Un mes, un cuento. ¿Juegas con nosotros?

miércoles, 25 de mayo de 2016

Tenía muchísimas ganas de hablaros de este pequeño reto que nos hemos propuesto mi hijo y yo, y que si queréis podéis animaros a hacerlo.

Es cierto que los cuentos deben formar parte de los niños casi casi desde que nacen. Primero con los cuentos coloridos y sensoriales que hacen despertar sus sentidos y agudizan en especial la vista, y más adelante con aquellos que empiezan a contar historias y avivan su imaginación.

El caso es que aunque siempre le ha gustado mucho ojearlos hasta ahora no nos lo habíamos tomado muy en serio. Le dejaba experimentar, tocar, jugar con ellos, pero ahora que ya tiene dos años y medio y ha comenzado a crear sus propias historias es el momento de presentarle 'oficialmente' los libros.

Hace unos meses, una amiga me propuso hacer un juego didáctico, atractivo y divertido. Era una cadena de libros que si se seguía correctamente, por un libro enviado se recibían treinta y seis. Me pareció una idea genial y una manera de fomentar la lectura. El problema no tardó en llegar. Para poder completar la cadena se necesitan seis comprometidas mamás dispuestas a continuarla. Imposible. No pude encontrar nada mas que a una mami que de inmediato se animó, así que me dio mucha pena, pero no pude participar.

Así que hace un mes, pensando, decidí crear mi propio juego con mi hijo y motivarle a saber apreciar los libros.

Era 23 de abril, Día del Libro, y pensé ¿Qué mejor fecha que esta para comenzar?

'Acordamos' que el veintitrés de cada mes le compraría un cuento (mi hijo es el primero, por lo cual su mini biblioteca aún está en proceso de expansión) He de decir que no es estrictamente necesario comprarlo, pueden heredarlo, o cogerlo prestado de la Biblioteca (si, en mayúsculas, porque para mi es un lugar sagrado)

El libro elegido será el libro del mes. Aquel que leeremos cada noche antes de dormir o simplemente cuando le apetezca. Haremos juegos relacionados con el libro y el último día del mes, será él quien me lo 'lea'* a mi.
*Quien dice leer, quiere decir chapurrear.

Muchas veces los pequeños se obsesionan con un cuento y les cuesta abrir su mente a nuevas aventuras, de este modo, también fomentamos la diversidad temática.

Pues bien, como os digo, tan sólo llevamos dos meses y el juego está siendo ¡Todo un éxito!

El primer cuento elegido fue uno que tenía muchas ganas de regalárselo y que estoy convencida de que muchos conocéis: ¿A qué sabe la luna? (Michael Grejniec, Kalandraka)



Mi hijo es un apasionado (no me digáis por qué) de la luna. Sueña con llegar algún día a ella. Dice que come fruta y verdura para alcanzarla (cosa que se agradece) así que cuando vio el libro,no se lo pensó ni un segundo.

El segundo libro también fue amor a primera vista. El lobo forma parte de mi familia, y estoy segura de que de la vuestra también. Para bien o para mal es su personaje favorito. El libro de El Buen Lobito (Nadia Shireen) trata de desmitificar la maldad del animal, ¿Creéis que lo conseguirá? ¡Sorpresa!



La verdad es que me apasiona verle involucrado en la historia y cuando deja volar su imaginación aportando sus ocurrencias que siempre consiguen sacarme una sonrisa.

Leer no es aburrido. Leer te da la capacidad de ser quien quieras ser. Meterte en los personajes, fantasear con finales felices y comiendo perdices. Leer aporta sabiduría y también ayuda en la ortografía. Leer es divertido y los padres tenemos la obligación de transimirles ese sentimiento a nuestros pequeños para que puedan disfrutar a tope de todo lo bueno que les pueden aportar.

Y vosotros, ¿Tenéis algún truco para ayudarles a adentrarse en los libros?

Y los 9 meses llegaron a su fin

miércoles, 18 de mayo de 2016

Como no podía ser de otra manera, os merecíais que el post fuese un poco el resumen del programa 9 meses con Samanta.

No os podéis imaginar las mujeres que me han dicho que seguían con lupa este 'documental'. Y es que este tipo de programas, nos encantan. Nos emocionamos y tratamos de ponernos en la piel de quien informa, en este caso de Samanta.

Hoy era el último de los tres capítulos, que siendo sincera, se ha hecho corto. Hoy por fin, se convertiría en madre. Como ya sabéis, paralelamente narra historias relacionadas con la paternidad. 
Se perfilaba intenso. 
Una pareja salmantina había optado por la gestación subrogada tras varios abortos. Ucrania había sido el país elegido, por la accesibilidad y sobre todo por la diferencia económica con respecto a otros países como Estados Unidos. Pero lo más llamativo no era el método de gestación, si no el empeño de la futura mamá en dar el pecho a su bebé. De tener ese 'vínculo' tan estereotipado desde que un bebé nace.
Soy consciente de que muchas no pensaréis como yo. Y lo respeto, pero necesito decirlo. Si, estereotipado. Una madre no es mas madre por parir que por adoptar, por tener un parto vaginal que por cesárea, por dar el pecho que por dar el biberón. ¡Dejémonos de tonterías, por favor! Ese vinculo del que las nuevas modas hablan se crea con el paso del tiempo, por el amor, los valores, el respeto, que unos padres puedan dar.
Viendo a esta mamá me sentí contenta por ella, por verle feliz. Pero en el fondo me planteaba si la sociedad en parte tiene la culpa de que sintamos la obsesión de amamantar, de parir con el máximo dolor posible, sin epidural, sin puntos, o lo que ahora llaman un parto respetado. Yo parí por cesárea y repetiría una y mil veces, porque el resultado fue el mismo, soy madre.
Y ella también tuvo a su pequeño Daniel.

Por otro lado, la periodista nos mostrló cómo se podía ser madre después de los cincuenta. Una mamá soltera, enfermera de profesión, jamás había renunciado al sueño de ser madre. Gracias a la ciencia, llegó Antonio. Te puede parecer mejor o peor, pero dijo algo muy sensato, y es que ella disfruta el segundo. Cada momento con su hijo es único e irrepetible y es cierto que aunque por edad puede ser su abuela, no hay que pensar en el mañana porque nadie sabe lo que nos depara el futuro, tengas la edad que tengas.

La tercera historia quizá es un poco mas complicado de entender. Una madre irlandesa perdió a su bebé a las 32 semanas de gestación. Sólo ponerse en su pellejo sobrecoge. Sin embargo, había encontrado su particular refugio en un bebé reborn, que para quien no lo sepa es un muñeco con apariencia de recién nacido. ¿Quiénes somos para juzgar? Ella superó de alguna manera el revés tan grande que le había dado la vida, y quitado un trozo de su corazón. Ahora estaba preparada para continuar.

El programa ha sido muy comentado y criticado en muchos blogs. Hace poco leía un comentario que decía algo como...'no nos va a venir a enseñar cómo se es madre' (refiriéndose a Samanta) obviamente no, pero sinceramente creo que de una manera súper natural ( a veces en exceso) nos ha mostrado las inquietudes, inseguridades y miedos de una mamá novata.

Si algo tengo que criticar es que ya que ella ha pasado por un proceso de fertilidad, hubiese estado genial que profundizase en el tema. Consideró que habría sido una buena forma de ayudar a muchas parejas. Se ha dejado muchas cosas en el tintero que podrían haber sido muy interesantes.
Pero como entre madres nos encanta criticar...Pues ya se sabe, alguna que otra crítica recibirá (se acostumbrará, desde que se es madre una se convierte en el centro de las críticas, así, sin esperarlo)

Y llegó el día, o los días, porque la pobre Samanta se tiró horas y horas hasta que por fin sus pequeños asomaron la cabecita. Entre lágrimas e incredulidad lógica, la periodista y su pareja se convertían en padres. Papás de dos preciosos bebés a quienes llamaron Violeta y Damiá. Bienvenidos al mundo y enhorabuena  a los recién estrenados en el mundo de la paternidad.

Y a vosotros, ¿Qué os ha parecido el programa?

    Foto: fotogramas


Cólicos del lactante. Como tratarlos de manera natural

miércoles, 11 de mayo de 2016

Muchos sabéis a la perfección (por desgracia por supuesto) de qué estoy hablando.

Noches enteras sin dormir, días que se alargan, llantos y más llantos sin saber de dónde proceden. Son los famosos y conocidos, cólicos del lactante.

Una fiel lectora y amiga me pidió que hablase de los bronquio fisios. ¿Os suena la palabra? ¿Sabéis qué es? Pues próximamente lo trataremos, porque me pareció muy interesante. Pero tanto para hablar de los bronquio fisios como de los cólicos del lactante, necesitaba de los consejos de un profesional y no me lo pensé ni un segundo.

Al instante me vino a la mente una genial fisioterapeuta y también amiga, Vanesa Vázquez, propietaria de la Clínica Portofisios de Alcorcón y especializada en diversos tratamientos en bebés. Era la persona idónea y de la que me fío al cien por cien para obtener información.

Así que, encantada de poder participar en Llámamemamá, me concedió una pequeña, pero completa entrevista.


Llámamemamá: Cuando llega un bebé a la consulta por cólicos, ¿Cuáles son los principales  síntomas que presenta?

Vanesa Vázquez: El principal síntoma es el llanto continuo. Suelen tener la tripita muy dura, regurgitación e incluso hipo continuado.

Llámamemamá: ¿Cómo es el tratamiento que realizas? 

Vanesa Vázquez: Lo primero que quiero decir es que trabajo sin llanto, sin dolor. No me gusta que los bebés estén molestos. Si un bebé llora durante la sesión, se tensa y es más complicado tratarle.

Antes de realizar el tratamiento, advierto a los padres que le traigan comido/a, puesto que durante la sesión al ir liberando los gases el bebé y estar más cómodo les entra más hambre.
Les realizamos osteopatía visceral, vamos liberando la tensión en la tripita, y el bebe la mayoría de las veces se queda dormido. Relajo el diafragma mediante el bombeo del mismo ya que viene muy bien para prevenir y controlar los reflujos.

Después le miramos a nivel de osteopatía craneal. Observo que los huesos del cráneo estén perfectos, para que haya un correcto movimiento del Líquido cefaloraquídeo (LCR) fluido, miramos la posición y vemos si hay algún hueso que vaya más lento y corregimos. Observamos la cabecita, y miramos  si el lagrimal esta obstruido y trato de relajar la membrana.
Durante el tratamiento suelo trabajar con pelota de Pilates.

    Vanesa realizando una de sus sesiones anticólicos en Portofisios 

    El tratamiento visceral ayuda a la expulsión de gases y aumenta el apetito del bebé




Llámamemamá: ¿Cuántas sesiones recomiendas?

Vanesa Vázquez: En realidad con una o dos sesiones es suficiente. Tengo padres que me han traído a sus pequeños porque en otros centros han requerido más de cinco. Pero depende también de si los cólicos son recientes o lleva tiempo padeciéndolos.
La duración de la sesión ronda la hora u hora y cuarto.
Siempre trato de explicar a los papás cómo realizar cada día movimientos para relajar al bebé.


Llámamemamá: ¿Qué consejos darías para poder prevenir los cólicos?

Vanesa Vázquez:  Mi consejo es sencillo, sacar siempre los gases después de cada toma. Si el bebé consigue expulsarlos se reduce muchísimo la posibilidad de sufrir cólicos. Mucha paciencia, tranquilidad y ponerse en manos de profesionales que puedan orientarles.


Desde Llámamemamá quiero dar las gracias a Vanesa por compartir con nosotros su experiencia y por dedicarnos un ratito de su preciado tiempo. Si queréis concertar una cita o contactar con Vanesa, podéis hacerlo en la web www.portofisios.es o en el teléfono 916121015.

Recordad el nombre de Vanesa porque nos acompañará en más de un post: Matroyoga, abdominales hipopresivos tras el parto... ¡No os lo podéis perder!

    Portofisios Alcorcón

9 meses...

jueves, 5 de mayo de 2016

Hacía días que esperaba impaciente el estreno de este programa. 
He de reconocer que todo lo que hable de embarazos, partos y bebés me encanta. Despierta mi curiosidad y remueve sentimientos.

La periodista Samanta Villar llevaba cuatro años intentando ser mamá, y ahora que lo ha conseguido, ha querido mostrar al mundo cómo ha sido el proceso. Además, no sólo trata su embarazo, si no que cuenta diferentes historias relacionadas con la maternidad y la paternidad.

Como decía, Samanta ha vivido cuatro intensos años en busca del ansiado bebé junto a Raúl, su pareja, y por fín lo han conseguido y... Son mellizos!

La locura se desata, y su cabeza comienza imaginar la vida de cuatro.

En este capítulo Samanta conoce a Borja y Laura, unos papás que han empezado a vivir un pequeño calvario. Embarazada de apenas 23 semanas de su segundo hijo, Rodrigo, Laura debe someterse a una innovadora cirugía para tratar el problema de espina bífida que su bebé presenta. Seré sincera, y os contaré que con esta historia me he emocionado mucho no, muchísimo.

Qué hacer? Seguir adelante con el embarazo? Interrumpirlo? Aceptar las posibles consecuencias no es sencillo y sus caras denotaban preocupación, pero al mismo tiempo esperanza.
Ellos lo tenían claro. Querían arriesgar y dar vida a su pequeño, pero toda decisión es tremendamente respetable y lógica, pero muy muy dura.

Llega el día de la intervención y la pareja está nerviosa pero optimista. Dios mío! Quienes lo visteis coincidiréis conmigo en la impresión que da ver cómo sacan al feto del vientre de la madre para operar y después vuelven a introducirlo para que vaya creciendo en la tripita de mamá.
Qué valiente!!

Pero sin duda, el momento de dar a luz fue para mí algo especial y mientras las lágrimas caían precipitadas por mis mejillas reía de emoción al verme reflejada en esa cama de quirófano y recordar ese momento tan mágico donde descubres a tu bebé y sabes que está bien.

La cirugía fue todo un éxito, y pese a tener que seguir con revisiones, Rodrigo está creciendo a buen ritmo. Todo un campeón.

Pero había otro tema en este capítulo. La inseminacion. La donación de esperma y también las facilidades que hoy en día ofrece Internet para conseguir donante y ser tú misma quien te insemines por poco más de 180 euros.

Una pareja de chicas estaban ansiosas por formar una familia y tenían muy claro cómo sería el proceso. Querían probar a inseminarse ellas mismas antes de acudir a un centro especializado. Lo cierto es que me resultó muy curioso el cómo en cada momento sabían dónde estaba el 'paquete' que seguro contendría la felicidad que perseguían.

Reconozco que de darse el caso, creo que no me plantearía el hacérmelo yo misma. Más que nada porque pienso que un médico controla cada paso del proceso y usa técnicas, que aunque obviamente son más costosas, supongo que serán también más efectivas, y los controles serán aún más rigurosos. 
Desgraciadamente, el test de embarazo no dio el resultado anhelado, pero ambas confiaban en lograrlo tarde o temprano, y estoy convencida que así será.

Pero Samanta seguía narrando su embarazo gemelar, y cuál fue la sorpresa, que casi sin esperarlo descubrió que parecía que lo que venía en camino era un niño y una niña. Menuda suerte!!!

Entre nauseas, cansancio y mucha incertidumbre, la periodista nos ha acercado un poquito más a palpar la emoción que supone esperar la llegada de un bebé y ha sabido transmitir cualquier miedo lógico que toda madre primeriza hemos llegado a tener.

Y a vosotros, os ha gustado el programa?

Por cierto, se retransmite en Cuatro (cadena española) todos los miércoles a las 22.00 
    Foto: Cuatro

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground