Second hand para niños

lunes, 16 de febrero de 2015

En España está adentrándose muy poco a poco el mercado de objetos y ropa de segunda mano en general, pero si se trata de niños, todavía somos más reacios.

Quizá asociamos ropa de segunda mano=ropa para gente de pocos recursos, y sinceramente ojalá nuestra mentalidad comience a cambiar.

En Reino Unido por ejemplo, es muy común ver en cada calle una tienda de segunda mano que dona parte de su recaudación a asociaciones benéficas. ¿No os parece una ideal genial?

¿Quién no ha heredado ropa en buen estado de algún familiar o amigo? Sin embargo, comprar cosas usadas por un desconocido nos produce pavor.

Sin embargo, y aunque como he dicho anteriormente, nuestros pasitos son de tortuga, nuestra sociedad está comenzando a dar oportunidad al comercio de segunda mano. Buena culpa de ello la tiene internet. Gracias a los nuevos modelos de comunicación, somos capaces de encontrar de una manera cómoda y rápida mobiliario infantil, ropa, y accesorios usados que nos pueden venir muy pero que muy bien.

Una de las páginas más usadas y que ya he oído muy buenas opiniones por parte de muchas atrevidas mamás es Percentil.

¿Cómo funciona?

Algo que me gustó mucho es que todas las prendas esta divididas por precios. Las categorías van a partir 1 euro hasta 20 euros o más. Es muy sencillo. Eliges niño o niña, zapatos, ropa o accesorios y...¡A comprar!

Marcas de lujo (Kenzo, DKNY, Tommy Hilfiger, etc...) a precios muy competitivos. Todos los productos pasan un exhaustivo control para que no haya nada en mal estado. Además, recibes el pedido como un bonito paquete. ¡Se puede vestir muy bien sin necesidad de morir en el intento!



Pero por si esto no os ha parecido interesante o si todavía no os veis animadas a comprar cosas de segunda mano, en Percentil también recogen tu ropa, la valoran y ¡Te pagan! Seguro que tenéis un montón de cositas que sabéis que no van a usar, y necesitáis conseguir un dinerito extra, pues es vuestro momento.


Confieso que yo soy muy perezosa para vender algo, pero la realidad es que la gente expone sus artículos que van desde un paquete de pañales hasta un carro completo por menos de 200 euros.

Lo que si compré por internet fue el cinturón de embarazada para el coche, y fue todo un acierto. Recuerdo que en unos grandes almacenes ese mismo complemento valía más de 50 euros y yo lo adquirí por ¡12 euros! Por supuesto, en perfecto estado.

Podéis bucear por la red y veréis que cada vez existen más webs dedicadas a la compra venta de artículos para bebés y niños. Páginas que sin duda alguna nos facilitan la vida a todos, y más aún con esta crisis que arrastramos y que ha azotado a tantos padres.

Y vosotros, ¿Habéis probado q comprar artículos de segunda mano? ¿Qué páginas recomenaríais?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground