Ni un pelo de tonto...

jueves, 5 de marzo de 2015

Esta entrada ha surgido por casualidad, pero sin embargo, me apetece muchísimo compartirla con vosotros.
Que conste que no es ningún post promocionado, no tengo ningún tipo de favor especial por hacerlo, pero salí tan satisfecha que he pensado que podría servir de ayuda a mamás desesperadas como yo.

Mi hijo tiene un pelo tremendo, es más, debería decir un pelazo envidiable, sin embargo, cortárselo se ha convertido en misión imposible para cualquier peluquera valiente que se preste.

Recuerdo que la primera vez que le llevamos a una peluquería, la profesional decidió regalarnos el corte por lo mal que lo había pasado. Comienza a ponerse rojo, patalea, llora, un auténtico show. Mi madre ya se ha negado a volverle a llevar y a mi suegra le entra el pánico con sólo pensarlo (reconozco que a mi me pasa igual).

Las últimas veces se lo han cortado gente conocida, con confianza, pero lo mismo le da que le da lo mismo. Es entrar por la puerta y no parar de llorar.
El ruido de la maquinilla le recuerda al mismo infierno y se revuelve cual corderillo camino del matadero. 

Así que, hace poco, paseando por un centro comercial descubrimos una genial idea: FashionkidsDigamos que vimos la luz. ¿Por qué no probar?

He de confesar que estábamos un poco reticentes y miedosos. Yo miraba asustada a la pobre peluquera, que se presumía feliz. Entonces le montamos en una silla con forma de coche y ahí se le olvidó todo. Miles de colores nos rodeaban, juguetes, disfraces, y hasta cada niño disponía de una tablet.

No paraba de parlotear, cantar, y sonreír. Fue entonces cuando la maquina y la destreza de la peluquera hicieron el resto. Yo ni pestañeaba y me parecía un sueño lo que estaba viviendo.

La maquinilla, la tijera y mi hijo ¡Eran compatibles! La verdad es que la experiencia fue todo un éxito. Todos salimos contentos y con el pelo cortado. De hecho, no quería bajarse del coche.

El corte nos costó 13,50 euros. Quizá un poco caro, pero sin duda nos mereció la pena. Además, le compramos esta gomina para niños que nos sirve de gran ayuda para domar esos pelos que nos taen de cabeza, sin alcohol y por sólo 5 euros.



Antes de irnos, le hicieron este diploma tan especial, y que guardaremos con muchísimo cariño.


Y vosotros, ¿Cómo lleváis la ardua tarea de cortarles el pelo? ¿Habéis probado este tipo de peluquerías?

1 comentario:

  1. Jajajaja! Qué recuerdos el diploma! El primer corte de pelo del mayor tb se lo hicimos allí ;). Está muy bien montado para ellos, la verdad. Hemos ido un par de veces al del Parque Corredor, en Torrejón, Madrid. Luego hemos buscado sitios más económicos... Al tener dos ya se sabe :S... Un beso!

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground