Mamá, quiero un perro

miércoles, 27 de abril de 2016

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, y no lo dudó en absoluto (Dios me libre). De pequeña me pasé años repitiendo una y otra vez: Mamá quiero un perro...
Mamá quiero un perro...
Mamá quiero un perro...

Y mi madre siempre respondía: Cuando tengas tu propia casa, tendrás lo que te de la gana. 

Así, sin piedad. Mis amigas tenían sus propias mascotas y yo veía cómo mi sueño de tener un perro, se esfumaba año tras año.

El caso es que ahora reconozco que me daba miedo. Me dan miedo, creo que casi todos los animales. En especial, las aves.

El caso es que mi hijo adora los animales, y más concretamente, los perros. Lleva días diciéndonos que quiere uno. Sé que muchos me animareis a que adoptemos o compremos alguno, pero es que considero que quien tiene un animal de compañía debe amarlo y sacrificar muchas cosas por tenerlo en su vida. Cosas, de las que hoy en día no puedo prescindir.

Llamadme egoísta, pero es que no puedo sacrificar mi tiempo, porque sé que hasta que mi hijo no sea mayor, el perro será nuestra responsabilidad, y siendo sinceros, no estamos preparados.

Me encanta la gente que tiene mascota y conviven con sus bebés. Hay multitud de estudios que demuestran los beneficios de tener animales en los niños.
Desde que nacen, crecen conscientes de la responsabilidad de cuidarles, mimarles y amar la naturaleza. Siento envidia sana, y me gustaría pensar de la misma manera.

Como muchos sabéis, mi hermano tiene Síndrome de Down, y desde que era muy pequeño le recomendaron la presencia de un can en casa. (Mis padres hicieron caso omiso) pero lo que sí recuerdo es la raza que les aconsejaron, y os sorprenderá. Rottweiler.

Aunque parezca mentira, por su tamaño, se trata de una raza calmada, obediente, segura de sí misma. Cualidades que sin duda mejorarían el autoestima del pequeño.



Pero, repito que un perro necesita cuidados, tiempo, dinero. No se puede tener por el mero hecho de querer una mascota, porque los que los tenéis, sabréis que se convierten en un miembro más de la familia, con sus defectos y sus virtudes. 

Los animales pueden aportar responsabilidad y fomentar el sentido del respeto por los demás y por el medio. Eso, me gusta.

De verdad siento no desearlo tanto como  mi hijo, porque sus ojos brillan cuando les ve y no puede por menos que jugar, acariciarles y darles amor. Un amor, que es más que sincero y real. Un amor incondicional. Como el que le ofrece a su genial amiga y compañera de aventuras Irís. 

Iris es la perrita de su tita Noe. Ambos se quieren y se odian a partes iguales. Corren, juegan y me temo que en algunas ocasiones hasta comparten comida, en especial gusanitos que les encanta. Así que de momento Iris es su mascota.

Cuál es vuestra experiencia con animales? Os animáis? Nosotros creo que empezaremos por un pez :)

   Foto: Petit Manuel e Iris


   

3 comentarios:

  1. A veces han pedido un perro... Pero la verdad es que le llaman, al mayor, más los animales más pequeños, en plan caracol, tortuga, pez... El año pasado comoramos un hormiguero artificial y due genial verlas trabajar (se aprende mucho). Luego murieron. Hemos cogido algún caracol y ahora tenemos peces. ¿Qué pasa? Que, obviamente, nos encargamos los mayores. Al principio es toda una emoción pero luego se pierde algo de interés (tb lo entiendo porque no son animales con los que ellos puedan interactuar). Así que nos toca a papá y a mamá encargarnos de que coman, de que estén limpios... De modo que un perro o gato... Va a ser que de momento no y eso que a mi marido le encantan porque siempre ha tenido. Que disfruten del perro de mis suegros y del gato de mi madre, jejejejejeej. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me parto!! Qué suerte eso de que le gusten los animales pequeños...(mientras no les de por tarántulas y esos bichitos...) Es que el problema es cuando los quieren ahora, porque si nacen y ya están en la familia pues si, pero si es un 'capricho' corremos el riesgo del desinterés y yo... No estoy dispuesta. Pero me encanta ver a los niños con sus mascotas!!!

    Pdt. Me apunto lo de las hormigas ;)

    ResponderEliminar
  3. A mi pequeño le encantan los animales en general y los perros especialmente, el padre no para de insistir ya que los adora y siempre ha tenido uno...pero me niego tajantemente. El argumento de todos los que intentan animarme es que son muy buenos para los niños, pero el respeto a los animales, el cuidado de otro ser vivo y la responsabilidad son aprendizajes que se pueden adquirir de muchas formas y no solo con un animal. Asi que me apunto la frase de... cuando tengas tu casa, tendrás lo que te de la gana!! Jiojiji

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground