Preparados para el verano

lunes, 29 de junio de 2015

Ahora que llega el verano toda precaución con los niños es poca. La verdad es que cuando están en esa edad en la que ya andan solos pero son demasiado dependientes tenemos que tener mil y un ojo con todo lo que nos rodea.

Para empezar, algo que tenemos que tener en cuenta es protegerles del sol. La protección solar en estos meses de tantísimo calor es imprescindible. Debemos elegir el producto adecuado para cada tipo de piel y la graduación debe ser total o 50, especial para pieles sensibles como pueden ser las de nuestros pequeños.

Un truco que muchas mamás aplican (me incluyo) es dejarles bañar con camiseta para evitar que las zonas de máxima exposición como pecho o tripita queden desprotegidas ante los rayos solares.





Gorra: Es el complemento ideal para el verano. Ya sea para niño o niña hay gran variedad de sombreros para poder proteger la cabeza del calor.


Gorra Kiabi, 5 euros

Gorro Disney Kiabi 6 euros

Gorra niña Kiabi, 5 euros

Gorro de paja Kiabi, 7 euros



Siempre hay que extremar precauciones y evitar la exposición al sol en horas críticas y, si es posible usar sombrillas y elementos que generen sombra.

Para los más pequeños vienen genial esas piscinas con visera, yo os puse la que compramos el año pasado en el post ¿Hotel o apartamento?: Primeras vacaciones en familia http://llamamemama.blogspot.com/2014/07/hotel-o-apartamentoprimeras-vacaciones.html o bien, en grandes almacenes como Decathlon podemos encontrar cortavientos para esos días en los que es inevitable quedarse dormido escuchando las olas del mar como melodía de fondo, ¿Hay un placer mejor?.


Lo cierto es que ir de vacaciones supone reorganizar el día a día y cambiar hábitos. Bajar a la playa con niños a veces es misión imposible, sin embargo, yo pago por ver la cara de felicidad que pone mi hijo cuando ve el mar.
Y vosotros, ¿Tenéis todo listo para el verano?

Porque la vida no es rosa o azul

jueves, 25 de junio de 2015

Hace un tiempo, una buena amiga me envió el enlace a un artículo sobre un tema que tenía en mente compartir.

Cuando te quedas embarazada lo único que te pasa por la cabeza es si estará sano, si será niño o niña...qué nombre ponerle...cuestiones que poco a poco se irán resolviendo. Como siempre he dicho, tendemos a crearnos expectativas que algunas veces se cumplen y otras no.

Conocer el sexo del bebé es de lo más emocionante, ¿Os acordáis de ese momentazo? Pronto elegísteis el nombre y el azul o el rosa empezó a formar parte de la decoración de vuestra casa.

Pero, ¿Os imagináis que un buen día vuestro hijo os desvela que se siente niña? ¿O vuestra hija quiere llamarse con un nombre masculino? Nunca lo pensamos, pero entiendo que, cuanto menos, puede resultar desconcertante. Mucho.

Me vienen varios casos mediáticos a la cabeza que seguro recordáis, pero quizá el más representativo y que por supuesto a entreabierto la puerta del respeto es Shilou, la hija de Brad Pitt y Angelina Jolie.

    (Foto Google)

Se que siendo alguien famoso es mucho más sencillo ganarse la aceptación de la sociedad, (aunque lo primero es aceptarnos nosotros) pero se que esta revelación ha supuesto un gran paso para muchos padres con hijos en esta situación.

Algo que ellos han hecho y que los papás debemos tener presente en la vida de nuestros pequeños es APOYARLES.Siempre. 

No debe ser nada fácil que un buen día tu mundo se transforme, que tengas que autoconvencerte de que tu hijo no se siente como tal. Que ni si quiera quiere llevar el nombre que con tanta ilusión elegiste. Además, estoy segura de que piensas cómo explicar al mundo el cambio que vuestro entorno está sufriendo, y lo que es peor, no paras de torturarte por miedo a que le hagan daño, a que no lo entiendan, a que sufra.

Sin embargo, creo que por un momento debemos olvidarnos del mundo y pensar que lo que realmente queremos es su felicidad. ¿Qué más da lo que los demás piensen si su sonrisa alumbra cada día? 
Algo que los Pitt-Jolie han hecho ha sido llevarlo con la mayor naturalidad posible, y sobre todo dejándole vestir, peinarse y llamarse como quiera. Le han dado libertad y eso se traduce en vida y felicidad.

Podrán ser criticados por muchas otras cosas, pero considero que como padres, son todo un ejemplo. Los valores que les inculcan son muy acertados y como antes decía, suponen allanar un poco el camino de piedras.

En España, no hace mucho, hubo un caso similar, en el que unos padres lucharon con uñas y dientes porque dejasen a su hija en el colegio utilizar uniforme y baños femeninos, porque así se sentía. Me enorgullece saber que existen personas con esa forma tan coherente de pensar y que anteponen la felicidad de sus hijos al mundo.

¿Os habéis planteado alguna vez esta situación?

La importancia del neurodesarrollo infantil

lunes, 22 de junio de 2015

Tal y como os adelanté, el viernes fui invitada a una sesión súper interesante sobre el desarrollo infantil y sus características.

PortoFisios  fue el lugar elegido y no podía sentirme mas agusto. Hace años que conozco a Vanesa y a Alberto, los dueños del centro de fisioterapia y reencontrarme con ellos fue muy especial, sobre todo porque probablemente esta semana se convertirán por primera vez en papá y mamá.



Siempre han organizado multitud de cursos o clases para premamás y padres con recién nacidos. Desde yoga o pilates para embarazadas, clases de porteo, hasta tratamientos para subsanar los tan temidos cólicos. Así que cuando me avisaron de que iban a recibir la visita de profesionales para hablar del neurodesarrollo infantil, no me lo podía perder.

El equipo de Refuerza Psicólogos nos reunieron para hablar de cosas que, cuando eres madre o cuando lo vas a ser, nos preocupan, y mucho.



Estimulación: La estimulación es algo que nos acompaña desde que nacemos hasta que morimos. El ser humano necesita estímulos para poder desarrollarse plenamente. Pero cuando un recién nacido llega al mundo los estímulos que recibe son la base de su desarrollo neonatal.
Como padres debemos cuidar de que todos sus sentidos funcionen correctamente, ¿Cómo? Muy sencillo.

Con un sonajero podemos situarlo en distintas partes a su alrededor y observar si efectivamente el bebé gira la cabeza siguiendo el sonido.

Los bebés desarrollan la visión poco a poco, y sus principales puntos de apoyo son los contrastes. Es bueno estimularles utilizando juguetes o instrumentos con colores muy vivos, que consigan captar su atención.

Aunque parezca mentira, el olfato y el gusto son sentidos importantes en el crecimiento de un niño. Dicen que un bebé es capaz de reconocer el olor de su madre adquirido mientras estaba en el vientre. Debo decir que no me sorprende, porque mi hijo puede estar distraído o incluso dormido, pero aparezco por su lado y es una reacción inmediata, se inquieta ante mi presencia, ante mi olor. ¿Os ha ocurrido a vosotras?

El tacto es básico desde el minuto cero. De hecho, todo el mundo es consciente de la importancia del piel con piel y más adelante de los besos, de los abrazos. Las caricias son primordiales. A veces no nos damos cuenta pero una caricia constituye un gesto tierno, lleno de amor y de aprobación, y eso los pequeños lo sienten.

Repetición: Nos explicaron diversas tipologías de problemas que pueden darse en un futuro como la dificultad en el desarrollo del lenguaje. 
Tengo una conocida algo preocupada porque nota que su bebé de 18 meses aún no se ha soltado a hablar (aunque pronto lo hará) así que aproveché la ocasión para preguntarles si tenía motivos para estar en alerta.
La respuesta fue lo que me esperaba. En principio no hay de que preocuparse porque como es obvio, cada niño lleva su ritmo, pero hay que observarle en diferentes situaciones. Hay que tener en cuenta cómo se relaciona con otros niños, por ejemplo en la guarde, en el parque...Como reacciona ante distintas circunstancias, su carácter... No hay una edad exacta para andar, para hablar...Cada niño es un mundo, pero debemos observarles con atención.

Psicomotricidad: Se que el tiempo no es algo que sobre, pero es conveniente dedicar unos minutos al día a realizar ejercicios de psicomotricidad con nuestros hijos. Cuando son bebés las tareas son bastante básicas y apenas nos llevará un ratito. Trabajar piernas y brazos para fortalecer los músculos y prepararlos para el gateo es algo muy importante.

La motricidad fina (manos- dedos) es fundamental en el crecimiento del niño e influye bastante más de lo que imaginamos. Podemos jugar con pinzas, con gomets, pegatinas, e incluso plastilina para estimular la coordinación.

Refuerza Psicólogos organiza talleres y cursos con un aforo muy limitado para poder tratar a la perfección y de manera personalizada a cada niño. Además, algo que me gustó mucho es que realizan cursos para padres, porque a veces no es sencillo manejar el carácter o la conducta de nuestros pequeños.

Lo cierto es que os aseguro que salí del centro muy satisfecha y sobre todo muy contenta de ver que existen muchos profesionales que velan por el correcto desarrollo de nuestros hijos y que podemos contar con ellos. 

¡Espero que os haya gustado el post!



¡Pensando en rosa!

miércoles, 17 de junio de 2015

Como lo prometido es deuda, hoy no podía faltar una recopilación de las prendas básicas para las princesas de la casa.

Y es que aunque estoy rodeada de varones, debo reconocer que tener una niña en casa da muuuuucho juego.

Hay millones de combinaciones, colores, texturas...Me encanta el tul, me vuelve loca ver a las tan presumidas pequeñajas vistiendo una falda de este tejido. La feminidad es un valor añadido desde que nacemos. ¡Qué bien se nos da eso de pasear palmito! Y la verdad es que hay tanta ropa para niña que podemos permitirnos el lujo de lucir un chandal de lo más moderno, una falda de vuelo combinada con una cazadora de cuero o un vestido de lo más elegante.



Los kimonos están de moda, también para las más pequeñas. Con motivos florales, con un aire desenfadado es el complemento ideal para combinarlo con unos vaqueros pitillo o unos cómodos leggins. (Zara, 15,95 euros)


Los vestidos siempre han sido el básico ideal en el armario de las niñas. En el verano es la prenda ideal para combatir las altas temperaturas. (Zara, 12,95 euros)


Yo siempre he sido del pantalones, e incluso ahora prefiero unos bonitos shorts a los vestidos. Siempre están de moda y, además puedes combinarlos perfectamente para ir al colegio, a la playa, para ir al parque, o para una tarde cualquiera de paseo. Estos en concreto, de motivos veraniegos ¡Me encantan! Lo vi en tienda y fue un flechazo. (7,95 euros, Zara)



¿Quién no ha llevado un peto vaquero en esos fantásticos días de verano en el pueblo? Jamás pasarán de moda y además podemos encontrarlos en forma de shorts o de vestidos ¿Os animáis?



Como os anticipaba, el tul ¡Me vuelve loca! Y si además es de color rosa mejor que mejor  (me la compraría para mi 😜 ) Como os he dicho antes, podemos usar una camiseta básica, o una cazadora vaquera para que le de el punto rebelde. Si para acabar, le incluimos unas Converse rosas, el resultado puede ser de lo más cañero.
(Zara 12,95 euros)



Y, al igual que en armario de los niños, el básico de los básicos para mi, es el pantalón de chándal. Por suerte, la moda ha ido evolucionando dejando atrás coloridos fluorescentes imposibles para acabar convirtiendo a esta prenda tan nuestra en un 'must' para mayores y niños.
(Zara 12,95 euros)


Lo que queda claro es que esto es sólo un mínimo ejemplo de la variedad de ropa que hay para vestir a las más pequeñas ( en este momento siento envidia sana de las que tenéis niñas jeje) ¿Vosotros qué preferís, la feminidad del  vestido o la comodidad de los pantalones?



Una sábado malamadreando

lunes, 15 de junio de 2015

Si amigas, eso es lo que hice este sábado. Malamadrear y pasármelo muy bien. Mi Petit pasó un día de 'hombres' junto a su buen papá y mientras, mamá tomaba cafés, escuchaba ponencias y disfrutaba  de un cóctel a la altura de la gran ocasión. Un sufrimiento, vaya.
Era el III Encuentro de madres blogueras, organizado po Yo Dona y el Club de las Malasmadres.


El caso, es que quería contaros cómo fue y qué impresiones saqué de todo ese 'sarao' tan bien organizado.
No puedo dejarme nada en el tintero, así que para abrir boca os diré que la decoración era espectacular, y el entorno una verdadera maravilla. En el centro de la capital, nada mas y nada menos que en un impresionante palacio. Desde que llegué aprecié cada detalle. 

Los patrocinadores nos mostraron sus productos y se curarron unos stands súper elaborados. La escalinata que presidía la entrada te hacia sentir como una reina, y la sala de ponencias era todo luminosidad, aunque al ser de una altura, las que ocupábamos las últimas filas apenas veíamos a las ponentes.
Pero bueno, he de decir que tanto el personal de la organización como las azafatas cuidaban cada segundo de que estuviésemos muy agusto.







Lo cierto es que mis cinco sentidos estaban puestos en cada una de las charlas, aunque confieso que estaba algo pachucha y eso me hizo no estar al 200%, pero la ocasión lo merecía y no quería perder detalle.


Las mujeres en general solemos ser personas inquietas, que intentamos buscar mejoras laborales y personales. Somos inconformistas y curiosas y en esa gigante sala había mucha emprendedora. Seré sincera, no se si es bueno o malo, pero cada vez que acudo a un evento de estas características salgo queriéndome comer el mundo, teniendo mil ideas y súper dispuesta a cambiar. Lástima que según pasan los días, te das cuenta de lo difícil que es llevarlo a cabo.

Todos te cuentan que fue duro, pero merece la pena. Y sigo dándole vueltas.

El caso es que con cada vivencia que relataban mi ilusión crecía ¡Ay madre Irene, no te emociones! Por que estoy convencida de que en más de una ocasión os habéis planteado el hecho de dar un giro de 360 grados. 

Quienes me conocéis, sabéis que soy periodista, pero que por circunstancias no ejerzo como tal, o mejor dicho, no es aquello que me da de comer, porque gracias a este pequeño rincón cada lunes y jueves me quito esa pequeña espinita. Y siempre pienso ¡Tengo que hacer algo!

Mi familia y amigos siempre me han animado a escribir un libro ¡Un libro! Ni más ni menos. Eso son palabras mayores, ¿Verdad? Pues descubrí que se puede, al menos intentarlo.

El caso es que la maternidad creo que también me ha devuelto las ganas de seguir soñando, o de hacer mis sueños realidad, y, ¿Quién sabe?

Asistir a este tipo de eventos enriquece, sin ninguna duda. Hay una puesta en común masiva de todos esos temas que nos vienen a la cabeza...Principalmente uno: La conciliación.

¡Dichosa conciliación o no conciliación! Y seguimos luchando como jabatas para que los de arriba se enteren de que estamos hartas de que nos tomen el pelo o que lo intenten. Ese es uno de los principales motivos por el que las madres deciden montar su propia empresa, ser sus propias jefas. No dar excesivas explicaciones si tu hijo se pone malo, evitar malas caras y sobre todo distribuir el tiempo para poder, esta vez si, tener CONCILIACIÓN.

En fin, ya dedicaré un post a todas esas mujeres que estáis esperando una idea, o una manera de una vuelta de tuerca a lo que hacéis y a las que como yo, nunca dejáis de soñar.

La conclusión que saqué y que va más allá de las conferencias, no es otra que toda mujer, o en este caso también madres necesitan un respiro, un espacio, sentirse realizadas. Todas tenemos los mismos miedos, las mismas ilusiones, parecidas inquietudes, y que si queremos, ¡Claro que podemos!

Y vosotros, ¿Tenéis alguna idea para cambiar aquello en lo que no os sentís al 100% en vuestra vida ?

¡Planes de verano en familia!

jueves, 11 de junio de 2015

Se acercan las temidas vacaciones de verano. Si, si, habéis leído bien Te-mi-das. Es una pena, pero es la realidad. Se acaban las guardes y los coles y los padres nos tenemos que poner a elaborar ese plan secreto de cómo organizarse cuando es imposible cuadrar horarios.

Y es que en este país de pandereta cada vez resulta más difícil coincidir con tu marido para poder realizar esas soñadas, esperadas y sobre todo, merecidas vacaciones en familia. Así que, toca hacer turnos.

Lo primero que hacemos es pensar qué opciones tenemos y qué planes podemos organizar para sobrellevar mejor el calor y aprovechar cada segundo con nuestros hijos.

Campamentos de verano: La verdad  es que yo tengo buenísimos recuerdos de mi etapa de campamentos. Por un lado, te dan un poquito de independencia de los padres, y también a los padres de los hijos. Haces amigos, practicas deportes y juegos. Por regla general es algo que a todos los niños entusiasma.

Real Federación española de Fútbol: ¿A qué niñ@ no le gustaría formar parte de este campamento de fútbol y deporte? Para edades comprendidas entre los 8 y los 17 años. La localidad elegida es León. Hay 80 plazas disponibles así que informaros cuanto antes y reservad porque seguro pronto se cierra el aforo. 
http://www.solocampamentos.com/campamentos/real-federacion-espanola-de-futbol/

Ludotecas o casas de niños: Las ludotecas son los mejores sustitutivos a las guarderías. Profesionales de la educación que se encargan de jugar, distraer y divertir a los más pequeños mientras los papis trabajan. Muchas de ellas comienzan a ser bilingües y realizan actividades extra como yoga, logopedia o psicomotricidad.

¡Hora de aprender jugando!: El verano a veces es un tiempo de recuperación, de ponernos las pilas (también para los padres). Hace un tiempo descubrí una manera distinta de hablar otro idioma. Pueblos ingleses en plena Sierra de Gredos o campamentos bilingües.

Imagina Summer Camp: Porque aprender puede ser muy divertido y más si se trata de idiomas. Campamentos como Imagina Summer Camp organizan grupos de 8 a 17 años que compartirán unos días mágicos y diferentes practicando un segundo idioma.

http://www.solocampamentos.com/campamentos/imagina-summer-camp/


¡Planes juntos! : Los días en verano son mas largos, ¿Por qué no lo aprovechamos? Salí al parque, ir al zoo, disfrutar del deporte en familia puede ser el mejor plan. Ir a la piscina o lo que es mejor, disfrutar descubriendo la naturaleza en las infinidades de piscinas naturales, embalses o Lagos que nos rodean. ¿Qué os parece?

¿Habéis pensado algún plan especial para este verano?

¡El verano ya llegó!

lunes, 8 de junio de 2015

Llega el veranito y con él, el cambio oficial de temporada. Locura máxima, como muchas ya sabéis. Los niños crecen con una rapidez fuera de serie, os aseguro que alucino.

Así que ha sido volver de nuestra luna de miel e invertir euros y mas euros en la 'remodelación' del armario del pequeño, ¡Qué envidia!

Un día le compras pantalones como para una boda y al día siguiente descubres que todos empiezan a quedarle pesqueros ¡Horror!

Pero si hay algo que me encanta de esta estación es que cuanto más ligera sea la ropa y menos lleve, mucho mejor. Así que me propuse crear una lista de 'must' indispensables para pasar el calorcito.

1. Pantalones de chandal cortos. No nos engañemos, igual que los vestidos son un básico para las niñas, los pantalones cortos son toda una comodidad para los niños. Así que, ni corta ni perezosa, ya tengo media docena listos para ser estrenados. Hay variedad de colores muy combinables y súper ponibles. H&M, Zara, Primark son algunas de mis tiendas favoritas para este tipo de prendas.

        Pantalón corto chándal H&M, 7,99 euros


2. Camisetas por un tubo. Siempre sacan de un apuro, son fresquitas y muy cómodas. Viene bien armarse de unas cuantas de algodón para ir al colegio, a la playa, al parque...

       Pack de dos camisetas H&M, 7,99 euros


3. Camisas de lino. Son muy muy frescas y nos sirven tanto con unos vaqueros como con unos pantalones de vestir. A mi, personalmente, Zara me encanta para este tipo de ropa. Además, muchos pantalones incluyen cinturón que siempre es de agradecer.



                   Camisa lino azul Zara, 12,95 euros





4. Cazadora vaquera. ¡Si! Creo que es un elemento indispensable para las noches de verano. Y es que pese a que los días son calurosos, por las noches siempre existe esa brisilla fresquita que hace que no olvidemos coger un jersey, una rebequita o una vaquera, que además viene genial en los meses como septiembre que acaba el verano y se aproxima el otoño.


                   Cazadora vaquera Zara, 19,90 euros

5. ¡Gorra! Aunque parezca extraño, a mi hijo le encantan las gorras y no le importa llevarlas, así que he aprovechado para cogerle alguna que otra. Las hay chulísimas y económicas. Además, debemos recordar la importancia de protegerles sobre todo en esas horas en las que el sol calienta con fuerza.


                        Gorro de paja Zara, 9,95 euros



             Gorra con detalles de orejas, Zara,  7,90 euros


Estoy preparando un post especial para niñas que se que os va a encantar, porque por mucho que me pese, tengo que reconocer que las prendas de niña son preciosiiiiiiisimas y calzado...el calzado de niña es genial, así que no os lo podéis perder.

Y vosotros, ¿Habéis hecho ya el cambio de temporada? ¿Cuál es la prenda que necesitan si o si en el armario?



La decisión es nuestra: ¿A favor o en contra de las vacunas obligatorias?

jueves, 4 de junio de 2015

Como no podía ser de otra manera, hoy toca analizar un tema de actualidad que por supuesto, nos afecta a todos, pero en especial a los niños; las vacunas.

De unos años para acá parece que existe una oleada de críticas y renuncias hacia la vacunación infantil. Que si es contraproducente, que si son caras, que si es todo una estrategia de marketing elevada al máximo exponente por las farmacéuticas, etc, etc...

Reconozco que en más de una ocasión he creído estar de acuerdo con estas teorías conspiratorias, pero nunca he dudado acerca de la necesidad de proteger a mi hijo y también a su entorno.

La verdad es que últimamente y por desgracia, día si y día también, bien por discrepancias políticas o como en este caso, ideología extrema, siempre tenemos en cuarentena la salud de nuestros pequeños.

La tendencia de lo natural, de hacer todo lo más ' a la viaja osanza' parece estar de moda, y para ser francos, ahora sí que me preocupa.

Las vacunas no son malas, las vacunas existen por algo y por supuesto, a lo largo de la historia han tenido el cometido de salvar vidas. Si, salvar muchas vidas.
Detrás de una vacuna hay cientos de profesionales que pelean día tras día por buscar la mejor solución a nuestros problemas de salud. Gracias a ello, muchas enfermedades han ido erradicándose y prácticamente están extinguidas.

Hoy hay un niño de seis años, indefenso y a merced de las decisiones de sus padres, debatiéndose entre la vida y la muerte por no haber sido vacunado. ¿Somos conscientes realmente de lo que esto supone cuando decidimos prescindir de la vacunación obligatoria?

La medicina alternativa puede ser un buen recurso para cualquier otra variante, pero creo que no lo es cuando se trata de la salud de un menor. 

Además, como madre no puedes evitar sentir miedo. Yo he vacunado a mi hijo, pero, ¿Qué pasaría si el pequeño infectado está en contacto con un recién nacido o con una persona anciana? Obviamente cundiría el pánico, y no es para menos.

Con esto no quiero decir que exculpe a las farmacéuticas de los excesos de comercialización, y a los políticos de jugar con la salud de los niños (primero fue dejar fuera dos vacunas del calendario gratuito para pasar a ser de pago y segundo, eliminando la vacuna de la varicela, convirtiendo a los padres en locos buscadores de la misma fuera de nuestras fronteras), sino que los primeros responsables de evitar llegar a esto somos los padres.
En este caso está clarísimo, ellos han decidido no vacunarle y ahora hay que asumir consecuencias.

Se que son palabras y reflexiones quizá duras, pero repito, como madre me siento responsable de cuidar de la salud de mi hijo, dentro de mis posibilidades, y también de salvaguardar la salud de quienes le rodean, en su mayoría niños también.

¿Qué opináis vosotros?¿Estáis a favor de seguir el calendario de vacunación?

     Fuente imagen: Google



¡Estamos de vuelta!

lunes, 1 de junio de 2015

Madre mía...Parece mentira cómo pasa el tiempo, a veces me asusta, porque hace un mes estaba anunciando mi 'retirada matrimonial' y ya estamos aquí, de vuelta y de revuelta.

Para quien no lo sepa, hace apenas un año, decidí sumar un quebradero más de cabeza a mi agitada vida y decidimos casarnos. Locura total, teniendo en cuenta el poco tiempo que tenemos y las millones de cosas que ocupan nuestra mente, pero así fue.

Lo cierto es que lo hemos hecho con la mayor de las ilusiones y creo y espero que se haya notado. Cada detalle, cada persona que se implicaba en dejar su granito de arena, hicieron que se convirtiese en un día súper especial y romántico. ¿Me volvería a casar? Sin duda, una y mil veces, aunque reconozco que habría cosas que haría diferente.

El caso es que como manda la tradición, después de un bodorrio llega la luna de miel. ¡Esperada y deseada luna de miel! El momento en el que por fin te relajas, sueltas nervios, te desmelenas, si no tienes hijos, los buscas y si los tienes pues vives el momento a tope, y eso hicimos nosotros.

Muchos veían una locura dejar a mi hijo de 18 meses con sus abuelos durante 17 días, pero sinceramente, pienso que tanto mi marido (Suena raro, ¿verdad?) como yo, lo teníamos claro.

Dubai y Australia fueron los destinos elegidos y tanto la diferencia horaria como las horas de vuelo era un handicap para llevarle con nosotros. Pero además, ¡Era nuestra luna de miel!
Se que habrá quien no lo entienda, lo respeto, pero nosotros algo que siempre hemos valorado es nuestro tiempo también como pareja. ¡Y no! ¡ No ha pasado absolutamente nada!

Todos los días procurábamos buscar WIFI y conectarnos para poder hablar con él, ¡Bendito Skype y bendito Starbucks! Jamás lloró, ni se puso triste, ni nosotros, sólo nos mandábamos besos y disfrutábamos de verle feliz.
Por supuesto, le echábamos mucho de menos, y nos acordábamos de él, en especial cuando veíamos a papás con sus peques por la calle, por el parque... Pero sabíamos que cuando volviésemos él estaría esperándonos y tendríamos toda una vida por delante para seguir disfrutándola juntos.

Se que a veces nos resulta complicado separarnos de nuestros hijos, que sentimentalmente parece imposible y que incluso puede generar cierta sensación de 'abandono', pero os aseguro que mi hijo estaba súper feliz, muy bien cuidado y nosotros por supuesto, tranquilos por ello.

La vuelta ha sido durilla, como todas las vueltas de vacaciones, pero he llegado con las pilas cargadas y con la mentalidad renovada. Con proyectos laborales nuevos, temas nuevos para contar, nuevos eventos y pronto, Llámamemamá tendrá geniales cambios, con muchas sorpresas que estoy convencida de que os encantarán.

Hacer un parón de vez en cuando, os aseguro que refuerza a tope las energías y la vuelta aunque da pereza apetece, y mucho. ¡Os echaba de menos!

Os espero como siempre cada lunes y jueves y por supuesto os dejo unas fotitos muy especiales. ¡Feliz lunes!

        Gran Barrera de coral desde helicóptero 

    Monte Ulurú. Piedra sagrada de Ayers Rock.

    Bondi Beach. Sydney

    Opera house. Sydney.

    Melbourne

    El segundo día más feliz de mi vida









Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground