Dos meses de bimaternidad: El Postparto

jueves, 9 de noviembre de 2017

El Postparto es ese momento del cual hablamos, creo yo, más bien poco. Y es curioso, porque sinceramente creo que es tanto o más importante que incluso el embarazo, ¿Por qué?

Principalmente porque es el momento en el que ya tenemos a nuestro bebé en casa y sufrimos digamos, un proceso de adaptación familiar. Para todos los miembros, no nos confundamos.

Los papás primerizos sienten realmente por primera vez que son padres y que algo se estaba 'cociendo' durante nueve meses, y ese 'algo' finalmente se ha convertido en realidad, en alguien físico, no sólo emocional.

Para los papis no primerizos, comienza un largo camino de apoyo incondicional al resto de los hermanos. Se convierten en el referente, en esa persona encargada de cubrir el pequeño vacío que deja la mamá cuando se tiene que ocupar del recién nacido.

Los hermanos. Quizá el postparto es la fase más delicada para ellos. La llegada de un nuevo miembro supone muchos cambios en casa. Cambios de dormitorios, cambios de espacio, cambios de hábitos... Los padres tenemos, digamos la obligación, de minimizar esos cambios. El bebé ha de adaptarse a nuestro ritmo de vida, y debemos integrarle. 
En mi caso, Petite Adriana viene a recoger al cole a su hermano, vamos al parque, de compras, llevamos a Petit Manuel a las extraescolares... He tratado de no modificar en exceso nuestra rutina para que el hermano mayor vea que Adriana no es el centro de atención, simplemente forma parte de toda nuestra vida diaria.

Como estaba claro, los celos han hecho presencia en casa. Es totalmente inevitable y quien diga lo contrario no es sincero al 100%. Me gustaría hacer un post profundizando en algo que se que nos preocupa, sobre todo cuando el bebé aun no ha nacido y nos preguntamos cómo llevará el hermano/a mayor la llegada. Pero es importante saber gestionar esos momentos que más allá de ser celos son llamadas de atención. 

Cargaros de muuuuuuuuucha paciencia, paciencia infinita, para que la situación no os supere, aunque os aviso que a veces es imposible no reventar. Mis peores momentos fueron los primeros días, pero poco a poco lo hemos superado. Pero ya os digo que voy a hacer un video o un post contando cómo está siendo la reacción de Petit Manuel con la llegada de su hermana.


Y por último, en el postparto aparecemos las madres. Lógicamente somos las más 'afectadas', y eso es impepinable. Tenemos los sentimientos a flor de piel, todo nos afecta mas de lo que nos podamos imaginar, ya que tenemos miedo de no estar a la altura. Da igual si eres primeriza o si tienes cinco hijos, ese miedo no nos abandona.

Mis primeros días como bimadre recuerdo sentirme triste por Manuel. Le veía llamando la atención a su modo y saber que lo hacía porque yo estaba con Adriana, me producía un sentimiento extraño. Lo cierto es que tanto Papá Manuel como yo teníamos claro nuestro papel y sobre todo cómo actuar.

Pero como os decía, las madres son las que nos encontramos con todo el pastel. Visitas, consejos, recomendaciones, de buenas  a primeras aparecen súper madres que todo lo saben, y nosotras seguimos con nuestras hormonas que no sabemos ni por donde nos viene el aire. A eso le sumamos, médicos, cuerpos que intentan volver al estado actual, sueño, mucho sueño y cansancio acumulado.

La verdad es que Petite Adriana es buena a rabiar, y de haber sido la primera, hubiese sido una niña 'trampa'. Alarga tomas 3 y 4 horas, y eso me permite descansar. No llora mucho, es tranquila, come rápido, se duerme solita...Visto así, se puede decir que he tenido mucha suerte. Pero con Petit Manuel la cosa no fue tan calmada y lo he dicho mil veces, recuerdo apoyarme en su cuna llorando, muerta de sueño, esperando a que se durmiese.

Miedo me da cuando tenga que reincorporarme al trabajo, despertarme a las 6.30 a.m y continuar con toda la locura de cole, guarde, parques y extraescolares. Y digo yo, ¿Hay mejor dieta que la bimaternidad? Creo que no.

En mis dos embarazos he tenido suerte y mi cuerpo se ha recuperado rápido. Con Petite Adriana tan sólo engordé ocho kilos,así que con todo el ajetreo bimaternal, volver a mi peso fue cuestión de pocas semanas. Ahora tengo barriguita, de esa blandita, de la que no gusta nada, pero al haber tenido cesárea he de esperar seis meses al menos para ponerme manos a la obra a aplanarla (cosa que nunca he conseguido pero que me he propuesto).

Os quiero contar muchas mas cosas del postparto,pero veo que es algo tan intenso que necesitaré otro post para no aburriros.

¿Cómo fue vuestro postparto? ¿Lo esperabais mejor o peor? ¡Feliz jueves llamamemamistas!


Foto: Llámamemamá


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground