Semana Santa en familia

lunes, 23 de marzo de 2015

Semana Santa son esos cuatro días marcados en rojo en el calendario y que todos deseamos impacientes que lleguen. Bien por creencias religiosas, culturales o simplemente porque suponen un paréntesis en nuestra rutina y podemos aprovecharlos junto a los nuestros.

Lo cierto es que la situación económica muchas veces hace que no nos movamos de nuestra ciudad y que descansemos y desconectemos sin salir prácticamente de casa. Pero eso no es excusa para no aprovecharlos al máximo.

Es verdad que antes de ser padres cualquier plan valía. Unas palomitas y un poco de sofá, unas cañitas por La Latina si el tiempo acompañaba, un cine, un paseo por el centro, una cena romántica... Sin embargo, cuando los pequeños corretean a tu alrededor pidiéndote un plan a gritos, la cosa, sin duda cambia, y mucho.

Así que lo mejor es intentar satisfacer las necesidades de todos haciendo actividades juntos. Por desgracia, el horario laboral muchas veces nos impide compartir nuestros hobbies con los peques, así que es un buen momento para practicar juntos aquellas cosas que más nos gustan hacer. Montar en bici, hacer running, pintar, patinar, leer. La realidad es que el tiempo marcará un poco nuestros quéhaceres.

Si el sol es nuestro aliado, los planes al aire libre cobran protagonismo. Ir al zoo, de picnic a la Casa de Campo ( o en su defecto a cualquier parque o campo donde se pueda disfrutar de un almuerzo diferente).

En la mayoría de las ciudades se celebran infinidad de procesiones que también pueden ser la excusa perfecta para salir a pasear. Estoy segurísima de que los niños sentiran gran curiosidad por los trajes típicos, las imágenes, los pasos de procesión, y podemos aprovechar la ocasión para introducir un poquito de lo que significan cultural y religiosamente estos ancestros rituales. Además de pobar las exquisitas torrijas de Semana Santa.

Por otro lado, y como ha pasado años anteriores es posible, aunque esperemos que no, la lluvia y el frío hagan acto de presencia, así que, siempre tenemos que tener un plan B en la recámara.

Los museos y teatros pueden convertirse en la opción perfecta. En las grandes ciudades estamos acostumbrados a pasar tardes en centros comerciales, que aunque cuentan con multitud de lugares de entretenimiento, lo cierto es que culturizar, culturizan poco.

Así que os propongo varias opciones económicas para poder pasar un buen rato en familia.

Los Rockids, en el Teatro Fígaro de Madrid. Con Los Rockids y su aventura en escena, los más pequeños rockeros, y los que siempre han tenido el rock corriendo por sus venas, disfrutarán en vivo y en directo una excelente recopilación de los mejores temas del rock español e internacional de los años 80 y 90. Bailaréis, cantaréis, saltaréis y lo que es más importante, compartiréis un momento inolvidable en familia por sólo ¡10 euros!

Divertimagia, en OFF de La Latina. Hasta el 26 de abril,  los niños podrán disfrutar de este genial espectáculo, de la mano del mago Ernesto Misterio hasta el punto de convertirse ellos mismos, en ilusionistas. Y el precio es lo mejor ¡8 euros!

Hace muy poquito descubrí una página de esas que te marcas como favoritas, porque merecen mucho la pena y por supuesto os invito a visitar www.ocioparapeques.com. Es un espacio fresco, divertido, con cantidad de actividades para poder realizar en familia. Además puedes filtrar por edades, por precios o por fechas.

Un consejo que os daría es que si no vivís en Madrid, o en una gran urbe, os acerquéis a la oficina de turismo, o incluso a vuestro ayuntamiento y pidáis información de la agenda cultural en estos días de fiesta.

Y vosotros, ¿Tenéis pensado qué hacer en Semana Santa?




1 comentario:

  1. Nosotros, sí todo va bien, nos vamos a La Rioja!!! Deseando estoy salir a que me den todo hecho!!

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground