Su alimentación, nuestra responsabilidad

jueves, 14 de julio de 2016

Hace unos días leía en un periódico digital una noticia que cuanto menos suscitaba preocupación.
Ocurría en Italia. Una niña de dos años fue hospitalizada en gravísimas condiciones por falta de Vitamina B12. Aquí os dejo el link  para que le echéis un vistazo vosotros mismos.


El caso es muy grave. En los últimos tiempos están proliferando modas alimenticias que sin darnos apenas cuenta pueden suponer un peligro para nuestra salud, y más aún para nuestros pequeños.

Creo que el tema es mucho más serio de lo que parece y creo que hay una mezcla de culto al cuerpo y modas extrañas. Respeto cualquier creencia, ya sea religiosa, naturista o simplemente forma de alimentarse, pero en el momento en el que ponemos en riesgo la vida de un menor, debemos empezar a pensar qué es lo que está pasando.

Para explicar de manera mas gráfica la importancia de una alimentación sana y completa comenzaremos por saber qué nos aporta la Vitamina B12.

Hay que partir de la base de que dicha vitamina tiene origen animal. Las carnes, los huevos y los productos lácteos son los máximos proveedores, así como el atún, las almejas o las sardinas. El salmón es uno de los pescados con más Vitamina B12.

Es conocido que gran cantidad de personajes famosos adquieren Vitamina B12 como suplemento, e incluso se lo suministran vía intravenosa.

¿Qué nos aporta la Vitamina B12?

Es beneficioso para el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso, el crecimiento celular y la división celular. Ayuda a la formación de glóbulos rojos y la conservación de un sistema inmunológico fuerte. Previene el cansancio y la sensación de agotamiento.

¿Qué consecuencias puede tener estar falto de B12?

Las consecuencias más graves son anemia y gran debilidad de la membrana protectora del cerebro y de los nervios de la médula espinal. ¿Cómo os quedáis?

Pero también es fundamental conocer en qué se basa la alimentación vegana. 

Primero debemos saberse existen diferencias entre la alimentación vegetariana y la vegana. Los vegetarianos rechazan alimentos de origen animal, pero los veganos, además, rechazan todos los derivados tales como lácteos, miel...

Las legumbres y verduras son básicos en una alimentación libre de alimentos de origen animal.

Las personas que siguen una alimentación vegetariana necesitan complementos vitamínicos que suplan las carencias de los nutrientes que aportan las carnes y los pescados. Siempre llevando un control médico que certifique que pese a no consumir productos de origen animal existen unas buenas condiciones de salud.

Los niños, y en especial los bebes, durante los primeros años de vida necesitan estar a tope de vitaminas y con todas las necesidades físicas y de salud cubiertas. En el caso de las familias vegetarianas, los pediatras deben llevar un control estricto y regular del correcto crecimiento y de la nutrición del pequeño para evitar precisamente enfermedades que deriven de la falta de vitaminas, tal y como ha ocurrido en el caso de la niña italiana.

Los niños no tienen la capacidad de decidir si quieren comer o no carne, ni entienden con dos años las razones de por qué no ingieren productos de origen animal. Los niños simplemente son niños, y por tanto, los padres somos los únicos responsables de que su desarrollo sea el correcto al margen de nuestros pensamientos, porque más vale prevenir que curar, ¿No creéis?
   Foto: Google.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground