Un pequeño Kit Kat

jueves, 23 de abril de 2015

Bueno, ha llegado la hora. Sois muchos los que sabéis que se acerca un día muy importante para mi. Habéis intentado convencerme de que me relaje, que descanse, pero...¡Es que una no se casa todos los días!

Lo cierto, es que pese al año que llevo de estrés, había decidido seguir escribiendo hasta el último día, pero estoy segura de que las que ya habéis pasado por una boda, a poco más de una semana, ocho horas de trabajo, una casa, un niño y un blog, sabréis que es como para tirarse de los pelos.

Así que hoy, tras decirme que tengo ojeras (cosa que debo evitar a toda costa) y que tengo cara de cansada he decidido parar. Creo que mi cuerpo y mi mente me lo están pidiendo a gritos. Tengo contenidos muy interesantes pendientes para la vuelta, y por supuesto debo dedicarles el tiempo que merecen para poder mostrároslos.

Como buenos recién casados que seremos, vamos a disfrutar de nuestra luna de miel en... ¡Dubai y Australia! Si, lo se, soy mala persona por decirlo, pero reconozco que lo estoy deseando y que va a ser el principio y el fin de muchas cosas en mi vida.

Pese a que cada día pienso en lo que supondrá dejar aquí en España a mi hijo, pienso que estará en muy buenas manos y sobre todo, no puedo mentiros, este viaje en pareja me parece el más especial de nuestras vidas y es muy difícil que se repita. 

Serán diecisiete días intensos, sin él. Sin sentirle, sin besarle, sin abrazarle, sin olerle, sin reírnos a carcajadas y sin llorar de cansancio. Te vamos a echar tanto de menos... 

(Espero que nos perdones por no haberte llevado a un país tan precioso, ojalá volvamos juntos, pero son demasiadas horas para ti)

En fin, creo que me va a venir muy bien esa desconexión y ver la vida desde el otro lado del mundo, (también espero que vosotros, fieles seguidores, me disculpéis por este parón).

Aunque no lo creáis, también os voy a echar mucho de menos, me encanta escribir, leer vuestros comentarios, vuestras propuestas y nos queda tanto camino por recorrer... 
Además os adelanto que a la vuelta, Llámamemamá tendrá un lavado de cara, mucho más profesional, más maduro, pero con la misma esencia que le caracteriza.

Intentaré estar al día en las redes sociales para que no os perdáis detalle.

Sin más, os espero a la vuelta y ¡paso lista! ¡Gracias por estar siempre ahí!

Nos vemos el próximo 1 de junio!



La música, el mejor instrumento de educación

lunes, 20 de abril de 2015

Hace unas semanas recibí una caja muy especial, cálida, cuidada. Era el Libro de mis Emociones. ¿Qué es eso? Os preguntaréis. Pero, no soy yo la que debe responderos, si no quién mejor que su genial creadora, Paqui Castro, para explicarlo.

Paqui Castro termina en 1979 sus estudios de Música en el Real Conservatorio de Música de Madrid.

En 1983 fue Tercer Premio Navional de Guitarra en Jerez. 
Madre de dos hijos, cree fervientemente en la importancia de educar en la música. Es directora de dos escuelas musicales en Madrid, El violín Pizzicato y El Mago Diapasón. Así mismo, es autora de varios libros musicales.


Llámamemamá. ¿Qué es el Libro de mis emociones y el Mago Diapasón? ¿Cómo surge la idea?

Paqui Castro. Libro de mis Emociones y el Mago Diapasón es un proyecto hecho realidad. Tenía muchas ganas de que viesen la luz por que es mi experiencia como madre y como profesora. Cuando hace 24 años me quedé embarazada sólo una cosa sentía en mi interior, mi hijo iba a conocer el lenguaje de la música porque yo sabía la importancia en el desarrollo cognitivo del bebé y lo buena que era para su desarrollo integral.

Desde el vientre empecé a cantarle, a ponerle música. Siempre buscaba momentos para crear ese vinculo y fue una experiencia maravillosa. Yo sabía que estaba haciendo una Estimulación Musical temprana y para mi era fundamental.

Tres años más tarde, cuando nació mi hija, repetí el proceso y viendo sus beneficios fue como empezó a surgir el método de enseñanza llamado, Mago Diapasón. En él se trabaja el lenguaje musical y a Educación Auditiva a niños desde el vientre materno a los 6-7 años.

Siempre supe que mi experiencia tenía que mostrarla a todas las madres decididas a educar en la música.

Llámamemamá.Cuando abrí la curiosa caja, me encontré con un libro explicativo, el CD musical y una especie de dou-dou, de textura suave y color verde esperanza. Explícanos el porqué de este formato y para qué nos puede servir esta original 'mantita'.

Paqui Castro. La caja donde presento el libro, el dou dou y la mantita son cosas que a mi me hubiese gustado tener para guardar todas esos recuerdos del embarazo, el predictor, las pulseras del hospital...

El cd son canciones hechas y cantadas con mucho amor para el bebé, hablándole de todo lo que sentimos. Además incluyó la partitura para que podamos ver lo que estamos trabajando. Ritmo de negras corcheas, blancas redondas, además de ir desarrollando el oído absoluto a través de la nota LA, que es el primer sonido con el que trabajo.

La mantita tiene un significado profundo. Al ponerla en la barriga coge nuestro olor. Cuando el bebé nace, es capaz de reconocerlo y por ello, puede convertirse en su mantita de apego.
Llámamemamá. Nos explicas que desde la semana 16 el bebé puede notar los estados emocionales de la madre, y al mismo tiempo sentir la música y sus beneficios. ¿Cómo puede influir la música en el bebé?

Paqui Castro. El oído es el primer sentido que se desarrolla . Ellos nos escuchas y reconocen nuestras voces. La música que oyen va directamente al cerebro, y desarrolla en hemisferio derecho que sólo se desarrolla con ella.

Hasta los seis años las ventanas neuronales se van abriendo y todos esos beneficios duran años. Los niños musicalizados son niños con habilidades especiales, tanto físicas como psíquicas.
Llámamemamá. ¿Cuál es el contenido de las canciones y qué finalidad tienen?
Paqui Castro. Son las emociones que todas las madres sentimos cuando estamos en ese estado tan fantástico. Hablan de cosas cotidianas y de cómo será su futuro. 
Sin duda, la voz de Anna Pardo hace que sean canciones realmente especiales y emotivas.

Llámamemamá. Tu proyecto no sólo está enfocado a la vida prenatal si no que trabajas con niños de hasta ocho años enseñándoles el lenguaje musical y la Educación auditiva. He querido probar en mis propias carnes y en las de mi hijo de dieciséis meses El Libro de las Emociones, y quiero decir que aún sigo sorprendida. Su reacción fue escuchar (algo fundamental), sentado, y de vez en cuando usaba su propio cuerpo como instrumento musical, desde las palmas a sus propias piernas. ¿Qué importancia puede tener la música en la educación e inteligencia de un niño?

Paqui Castro. La música desarrolla cantidad de habilidades. Desde cantar a tocar un instrumento y saber la dificultad que conlleva y aumentar el autoestima cuando el esfuerzo se ve recompensado.

Llámamemamá. No se si has trabajado con niños discapacitados, pero si es así, me encantaría saber cómo ayuda la música en su progreso cognitivo.
Paqui Castro. Alguna vez han venido chicos con Síndrome de Down a mis clases y la experiencia ha sido muy positiva ya que se divierten al mismo tiempo que estimulan sus sentidos.

Llámamemamá¿Qué precio tiene este pack musical y cómo podemos adquirirlo?

Paqui Castro. El Libro de mis Emociones tiene un precio de 39,99 euros y se puede adquirir desde mi página web, www.magodiapason.com, sin cobrar gastos de envíos. También en la librería especializada en música El Argonauta.
Llámamemamá. Por último Paqui, me gustaría que dieses algún consejo como profesora, y también como madre a todas nuestras lectoras, embarazadas, mamás y futuras mamás, que están interesadas en educar a sus pequeños en el ámbito musical.

Paqui Castro. Pues mi consejo es que valoren la importancia de la música en nuestras vidas. La afinación de oído es importantísimo para los idiomas, las matemáticas, la paciencia. La música incluye valores como el esfuerzo, la dedicación, y que tan importantes son para el desarrollo de nuestras capacidades.

Quiero agradecer a Paqui Castro habernos dedicado parte de su preciado tiempo y sobre todo por hacer un proyecto tan bonito para ayudar a otras mamás y papás con ganas de que la música forme parte de sus familias.


*He escogido esta foto incluída en El Libro de mis Emociones porque creo que tiene un significado         especial. Paqui Castro junto a sus dos hijos, Pablo y Sara.

Un pequeño recuerdo...

miércoles, 15 de abril de 2015

Hola amigos! He decidido postponer un post muy interesante que tenía preparado para este jueves. ¿Os acordáis de cuando os hable del Mago Diapasón y el Libro de las Emociones? Pues su creadora, Paqui Castro, ha querido mostrarnos de qué se trata y cómo la música ha cambiado su vida. No os podéis perder la genial entrevista que publicaré el próximo lunes, y os adelanto que os va a encantar.

Pero hoy sigue siendo un día triste. Como muchos sabéis este fin de semana he perdido a uno de los pilares de mi vida. Por que sí, los abuelos son los auténticos pilares de la familia.

Hasta junio del año pasado he tenido la inmensa suerte de disfrutar de los cuatro.  Y reconozco que me siento muy afortunada.

He sido una niña muy feliz, he crecido rodeada de muchos primos, de muchos tíos, de mis abuelos. Hemos tenido momentos malos (como en toda buena  familia) pero los buenos han marcado demasiado mi camino. Tengo millones de aventuras y desventuras que contar a mi pequeño. De hecho, una de las cosas que mas me entristece es saber que él no tendrá primos y que esas vivencias las experimentará de otro modo.

Lo primos son los primeros mejores amigos, son los confidentes. Son aquellos que te llevan en coche a las fiestas de los pueblos. El primer cigarro, la primera copa, el primer secreto, los primos son los perfectos compañeros de juegos cuando eres pequeño y los mejores colegas cuando llegas a la adolescencia. Me cuesta imaginarme mi vida sin ellos.

Y todo gracias a mis abuelos. Ellos me han regalado a mis padres y también  a gente muy especial que gracias a ellos he conseguido ser quien soy.

A veces pienso que con cada uno se ha ido un pedacito de mi infancia. Cada vez que les despedía sentía un dolor inmenso en mi corazón. Como si todas las vivencias que hasta ahora tenía se convirtiesen de golpe y porrazo en recuerdos, sin quererlo. ¡Ojalá los abuelos fuesen eternos!

Pero la vida sigue, y simplemente debo dar gracias por haber sido tan afortunada de disfrutarles hasta el último segundo. Estéis donde estéis, se que como siempre habéis hecho, cuidaréis de todos nosotros.

¡Vivan los abuelos!


Creciendo juntos: Ordesa y mis recuerdos

jueves, 9 de abril de 2015

¿Cómo va la semana? Confieso que la mía ajetreada se queda corta, pero por fín es jueves y empiezo a sentir el aroma a fin de semana, y quieras que no, ayuda.

Estaba este lunes trabajando cuando sonó el timbre. No esperaba a nadie y me encontré con una caja gigante.

Empecé a divagar y a imaginar lo que podía contener. Me dispuse a abrirla y mi sorpresa fue mayúscula cuando de su interior saqué esta preciosa cesta.




Nuestros amigos de Ordesa han querido sorprendernos y como siempre, lo han conseguido. Vaya por delante que este no es un post patrocinado, es más, nunca me piden realizar un post sobre sus productos, simplemente que os de la oportunidad de conocerles. Pero, si he decidido hacer este post es porque yo soy fiel usuaria de Blevit y Blemil.

Cuando mi hijo era bebé le diagnosticaron intolerancia a la proteína de leche de vaca (actualmente la intolerancia ha desaparecido) por lo que la leche de Blemil hidrolizada nos ha acompañado en su crecimiento.

Otros de los productos estrella que me han servido de gran ayuda han sido sus infusiones. Ya os hablé de ellas en un post anterior, pero es que no quería dejar pasar la oportunidad de recordároslo ya que merecen mucho la pena. Digestivos, relajantes...Lo cierto es que no se pierde nada por probarlos y ¡Funcionan!

Pues como os iba contando, apenas me atreví a desmontar la cesta, era genial. Pero tenía muchas ganas de ver lo que contenía. Lo primero que encontré fue algo que por poco hace saltar mis lagrimas (no exagero) y quien la tenga, me entenderá: Su cuchara.
Mi hijo tenía una que nos encantaba y se partió. La pegamos varias veces y nos resistimos a tirarla. No se comercializa (aunque muchas madres lo han propuesto) así que cuando la vi, me sentí muy feliz.




Además, incluía un súper libreta Moleskine para que no me pierda ni un sólo detalle y pueda teneros bien informados. Por otro lado, estos dos pack de cereales, con pepitas de chocolate (mmmmmmm...) y con galleta María. Creo que es irresistible incluso para los padres.



Un barbero muy original, juguetes para el parque, una bolsa muy práctica y esta suave mantita.


Sin duda, mi lunes comenzó de otra manera. Consiguieron sacarme una sonrisa. 

Hace unas semanas el genial equipo de Ordesa quiso que probase su leche de continuación Blemil Plus 2 Forte con mi pequeño, y para ello, me enviaron nada más y nada menos que cinco botes. El equipo de Llámamemamá (papá jefe, mamá jefa y Petit Manuel) decidimos probar uno de ellos y los cuatro restantes quisimos donarlos a Cáritas, ya que seguramente haya muchísimos niños que necesiten esta completísima nutrición. Estoy convencida de que a nuestros amigos de Ordesa les parecerá una buena idea.


Reconozco que yo soy la primera que lo prueba y aunque el sabor de la leche de continuación no es el ideal, me gusta. Me recuerda a mi infancia cuando ayudaba a mi madre a dar de comer a mi hermano hace veinte años, con su bol de Blevit con los pollitos amarillos y su cuchara amarilla.
Como véis, he crecido con ellos y me llena de felicidad saber que en algo me parezco a mi madre, sabemos elegir lo mejor para nuestros hijos.

Ahhh y no se me puede olvidar recordaros que podéis participar en el sorteo de 2.500 euros del cheque bebé de Blevit y Blemil, www.vuelvelchequebebe.com

Caminando juntos

lunes, 6 de abril de 2015

¡Hola amig@s! ¿Qué tal han ido estos días de procesiones, torrijas, reencuentros y desconexión? A mi, confieso que me han sabido a poco, y pensar que ya hay que volver a la rutina me da muchísima pereza.

La verdad es que hemos aprovechado para descansar y estar en familia, así como para ultimar esos pequeños detalles para el día D (estamos a menos de un mes).

Hemos paseado y disfrutado del tiempo tan bueno que ha reinado en toda España. Petit Manuel ha correteado como si no hubiese un mañana y nosotros hemos terminado agotados, pero sólo con ver su sonrisa merecía todo la pena.

Cada día se le ve mas seguro al andar y es ahora cuando me planteo la importancia de un buen calzado para que sus pequeños piececitos vayan tomando la forma correcta.
Hace unos días hablaba con una compañera de trabajo y me comentaba que ella estaba encantada con los zapatos de la marca Geox (que conste que este no es un post patrocinado) pero he querido compatirlo con vosotros e intercambiar opiniones.

He de ser sincera y la estética de los zapatos de dicha marca no me atraía demasiado. Quizá deberían intentar ofrecer calidad modernizando sus diseños. Sin embargo, y tras los buenos comentarios recibidos, me puse a investigar y reconozco que hay algunos modelos que me gustan.

Para todos aquellos que usan uniforme, Geox ha diseñado un zapato cómodo, de suela de goma, con un sistema patentado por la marca que lo hace transpirable e impermeable, que os aseguro que con el uso que se les da, lo agradecerán ellos y nosotros como padres, también. (55 euros)



Las sneackers son un clásico que no pueden faltar en ningún armario infantil. Con doble tira de velcro para facilitar su puesta, transpirable y con una autorregulación térmica que proporciona bienestar a los pies de nuestros pequeños (49,90 euros)



Aunque para mi pequeño ya es tarde, lo cierto es que han sido todo un descubrimiento. Zapatos ideados para los primeros pasos. Se que muchas veces no damos la importancia que merece al calzado, ni si quiera para nosotros. Sin embargo, muchos problemas de espalda y de rodillas provienen del mal uso que hacemos de los mismos. (Náuticos niño 55 euros)


Estas botas de niña me han parecido preciosas y súper combinables. Además están disponibles en varios colores. (75 euros)



Estamos muy cerquita del veranito y estoy convencida de que ya empezáis a fichar alguna sandalia bonita para vuestras pequeñas. Echad un vistazo a la web porque encontraréis un montón de opciones, con miles de colores, suelas y texturas. (55 euros)




Quizá puede parecer excesivo el precio, pero cada día estoy más convencida de que lo barato sale caro, y cuando se trata de salud, y sobre todo de nuestros hijos, merece la pena apostar por la calidad.

Y vosotros, ¿Soléis escoger el calzado en base al bienestar, comodidad y calidad o quizá os regís más por la estética y las marcas conocidas?










Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground