¿Mi hijo me entiende?

lunes, 2 de febrero de 2015

Algo que hay que tener claro siempre es que cada niño es un mundo. A veces comparamos, pero si no dejamos de hacerlo es posible que nos volvamos locos.

Cada niño requiere su tiempo, pero sobre todo, lo que necesitan para que su cerebro madure correctamente es nuestra ayuda. Algo básico y que está en nuestras manos.

A ves nos preguntamos si nos entienden, y la respuesta es SI. Los bebés cuando nacen se rigen por los sentidos. El tacto, el olfato, el gusto, el oído, pero su cerebro crece a toda prisa y poco a poco comienzan a transformar todas esas percepciones en emociones, en sensaciones y van tomando nota de todo ello.

El contacto, los primeros meses de vida, es fundamental. Los bebés sienten el cariño, y el calor humano es algo necesario para que se sientan bien y protegidos. Según pasan los meses os daréis cuenta de que nos conocen. Reconocen perfectamente a sus padres, y no es necesario el contacto para que ellos sepan que están cerca.

Hablar. Puede parecer una tontería, pero no lo es. El hablar directamente con el pequeño hace que den significado a las palabras. Lo mejor es hablarles claro, sin onomatopeyas, ni diminutivos. No es el ¡Gua gua! Si no el perro. No es 'aba' si no agua. Obviamente, para ellos resulta más complicado de pronunciar, pero no pretendemos que lo hagan, simplemente que lo asocien con la palabra correcta.

Querer. Parece algo innato, pero no lo es. La familia se quiere, pero que el pequeño note esas muestras de cariño entre sus padres y para con él, es tan importante o más que cualquier otra enseñanza. Los niños no son felices por naturaleza, si no que todo lo que le rodea influye de una manera descomunal en su estado de ánimo.

Apoyar. Los adultos necesitamos personas en nuestra vida que nos apoyen y nos animen. Que nos hagan saber lo buenos que somos en todo aquello que se nos da bien. Con los niños pasa exactamente lo mismo, pero multiplicado por diez. Cuando somos pequeños nuestra personalidad está en proceso. Nos sentimos a veces inseguros, no nos fiamos de nuestras capacidades y buscamos desesperadamente un signo de aprobación. Como padres, nuestro cometido es fomentar la capacidad de superación e intentar fortificar el autoestima de nuestros hijos. 
Palabras bonitas y positivas refuerzan sus principales emociones, ¡Tú puedes! ¡Estamos orgullosos de ti! ¡Sigue así! 
No es necesario que estén en la adolescencia, si no desde pequeños podemos alentarles a ser los mejores.

Muchos padres asisten con sus hijos a actividades extraescolares como fútbol, gimnasia rítmica, baloncesto... Y no dan tregua alguna a sus pequeños. Una cosa es animarles y otra muy distinta es desear que sean lo que no son. Los juegos son sólo eso, juegos y lo más importante es que aprendas a trabajar en equipo, a compartir y a mejorar.

Corregir. Esto es algo esencial en el crecimiento de nuestros hijos. Aunque creamos que no nos entienden, lo hacen, por ello debemos corregirles y enseñarles. Educar al fin y al cabo es enseñar y de eso se trata. Intentar mostrarles aquello que es correcto y que con el tiempo vayan adquiriendo hábitos.

Personalmente trato de llevar acabo cada punto con mi hijo. Reconozco que no es tarea sencilla, pero ¿Quién dijo que ser padres era algo fácil?

NO OS OLVIDÉIS: MAÑANA DÍA 3 CUMPLIMOS NUESTRO PRIMER AÑO Y HAY POST ESPECIAL. ¡QUÉ NERVIOSSSSSS!


1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho, Ire!! Sobre todo el punto de la comunicacion jejeje aunque nos haga gracia decirle 'pepes' a los zapatos, 'pio pio' al pajaro....no les estamos ayudando para nada. Nos lo machacaban en la facu tooodos los dias, nos decian que era muy importante que cuando el peque dijera 'guau guau' le dijeramos 'si, el perrito' para que conozca la palabra. Pero que dificil es!!!! Me paso el dia llamando a las cosas por nombres inventados jajajajajajjaja en fin....
    Y si, es super importante no comparar jejeje quien no lo hace?
    Un besito!!

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground