Luces y sombras del postparto

jueves, 19 de octubre de 2017

La verdad es que no tenía ni idea de cómo titular este post. Durante años nos han hecho creer que la maternidad era un camino de rosas, que todo era muy intenso pero reconfortante, y a veces, las mujeres se topaban de lleno con la realidad.

Ahora hay una especie de revolución que trata de desmitificar la maternidad ideal, haciéndonos ver que vamos como osos panda por la vida, que estamos agotadas, que no tenemos tiempo ni de maquillarnos...En fin.

Hace unos días lo pensaba. Me puse en la piel de una mujer indecisa, pensando en si tener o no tener un bebé y lo cierto es que las informaciones que nos rodean son bastante ambiguas. Digamos que me sentí en una montaña rusa. Maternidad idílica versus mundo patas arriba.

Pues te diré que ni una cosa ni la otra, seamos francas. La realidad es que todo depende de la persona, de las circunstancias que nos rodean, de la pareja, de los niños...

He de decir que con Petit Manuel llevé muchísimo peor lo de no dormir. Me pedía pecho cada dos horas, a veces cada hora y media. Pasé de dormir del tirón a quedarme dormida por las esquinas, a derramar lagrimas de cansancio sobre su cuna. Pero luego me recomponía (aun no se de qué pasta estamos hechas las mujeres) y me activaba.
Aunque Petite Adriana me regala algunas horitas mas de sueño, lo cierto es que creo que mi cuerpo ya estaba preparado para no dormir del tirón, digamos que ya está hecho a la maternidad. ( Y lo estoy llevando mucho mejor).

Es verdad eso que dicen que las mamás vamos de un lado a otro corriendo, que no paramos, y cuando tienes más de uno, la cosa se complica. La logística cambia por completo. Prepárate con tiempo, sal media hora antes de casa. Coge coche, sube a uno, sube al otro, cierra carro, sube carro. Baja a uno, baja al otro, abre el carro, y todo esto sin dejarte el coche abierto, olvidar el bolso o dejarte la cabeza frente al volante.

También confirmo eso de que quienes damos lactancia materna nos pasamos medio día con una teta fuera y el otro medio con la otra, mientras cocinamos, hacemos la colada, tendemos, planchamos, y mientras, si eso, respiramos.

Pero ahora viene la parte buena, y diréis ah... pero, ¿Hay? ¡Pues claro!

Ni todo es tan bueno, ni todo tan malo.

Papá Manuel y yo tuvimos claro desde el principio, que si algún día teníamos hijos, trataríamos de que ellos se adaptasen a nuestra vida, a nuestro mundo. Obviamente hay momentos en los que son imprescindibles de los niños, pero la idea es que no gire todo en torno a ellos.

Hay tiempo para todo, aunque no lo creas. Podemos aprovechar los ratitos que duermen para mimarnos, cuidarnos.
Yo desde que soy mamá tengo más motivación por sentirme bien conmigo misma. Reconozco que los embarazos me sientan bien físicamente, y esta vez, en menos de un mes recuperé mi figura e incluso la mejoré. Así las cosas, me he propuesto cuidar mi alimentación, cuidar mi cuerpo haciendo ejercicio. Pronto tendré un post listo con todo lo que estoy haciendo para recuperarme física y mentalmente.
Me apetece hacer cosas. Es como si tuviese un extra de adrenalina. Soy la última que me duermo en casa, aunque esté agotada, pero no perdono ese ratito para mí, repasando blogs, leyendo un libro o simplemente disfrutando del silencio.

Es cierto que Papá Manuel es de gran ayuda. Los padres deben tener sus ratos con los peques y es ahí cuando nosotras debemos aprovechar a salir, a despejarnos, a ir al gym, a salir con las amigas. Y viceversa. Es lógico que nuestros chicos quieran desconectar del mundo paternal y tener tiempo para ellos. Así que, una de cal y otra de arena.

Los abuelos. Hay una frase que me harta escuchar 'Yo si he tenido hijos son para mi, no para los abuelos'. En el fondo discrepo. Obviamente hago lo imposible por no 'cargar' a los abuelos con mis hijos, pero siempre que puede mi padre baja al cole a por su nieto, aunque yo también le recoja. Mi madre saca tiempo de donde no lo tiene por verles, y mi suegra se hace cientos de kilómetros para disfrutarles una vez al mes. ¿Por qué no les voy a dejar un fin de semana con ellos? ¿Por que si les apetece dormir con los abuelos no les voy a dejar? ¿Por que si se quieren ir al pueblo no lo voy a permitir? Obviamente siempre consensuado y si les parece bien. Pero jamás de los jamases les quitaré  el tiempo con ellos. Y además, por qué no, podemos disfrutar de nuestra vida en pareja, no como padres, si no como novios, amigos, etc...
Porque es sumamente necesario que no perdamos esas ganas de una cena romántica, de una noche de cine o teatro, de unas copas, de un viaje, o simplemente de permanecer en casa en silencio.

Con este post lo que pretendo, no es otra cosa que darte energía y que sepas, madre indecisa, que tener hijos revoluciona todo, si, que pone tu mundo patas arriba, también, pero que con el tiempo y poco a poco todo vuelve a su sitio. La normalidad física y mental se recupera y nos hacemos más fuertes. Que no lo dudes, ¡llama a tu amiga y tomaros ese café que aún os debéis! Te aseguro que no hay mejor medicina contra el estrés postparto que una buena charla y un café caliente. Y disfruta, sobre todo disfruta de cada segundo que la vida te ofrece porque es irrecuperable.

¡Feliz jueves llamamemamista! ¿Cómo vives tu maternidad?





MI PARTO: PARTE SEGUNDA+PRIMERAS HORAS CON ADRIANA

jueves, 5 de octubre de 2017

                   



¡Por fin puedo contaros mi parto! Con pelos y señales, con alguna que otra fotillo, pero sobre todo, con mucha mucha ilusión. ¡Espero que os guste! ¡FELIZ JUEVES LLAMAMEMAMISTAS!

MI PARTO: PARTE PRIMERA

jueves, 28 de septiembre de 2017

                    





 Después de veinticuatro días ¡Estoy de vuelta! y qué mejor manera de hacerlo que narrando cómo comenzó todo. Quería empezar contandoos algo muy importante que marcó la llegada de petite Adriana y que aunque algunos momentos no fueron tan dulces, desde luego verle la carita tuvo su recompensa y mi reafirmación en que había hecho lo correcto para las dos.
¡Espero que os guste! ¡Feliz jueves!

¡Bienvenida a nuestro mundo Petite Adriana!

jueves, 21 de septiembre de 2017

Han pasado exactamente diecisiete días desde que llegaste a nuestras vidas, y aun continuamos en periodo de adaptación. He de confesar que nos lo estás poniendo muy pero que muy fácil y eso hace que todos nos vayamos habituando más rápidamente a tu presencia.

Llevaba unos días desaparecida, y no os voy a engañar, retomar la rutina me ha costado, y es que no es fácil cuando hay mil trámites que hacer (voy a hacer un post explicando las facilidades de realizarlo todo por internet) aprovechar que el hermano mayor está en el cole para organizar todo, y también disfrutar de Papá Manuel durante este mes en casa. Pero lo cierto es que ya os merecíais un post para contaros un poquito cómo está siendo mi cambio a la bimaternidad.

Por supuesto, contaré mi parto, con pelos y señales, pero para ello estoy preparando un video que espero poder publicar muy prontito, para poneros al día.

El caso es que nadie dijo que tener más de un hijo fuese tarea fácil. Adriana es buenísima. Come muy bien, duerme...mínimo tres horas (algunas veces dos) entre toma y toma, y podemos 'descansar'. Se nota muchísimo cuando ya tienes mas hijos que conoces síntomas, que estás mas acostumbrada a la falta de sueño y al cansancio, el manejo de las situaciones, pero aún así hay alguna que otra circunstancia que se nos escapa de las manos, y esa no es otra que los temidos 'celillos'.

Creo que el primer día en casa fue el que mas me superó. Era de esperar que la llegada del nuevo miembro pusiese patas arriba la vida del recién estrenado hermano mayor, pero sus revoluciones iban a cinco mil por hora y por momentos me desbordaban. Aunque este tema lo hablaré en otro post, necesitaba contaros cómo me sentí. Manejar la situación no es moco de pavo, y gracias a Papá Manuel poco a poco todo se va normalizando, pero aún así es complicado.

Tuve momentos en los que lloré porque sabía el motivo de por qué Petit Manuel se comportaba así. Con el paso de los días he aprendido a comprenderle y a necesitar nuestro ratito juntos. La siesta es nuestra, y juntos intentamos que Adriana permanezca dormida para disfrutar de nuestro momento. Es obvio que por muchas atenciones que centremos en él, la hermanita supone un claro y nuevo rival.

Pero he de reconocer que poco a poco todo va cogiendo forma y cada uno ocupa su lugar en el equipo, nadie se siente desplazado y todos intentamos disfrutar de todos.

Por mi parte, decir que ya he bajado del peso de cuando me quedé embarazada, aunque aún me queda tripita que corregir, pero es pronto, ya lo entenderéis. El pecho poco a poco vamos mejor y ya ha dejado de ser una tortura para pasar a ser el momento de las dos, madre e hija. Y saber que está cogiendo bastante peso me alivia y anima a no dejarlo, pese a las dichosas grietas (que ya se han curado).

Como os decía, este post es sólo un aperitivo porque tengo mil cosas que contaros. Lo primero, el parto. La lactancia, la reacción del hermano mayor, cómo me siento hormonalmente y físicamente hablando, nuevos proyectos y nuevas ilusiones que compartiré con todos vosotros. De momento os dejo esta preciosa foto, que me tiene enamorada, de mis cachorritos...


Feliz jueves llamamemamistas!!!

38+5 SEMANAS + ULTIMO VLOG ANTES DE DAR A LUZ

jueves, 31 de agosto de 2017

                  


¡Ya estamos en la semana casi 39! No quería dejar pasar la ocasión de agradeceros todo el apoyo que he tenido por vuestra parte en estos nueve meses. Pronto estaré de vuelta, pero he querido relajarme y disfrutar de estos últimos momentos de tres.

Os espero a la vuelta, ¡Feliz jueves llamamemamistas!

A mi querido abuelo

lunes, 28 de agosto de 2017

Quiero pensar que nuestros caminos se cruzaron. Quiero pensar que pude tocarte, sentirte, acariciar tu cara, darte la mano. Por un instante acurrucarme a tu lado y sentir que si tú estabas, nada podría pasarme. Sé que fue un momento, aquel en el que elegiste mandarme a la tierra con una misión, nuestro pequeño secreto. Me susurrabas al oído haciéndome sentir especial y con tu barba de varios días me hacías cosquillas y me decías una y otra vez lo afortunado que te sentías de que una parte de mi fuese tuya. Pude entrelazar mis diminutos dedos entre tu ondulado pelo blanco, antes de partir.
Mi mamá dice que las personas van al cielo cuando son viejecitas, pero tú no lo eras, tú deberías estar aquí, abajo conmigo y con papá y no siendo una estrella o una nube en días grises. Siempre te busco, la que más brilla, la que me guiña el ojo desde el firmamento, la nube que más corre bajo la lluvia y el viento que más sopla rozando mi cara.
Quiero pensar que la vida me depara grandes sorpresas e ilusiones, que podemos ver más allá de la tristeza y que cuando las lágrimas empapen mis mejillas tu soplarás con fuerza para secarlas y poder sonreír.  Me volverás a dar la mano fuertemente para no dejarme caer y que allá donde estés guiarás mis pasos y me iluminarás con tu eterna luz.
Hoy deberíamos estar jugando, riendo. Hoy deberíamos estar leyendo cuentos.
Hoy deberíamos estar corriendo entre las hojas.
Pero hoy te estoy recordando, como hago todos los días, porque nadie muere si su recuerdo queda vivo, y de eso se encargará mi papá, de que pasen veinte, treinta o cincuenta años, permanezcas por siempre conmigo.
Tú meciste mi cuna, tú me prestaste tu nombre, tú cuidarás de nosotros y siempre serás eterno porque habitas en mi alma.
Algún día volveremos a vernos. Algún día volveré a acurrucarme a tu lado y podré tocar tu pelo, y acariciar tu cara, algún día jugaremos juntos entre las nubes, pero mientras tanto te guardo en lo más profundo de mi pequeño corazón, sintiéndote cerca, mi querido abuelo Manolo.



Pdta. Dedicado al abuelo Manolo, hoy hace veinte años que se convirtió en estrella para no dejar de brillar

37 SEMANAS. ¿HARÉ PÚBLICO MI PARTO?

jueves, 24 de agosto de 2017

Esta es la pregunta del millón, la que me habéis hecho en distintas ocasiones, y he decidido que este es el post donde lo pienso aclarar llamamemamistas, ya que el día se acerca...

Hacía mucho que no escribía, y confieso que tenía algo de 'mono', a fin de cuentas es la esencia de Llámamemamá. Estamos rozando la semana 38 y eso se nota. Se nota en el miedo, en los sentimientos a flor de piel, en la incertidumbre, en las ganas de que llegue el día, en la pesadez, en el calor, en la barrigota, en el cansancio, en las noches en vela...paro, ¿Verdad?

El caso es que en estos últimos días han pasado cosas que pronto os contaré, pero que hasta que no llegue el momento, prefiero esperar.

Retomando el titular, vaya por delante que admiro a todas esas mujeres que deciden grabar o retransmitir su parto. Yo soy bastante celosa de mi intimidad, y aunque se que tengo un blog al cual me debo, y unos seguidores expectantes, me crea muchísimo respeto mostrar tan abiertamente ese momento tan personal.

Así que, aunque por supuesto sabréis que Petit Adriana ha llegado al mundo, he decidido hacer algún Storie, video, o foto, pero utilizando la red social Instagram. (@llamamemamaoficial)

¿Por qué Instagram y no Facebook?

Como os decía, soy bastante reacia a publicar de manera excesivamente publica todo lo relacionado con ese día. Instagram me parece una red mucho más privada que Facebook, donde cualquiera puede seguirte. Perfiles falsos, gente que para nada le interesa lo que haces, en fin, todo esta mucho menos controlado.
Sin embargo, cada vez estoy mas enganchada a Instagram. (Si no tenéis cuenta ¿A qué esperáis?) Para seguir a Llámamemamá es muy sencillo. Te creas la cuenta y nos buscas como @llamamemamaoficial. Envías la solicitud y si comprobamos que tu perfil se ajusta a la temática, si es una cuenta verdadera, y que estás interesado en lo que hacemos, ¡Serás siempre bienvenid@!

Hace poco hablaba con una mamá bloguera (@mamajovenyporqueno) sobre algo que estaba ocurriendo en la red, y es que muchos perfiles con miles de seguidores, te solicitan, por el simple hecho de que tu les sigas. Una vez te conviertes en follower, dejan de seguirte ellos a ti.

Siendo franca, Llámamemamá fue creado para gente sana, limpia, que vive la maternidad y la paternidad sin radicalismos y con todo el respeto hacia los demás. Por eso, no miro los seguidores que tengo, si no la calidad de los mismos, y esa es mi recompensa.

¿Voy a hacer algún video para más adelante publicarlo?

¡SI! Claro que si. Una vez pase todo, pienso hacer un video para mi canal de Youtube (Llámamemamá Oficial) donde os contaré todo el proceso, y donde finalmente revelaré cómo ha sucedido todo.
Aquí si que os pido paciencia, porque probablemente me llevará un par de semanas grabarlo y estar a tope, pero bueno, todo sea por una buena causa. ¡Se que lo entenderéis!

Y no me quiero enrollar más, porque este post era simplemente para que supiéseis que por supuesto estaréis informados de todotoditotodo lo que vaya sucediendo, de la llegada de Petit Adriana, de las primeras reacciones de Petit Manuel y de cómo ha comenzado nuestra vida en la era Bipaternal.

¡Feliz Jueves llamamemamistas!


Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground