Si, soy treintañera, Y qué?

miércoles, 24 de febrero de 2016

Pues si, Soy treinteañera! 

Madre mía! Aún me resulta extraño decirlo, y más aún gritarlo a los cuatro vientos.
Estás en la mejor edad...
Ahora empieza lo bueno...
Los treinta molan...

Molan? Seguro? No me engañas? Mira que no termino de creerlo...
Pues bueno, estos días he echado un ojo a estos treinta intensos años y he hecho balance.

Creo que cambiar de década obliga a hacer repaso de todo lo bueno y lo malo hasta ahora vivido.

Dios qué bien aprovechados!! He disfrutado de una infancia súper feliz, rodeada de muchos primos y mucha familia.
Mi época del colegio fue 'la caña', simple y llanamente y hoy precisamente, lo he revivido de la mano de mi Petit Manuel.

Me he enamorado y desenamorado, he conocido al amor de mi vida. He vivido fuera de España. He tenido cuatro operaciones y una vida llena de vaivenes con mis piernas, que aún arrastro. Me licencié en Periodismo. He viajado por toda Europa, New York, Australia...
He reído y llorado de felicidad. He conocido a Carlos Herrera, el que era en su momento mi comunicador preferido. Reestructuré mi carrera profesional y casi de la noche a la mañana cambié el micrófono por el Plan General de Contabilidad.
Me hipotequé y con veinticuatro años me fui a vivir con mi mejor compañero. Una vez con nuestra casa en orden, llegó el más increíble y maravilloso desorden a nuestra vida. Con veintisiete años conocí a mi Petit Manuel, el que da sentido pleno a nuestras vidas. A los pocos meses de ser madre, creí que había llegado el momento de volver a escribir y de compartir mis sentimientos con quien esté dispuesto a escuchar, así llegó mi segundo parto, Llámamemamá. He tenido la inmensa suerte de disfrutar durante veintiocho años de mis cuatro abuelos. Con veintinueve viví uno de los mejores momentos de estos últimos años, mi boda. Creo que fue un día tan tan tan mágico, que aún lo pienso y se me caen las lágrimas de emoción.

Y así a groso modo, me doy cuenta de que no cambiaría ni un segundo de estos treinta años. Porque cada día ha valido la pena. Me despierto sintiéndome afortunada de sentir, de besar, de abrazar, de respirar, de crecer, de envejecer. De llorar y de reír, de amar, de perdonar. De poder oler el verano y sentir el sol en mi cara. De beber agua fresca y de tirarme horas leyendo.

La vida son dos segundos. Dos segundos que, o los disfrutamos o nunca más los tendremos. Yo he optado por vivirlos a tope, como si fuesen los últimos y seguir dando gracias por sumar experiencia, alegría y sobre todo felicidad.

Viva la era 3.0!!!


El día de la 'gran' decisión

miércoles, 17 de febrero de 2016

Parece mentira, pero ha llegado el día. Se acercan esas fechas en las que los padres con niños de dos a tres años se vuelven locos, ¡qué digo locos! Se trastornan buscando, mirando y visitando coles y más coles hasta encontrar 'El Elegido' 

Si, si, con mayúsculas 'El Elegido'.

¡Qué no cunda el pánico, amigos! Hay tiempo, y por supuesto, nuestra elección será la adecuada porque está claro que como padres queremos que nuestros hijos sigan unos valores. Ya sean laicos, católicos, privados, concertados o públicos, la educación sin duda, estará a la altura.

Comienzan las jornadas de puertas abiertas, pero, ¿Qué son? 

En primer lugar es la primera toma de contacto con el centro y su administración. Es el momento de conocer el programa educativo y las instalaciones que dentro de muy pocos meses formarán parte de la vida de nuestro hij@.

Lo cierto es que lo mejor es descartar. Es decir, ¿Queremos público, privado o concertado? En nuestro caso, queremos concertado, pero como segunda opción miraremos uno público y como tercera, uno privado. 
Si lo tenéis clarísimo, entonces seleccionar varios coles que coincidan con vuestra preferencia.

¿En qué podemos fijarnos? Es muy sencillo. ¿Preferimos cercanía a nuestra casa o a la de los abuelos? Y a partir de ahí vamos acotando el perímetro. Digo lo de los abuelos porque muchas veces son quienes recogen a los pequeños o los que en un momento concreto pueden acercarse de inmediato a por ellos.

¿Buscamos un colegio bilingüe o íntegramente castellano? Lo cierto es que, al menos en la Comunidad de Madrid la mayoría de los colegios, tanto públicos, privados o concertados ya son bilingües.

Una de las cosas que me llamaron la atención del colegio que nos gusta es que forman parte del programa BEDA y Entusiamats. 

Programa BEDAConsiste en una implantación gradual de la enseñanza bilingüe Español-Inglés en el colegio reforzando y ampliando determinados aspectos de la vida educativa lingüística  y del entorno escolar, a través de tres pilares básicos:

• Incremento cualitativo y cuantitativo de la enseñanza del inglés.

• Formación específica del profesorado.

• Evaluación externa con Cambridge para alumnos, profesores y personal del centro.

La implantación del Programa se hace principalmente en cuatro etapas, que se van alcanzando según se amplía el nivel de enseñanza del inglés en el Centro.

Programa EntusiasMAT: El proyecto incorpora las Inteligencias múltiples para que el alumnado tenga múltiples oportunidades de aprender un mismo concepto matemático porque, como es bien sabido, en las aulas no hay dos alumnos iguales. 
Por ejemplo, trabajan las figuras geométricas a través de canciones (Inteligencia musical), mediante el trabajo con el cuerpo (Inteligencia corporal-cinestésica), buscando figuras en el entorno (Inteligencia naturalista) o trabajando con los geoplanos (Inteligencia visual-espacial).

Otro punto importante en el que deteneros a pensar si estáis indecisos es el uniforme. ¿Queréis o no que lo lleve? Yo particularmente, si. Lo veo súper práctico y evita comederos de cabeza. Yo lo llevé hasta los dieciséis años y ahora, echando la vista atrás y con las gafas de madre, lo veo muy bien.

¿Comedor o no comedor? He ahí la cuestión. Pues bien, aunque el precio oscila entre los 100 y 150 euros mensuales, es una forma de enseñarles a que coman de todo, respeten normas de la mesa y sean más autónomos. Por desgracia, la mayoría de los niños deben quedarse si o si porque los padres no llegamos a recogerles, así que, a veces, no queda elección.

Pero como os decía al principio, elijamos el que elijamos, sólo el tiempo dirá si ha sido el correcto. Lo que tengo muy claro es que da igual público que privado, si quieren estudiar, lo harán y si no, lo dejaran de igual manera. No se os olvide tampoco que los valores principales, más allá de los estudios, se aprenden en casa y ahí si que la responsabilidad es cien por cien nuestra.
  Foto: Google.es

    Daniela, la luz de mis ojos

    jueves, 11 de febrero de 2016

    ¡Cuanto te había soñado pequeña! Cada día que pasaba ansiaba más y más tenerte entre mis brazos.

    Reconozco que la inquietud de saber cómo eras eternizaba nuestras horas. Pásabamos el tiempo imaginándote, dibujando tu cara, tu cuerpo, tus ojos brillantes y tus labios sonrosados que deseábamos no dejar de besar.

    El verano se presumía largo y caluroso, pero encontrarme contigo era la mayor de las recompensas. Había fantaseado con el día de tu llegada. Tenía que ser especial, único. El miedo empezaba a apoderarse de mi, quería estar fuerte y me preparé para ello.

    Pero no fue precisamente como dibujaba en mi conciencia. Finalmente programaron tu día, nuestro día, pero ahora puedo decir que simplemente fue perfecto.

    2 de agosto. Ahí estaba yo, temblorosa, impaciente pero feliz en aquella cama de hospital. Papá siempre estuvo a mi lado, y aunque no me lo decía, su rostro reflejaba ese lógico temor de no saber a qué se enfrentaba.

    No podía evitar desear con todas mis fuerzas tenerte sobre mi pecho, y con cada nueva contracción sentía que estaba cerca de encontrarte. Mi corazón se aceleraba y a las doce y media de la noche nos confirmaron que había llegado el momento de conocerte.

    Mi piel se erizó. Papá no encontraba su sitio, aunque para mi, su sitio estaba a mi lado. Miraba a un lado y a otro suplicando ayuda y comprensión por su inexperiencia, y tomaba mi mano para darme todo el apoyo y la fuerza que necesitaba.

    Todo pasó a cámara rápida. Matronas, médicos, nervios, maniobra de Kristeller para ayudarte a salir, último empujón y, finalmente, TÚ.

    De piel rosada y arrugada, tan parecida a él...Tu llanto no cesaba y mis lágrimas te acompañaban mientras me esforzaba por guardar ese momento en lo más profundo de mi alma.

    Pronto los brazos de papá te sostuvieron. Temblaba. Estaba iusionado, entusiasmado, y atemorizado a partes iguales. Necesitaba protegerte y desde aquel instante se prometió llevarte siempre de la mano, en este nuevo camino que para ti es la vida.

    3 de agosto. El día que comprendí que se puede amar sin condición. Que cada piedra en el camino, había valido la pena si ahora te tenía a mi lado. Soñarte no había sido ni la mitad de lo que ahora sentía mirando tu cara, acariciando tu piel y llamándome mamá. Porque ahora nunca habrá oscuridad, porque sin duda, tu eres la luz de nuestros ojos, mi pequeña Daniela.

               Foto: Cristina (mamá de Daniela)

    Blogger's Day, el reencuentro

    jueves, 4 de febrero de 2016

    Era el segundo año que asistía y llevaba dos semanas hecha polvo con una gastroenteritis que me dejó muerta, pero no podía faltar.

    Madresfera es una plataforma que ahora sé qué más que unir blogs, une personas y eso es algo que me apasiona. Con la genial Mónica de la Fuente a la cabeza, y un gran equipo que la respalda, consiguieron reunir a 200 loc@s 2.0 en el lujoso Hotel Hesperia de Madrid.

    Nada más entrar por la puerta pude respirar ese ambiente de buen rollo que tanto caracteriza al Blogger's Day. Empiezas a ver caras conocidas, te saludas, charlas... Se presume un día cargado de emociones.
    Los patrocinadores también nos acompañan y nos obsequian con muestras de productos de esas que nos encantan a los papis. Cola Cao, Dodot, SM (qué recuerdos de infancia), Dyson, Blevit y Blemil... La verdad es que en el fondo te sientes como en casa. 










    Silencio! Comenzamos! Tras el pistoletazo de bienvenida comienzan las ponencias. 

    Se abrieron con un tema muy pero que muy actual, los Vlogs, aquellos que no se leen, si no que se ven, y Felipe Jiménez y Georgia Elliot de Endemol se encargaron de teletransportarnos al mundo Youtube.

    La cosa prometía. Hablamos de fiscalidad, y Alfonso Alcántara de @yoriento, de una manera súper simpática, cercana y humana nos ofreció ideas para triunfar en la blogosfera.

    Pero sin duda, creo que la mesa redonda más esperada y sobre todo novedosa fue la de los papás bloggers. Aquellos extraños y desconocidos locos del teclado y de los post que hablan de pañales, abrieron sus corazoncitos para gritar a los cuatro vientos que se puede ser hombre y hablar de lactancia, baberos y conciliación.



    Sin apenas darnos cuenta la hora se nos había echado encima y llegó 'El Momento'. Los premios Madresfera 2015 estaban a punto de comenzar. Se palpaba emoción en el ambiente, felicidad, pero sobre todo agradecimiento por valorar el trabajo bien hecho.
    El año que viene prometo presentarme, al menos por intentar vivir ese momento de gusanillo en el cuerpo que tanto me gusta.

    Aunque mi alma no daba para más, la fiesta continuaba y los más osados, aquellos que lograron 'encasquetar' a los peques con el buen padre, buena madre o valientes abuelos, se fueron de súper cena, de la mano de la gran cocinera Cookita.

    Cuando termina el Blogger's Day sientes una inmensa paz interior porque te das cuenta de lo mucho que has aprendido, de lo sencillo que es motivarse y sobre todo de lo sano y reconfortante que es ver a gente con las mismas inquietudes que tú.

    Tengo que agradecer a Madresfera esta oportunidad que nos brinda. Organizar un evento de tal embergadura no es sencillo y creo que pueden estar muy satisfechos ya que todo salió a la perfección.



    * Todas las fotos están realizadas por Llámamemamá 

    Feliz segundo cumpleaños!!

    miércoles, 3 de febrero de 2016

    Cumpleaños feliz, cumpleaaaaños feliz, te deseeeeamos todossss, cumpleaaaaños feeeeliiiz!! Bravo! Bien!

    Madre mía que ilusión/ emoción cumplir de nuevo años a vuestro lado. Llámamemamá está de aniversario y por lo tanto, vosotros también.

    La maternidad me ha dado tantas cosas buenas... Entre ella este blog. Jamás pensé que llegaría al primer aniversario, así que cumplir hoy el segundo es algo que me llena de orgullo y satisfacción :)

    Siempre me vi frustrada por no poder trabajar en lo que verdaderamente me gusta, por eso Llámamemamá fue mi vía de escape. Es el lugar donde puedo hablar sin condición, donde puedo contar mis vivencias y sentirme arropada con vuestras opiniones.
    Llámamemamá es mucho más que un blog. Es un lugar donde escaparnos, donde evadirnos, donde podemos sentirnos comprendidos y donde podemos aprender de quienes no piensan como nosotros.

    Ser madre o padre no es un trabajo sencillo, por eso, tener la posibilidad de contactar y conocer a personas que sienten y sufren en lo bueno y en lo malo como nosotros, reconforta.

    Siempre me he sentido tan apoyada que jamás me he planteado dejarlo, pese a que a veces el tiempo se me echa encima. Tengo miles de planes en mi cabeza que por fin pretendo llevar a cabo (antes de cumplir los tres años, espero jeje) Entre ellos, dar un lavado de cara al blog (admito sugerencias) para estar más guapos y más profesionales.

    Hace unos días, en el Blogger's Day me emocionaba, porque tener un blog es mucho más que escribir, es conectar con gente. Es colaborar con grandes marcas, poder informar, asesorar, ayudar a otros padres que como yo a veces andamos perdidos. Lo pensaba y me emocionaba. De hecho llegué a casa con un subidón tremendo y miles de proyectos que quiero retomar.

    Dos increíbles años a vuestro lado. He conocido mamás y papás bloggers que son la caña de España. Gololo&Toin, Y yo con estas barbas, Una mamá arquitecta, Paso de ti mamá, Blog de una madre desesperada, Matrona Online... He podido asistir a eventos y trabajar con grandes marcas como Blevit y Blemil que forman parte de mi familia.

    Llámamemamá me ha dado tantas satisfacciones que sólo por eso merece la pena.

    Recuerdo post emotivos, que os han sacado la lagrimilla como nuestros geniales partos. Post reivindicativos como los dedicados a los padres o a la conciliación laboral. Post nostálgicos, post cargados de energía o post muy personales. Eso es Llámamemamá, puro sentimiento, porque es un blog que nace del alma y del corazón y con ello está hecho.

    No puedo dejar pasar la ocasión de agradeceros todo vuestro apoyo, vuestros emails sugiriendo temas, vuestras opiniones, vuestras palabras de cariño, vuestro reconocimiento, vuestro tiempo. Gracias porque sin vosotros esto no sería posible. 

    Gracias a todos los que nos seguís cada jueves desde tantísimos países del mundo, esto es algo que me parece mentira aún, pero que me motiva para seguir superándome. No quiero dejarme ningún lugar por recóndito que sea, así que gracias a los que nos seguís desde cualquier continente.

    Pero si hay alguien al que tengo que agradecer el poder dedicar parte de mi tiempo al blog es a mi querido compañero de viaje y aventuras, mi marido. No pido que me entiendas, pero gracias por apoyar mis locuras y mis días de eventos y mis noches escribiendo posts y mis Irenadas que sólo tú sabes.

    Por último, quiero agradecer al verdadero leiv motiv de Llámamemamá, mi petit Manuel. Mi vida, mi todo. Tú me has dado la oportunidad de volver a escribir, de sentirme realizada. Tú me has dado todo, porque tú lo eres todo para mí.

    Espero que año tras año podamos seguir celebrando el formar parte de esta pequeña gran familia que es, Llámamemamá.

    Millones de gracias y felicidades mis Llámamemamistas!!!! Os requetequiero!!





    Commons Attribution 4.0 International license.

    Commons Attribution 4.0 International license.
    Proudly designed by Mlekoshi playground