¡Vuelta al cole!

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Este post era inevitable, (es lo que toca amigos) Bueno, lo primerísimo de todo, quiero daros las gracias a cada uno de vosotros por la gran acogida que tuvo el regreso de Llámamemamá. El jueves pasado fue un ir y venir de emails, de whatsapps, de llamadas, de mensajes, felicitándome por haber entrado en el mundo YouTube y por el genial trabajo que junto a Álvaro Martínez hemos hecho para renovar la web.

La verdad es que me sentí súper afortunada. Reconozco que al principio me daba mucho miedo, algo de vergüenza y respeto porque no estaba segura de que os gustase, pero después de todas las felicitaciones, ¡buah! Mi motivación creció al doscientos por cien. En fin, ¡Mil gracias again!

Y ahora al grano.

Toca tratar un tema que esta ocupando esta semana la vida de miles y miles de papás que han dado el pistoletazo de salida a la vuelta al colé.

Comienzan los miedos, creo que la mayoría proceden de los padres. Miedo a lo desconocido, a que no estén contentos, a que no sepan adaptarse...Miedos y mas miedos lógicos, pero que debemos quitarnos para ayudarles en este nuevo proceso.

La mayoría de los niños lloran, es normal. No es sólo porque no quieren quedarse solos, si no porque han pasado un verano con abuelos, primos, amigos, padres, y empezar el colegio supone volver a establecer una rutina. (A pocos nos gusta la rutina, ¿Verdad?)

El caso es que los niños se adaptan perfectamente. Si os dais cuenta, cuando lloran suele ser en la entrada y en la salida, para obviamente llamar nuestra atención, pero seguro que a más de uno la profe le ha comentado lo bien que se lo ha pasado una vez en clase, con los demás niños.

Soy cien por cien partidaria de llevar a los niños a la guarde y obviamente al colegio. El colegio les aporta no sólo educación, si no independencia, respeto, también ayuda a resolver problemas cotidianos, a defenderse, a explicarse, ayuda al progreso intelectual de los pequeños en absolutamente todos los ámbitos.
Estoy convencida de que dentro de unos meses, estos miedos que pululan por nuestras cabezas se acabaran esfumando, surgirán otros, pero ya sabremos que nuestros hijos están completamente integrados en el cole.

Quería contaros, y que quede para la posteridad, como fue el primer día de Petit Manuel.

Había llegado el 9 de septiembre. Aún me parece mentira que ya ha dejado definitivamente de ser un bebé para convertirse en un niño que crece y crece sin parar. Estaba nervioso y se notaba, pero contento de ir al 'cole de los mayores'. La semana pasada fue de locos. Compra de uniforme (que por cierto llegó un día antes de empezar), mochila (o mas bien taleguita), tarjeta identificativa personalizada, regreso de Llámamemamá...¡Una locura!
Pero por fin llegó el día D, y allí estábamos, quince minutos antes de la hora H para no llegar tarde.

Recorrimos ese camino juntos que durante muchos años yo había andado y nos plantamos en la puerta. Había mucha gente. Mamás, papás, niños, niños histéricos llorando...
Primero entraron los mayores y después nombraron a los recién estrenados alumnos.

Miraba con los ojos como platos a un lado y a otro. 'Mamá, paso solito, ¿Vale?' -No podía creer lo que estaba oyendo. 'Si amor, tu solo'
Oí su nombre y acto seguido se colocó en una fila diminuta con diminutas personitas que ignoraban dónde les dirigían. Fue sólo una hora, una toma de contacto y ya casi sin darnos cuenta estaban saliendo.

Su sonrisa me deslumbraba desde la distancia y todo auguraba que había sido un gran día. 'Mamá, me lo he pasado súper bien en el cole de mayores' Yo sólo podía mirarle ensimismada y orgullosa de lo genial que es.

No hay periodo de adaptación, y desde el lunes disfruta la mañana con sus compañeros. Impresionado por lo graaaaande que es su cole y deseando aprender, jugar, bailar, cantar, dibujar y miles de cosas que están por llegar.

Y vuestra vuelta al colé, ¿Ha sido dura?¿Qué esperáis para este curso?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground