es el ¡Gua gua! Si no el perro. No es 'aba' si no agua. Obviamente, para ellos resulta más complicado de pronunciar, pero no pretendemos que lo hagan, simplemente que lo asocien con la palabra correcta.

Querer. Parece algo innato, pero no lo es. La familia se quiere, pero que el pequeño note esas muestras de cariño entre sus padres y para con él, es tan importante o más que cualquier otra enseñanza. Los niños no son felices por naturaleza, si no que todo lo que le rodea influye de una manera descomunal en su estado de ánimo.

Apoyar. Los adultos necesitamos personas en nuestra vida que nos apoyen y nos animen. Que nos hagan saber lo buenos que somos en todo aquello que se nos da bien. Con los niños pasa exactamente lo mismo, pero multiplicado por diez. Cuando somos pequeños nuestra personalidad está en proceso. Nos sentimos a veces inseguros, no nos fiamos de nuestras capacidades y buscamos desesperadamente un signo de aprobación. Como padres, nuestro cometido es fomentar la capacidad de superación e intentar fortificar el autoestima de nuestros hijos. 
Palabras bonitas y positivas refuerzan sus principales emociones, ¡Tú puedes! ¡Estamos orgullosos de ti! ¡Sigue así! 
No es necesario que estén en la adolescencia, si no desde pequeños podemos alentarles a ser los mejores.

Muchos padres asisten con sus hijos a actividades extraescolares como fútbol, gimnasia rítmica, baloncesto... Y no dan tregua alguna a sus pequeños. Una cosa es animarles y otra muy distinta es desear que sean lo que no son. Los juegos son sólo eso, juegos y lo más importante es que aprendas a trabajar en equipo, a compartir y a mejorar.

Corregir. Esto es algo esencial en el crecimiento de nuestros hijos. Aunque creamos que no nos entienden, lo hacen, por ello debemos corregirles y enseñarles. Educar al fin y al cabo es enseñar y de eso se trata. Intentar mostrarles aquello que es correcto y que con el tiempo vayan adquiriendo hábitos.

Personalmente trato de llevar acabo cada punto con mi hijo. Reconozco que no es tarea sencilla, pero ¿Quién dijo que ser padres era algo fácil?

NO OS OLVIDÉIS: MAÑANA DÍA 3 CUMPLIMOS NUESTRO PRIMER AÑO Y HAY POST ESPECIAL. ¡QUÉ NERVIOSSSSSS!


Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground