La tos ferina, nuevo enemigo público

jueves, 26 de noviembre de 2015

Mundo loco en el que vivimos. Todo está patas arriba y parece que la realidad se desmorona.

Entre bombas, guerras políticas y civiles, terrorismo... Mundo loco. Ahora surgen también las epidemias, renacen las enfermedades que parecían estinguidas, me asusto. Creo que de una manera u otra el miedo se está apoderando de la humanidad.

Tengo un tema pendiente que me propuso una fiel lectora hace unas semanas y que pienso publicar (si nada me lo impide) el jueves que viene. Pero hace unos días que llevo oyendo la palabra 'tos ferina'. Hasta ahora sólo tenía consciencia de que era una enfermedad que sonaba a anticuada, de tiempos pasados. Pero no, ahora se ha convertido en un comedero de cabeza para los padres.

Un niño fallecido y otro ingresado por tosferina en Castilla la Mancha, cunde el panico, y es normal. Me da la sensación de que estamos regresando al pasado...

El caso es que, para no variar, estamos muy poco informados.

¿Sabéis qué es la tosferina y cómo se detecta?

La tos ferina es una enfermedad respiratoria muy contagiosa y puede causar una enfermedad muy grave en adultos, niños y  especialmente en  bebés, también en embarazadas. La tos ferina es causada por una bacteria que se encuentra en la boca, nariz y garganta. Se transmite por el aire cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, por eso se propaga con tantísima rapidez. Los bebés son los más vulnerables y como consecuencia pueden terminar en el hospital o morir por esta enfermedad.

Los síntomas son muy parecidos a los de un resfriado común. Tras unas semanas, comienza la tos fuerte y ataques que a veces terminan con un sonido profundo y prolongado o incluso vómito.
Hay que tener en cuenta que falla la respiración, sobre todo en bebés.

¿Debo vacunarme?

  • Las mujeres embarazadas deben ponerse la vacuna contra la tos ferina (Tdap) en el tercer trimestre de cada embarazo, incluso ya se habían vacunado antes. La vacuna ayuda a proteger a su bebé hasta el momento que se le pueda vacunar ya que su transmisión es bastante rápida.
     
  • Los niños deben completar la serie de 5 vacunas de DTaP y ponerse una dosis de la vacuna a los 2, 4, 6, 15-18 meses y a los 4-6 años de edad. Los bebés pueden recibir la primera dosis a las 6 semanas de vida. 
  • Mayores de 7 años de edad que no completaron la serie de vacunas infantiles deben ponerse la vacuna Tdap. 

Pero aunque aquí hemos dado unas pequeñas pinceladas de lo que esta enfermedad supone, lo mejor y más acertado es acudir al médico de cabecera o al pediatra correspondiente para que pueda facilitaros información de primera mano y pueda aconsejaros sobre las medidas a seguir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground