Un pequeño recuerdo...

miércoles, 15 de abril de 2015

Hola amigos! He decidido postponer un post muy interesante que tenía preparado para este jueves. ¿Os acordáis de cuando os hable del Mago Diapasón y el Libro de las Emociones? Pues su creadora, Paqui Castro, ha querido mostrarnos de qué se trata y cómo la música ha cambiado su vida. No os podéis perder la genial entrevista que publicaré el próximo lunes, y os adelanto que os va a encantar.

Pero hoy sigue siendo un día triste. Como muchos sabéis este fin de semana he perdido a uno de los pilares de mi vida. Por que sí, los abuelos son los auténticos pilares de la familia.

Hasta junio del año pasado he tenido la inmensa suerte de disfrutar de los cuatro.  Y reconozco que me siento muy afortunada.

He sido una niña muy feliz, he crecido rodeada de muchos primos, de muchos tíos, de mis abuelos. Hemos tenido momentos malos (como en toda buena  familia) pero los buenos han marcado demasiado mi camino. Tengo millones de aventuras y desventuras que contar a mi pequeño. De hecho, una de las cosas que mas me entristece es saber que él no tendrá primos y que esas vivencias las experimentará de otro modo.

Lo primos son los primeros mejores amigos, son los confidentes. Son aquellos que te llevan en coche a las fiestas de los pueblos. El primer cigarro, la primera copa, el primer secreto, los primos son los perfectos compañeros de juegos cuando eres pequeño y los mejores colegas cuando llegas a la adolescencia. Me cuesta imaginarme mi vida sin ellos.

Y todo gracias a mis abuelos. Ellos me han regalado a mis padres y también  a gente muy especial que gracias a ellos he conseguido ser quien soy.

A veces pienso que con cada uno se ha ido un pedacito de mi infancia. Cada vez que les despedía sentía un dolor inmenso en mi corazón. Como si todas las vivencias que hasta ahora tenía se convirtiesen de golpe y porrazo en recuerdos, sin quererlo. ¡Ojalá los abuelos fuesen eternos!

Pero la vida sigue, y simplemente debo dar gracias por haber sido tan afortunada de disfrutarles hasta el último segundo. Estéis donde estéis, se que como siempre habéis hecho, cuidaréis de todos nosotros.

¡Vivan los abuelos!


1 comentario:

  1. Ánimo, preciosa!! La suerte de Manu, haber tenido bisabuelos!! Un besito

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground