Salvemos las cenas - ¿Te apuntas a la Cenología?

jueves, 6 de octubre de 2016

                                   




Cenología: Dícese de ese término inventado por una multinacional sueca que, de algún modo pretende hacernos ver la importancia de reunirnos en familia. Sí si, hablo del nuevo anuncio de IKEA.

Reconozcamos que no dan puntada sin hilo los publicistas  de la empresa, pero es que cada vez se superan mas.

Y es que están tocando varios temas muy importantes. Por un lado, algo que nos preocupa cada vez mas a los padres, los famosos y temidos a la par, deberes.

¿Creéis que actualmente hay un exceso de actividades, deberes, y en resumidas cuentas, que gastamos mucho tiempo en extra educación?

Personalmente, pienso que los deberes en su justa medida puede ser un refuerzo, pero de manera excesiva creo que se consigue el efecto opuesto y los niños terminan aborreciendo las asignaturas, odiando las tareas para casa y perdiendo horas y horas delante del escritorio sin rumbo alguno.

Y lo sé, porque me ha pasado, y probablemente a muchos de vosotros también. No me gustaban los domingos en los que tenía deberes por hacer, iba a academias de inglés y matemáticas y mis padres gastaron tiempo y dinero con todo su esfuerzo y yo seguía sin motivación.

Con esto no quiero decir ni mucho menos (vaya por delante) que sea algo malo, pero si pienso que es necesario invertir mas tiempo en clase y menos en casa.

Y aquí es donde aparece el segundo tema súper importante. La familia. La importancia de 'guardar' un ratito en nuestro día para reunirnos, charlar, hablar con nuestros hijos de manera desenfada, tranquilos. La cena suele ser ese momento en el que todos hemos acabado el día, nos duchamos, nos ponemos cómodos, preparamos la cena y por tanto el instante ideal para disfrutarlo juntos.

Sin duda, IKEA muestra de una manera divertida como además de reunirnos podemos 'practicar' cosas de clase, sin darnos cuenta y disfrutando de los nuestros.

Yo confieso que me encanta ese momento. Me despierto a las 6.30 de la mañana, pero suelo dormirme sobre las 00:30, porque no perdono ese ratito de conversar tranquilos y de poder contarnos cómo ha ido el día.

Las cenas molan. Molan mucho. Tenemos que saber aprovecharlas y sacarlas el máximo partido, porque pienso que cuando consigues pasar ese rato en familia, te vas a dormir de otra manera, más feliz, mas relajado...Más mejor ;)

Los padres de por si, gracias a la inexistente conciliación, apenas tenemos tiempo de sentarnos horas y horas a realizar las tareas de clase, sin embargo, si lo hacemos de una manera más cercana, más divertida y desenfadada estoy convencida que logramos dar ese puntito motivador a nuestros hijos, que infinidad de veces necesitan.

¡Bravo por IKEA! ¡Bravo por todas esas familias que nos hemos apuntado a la CENOLOGIA!

2 comentarios:

  1. A mí me gusta mucho también la idea de la cenología, y es el único momento familiar qeu tenemos, pero reconozco que aunque hablamos mucho y no tenemos televisión ni radio encendida, no repasamos lecciones de gramática ni matemáticas. Sí disfrutamos de conversaciones y es el momento "confesión" de mi hijo, donde nos enteramos de sus inquietudes y aventuras del día. Ya que si le preguntas directamento nunca ha hecho nada, y todo está bien.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que es el mejor momento y es tan divertido y sano contarnos lo que hemos hecho en el día... En muchos hogares esa es la asignatura pendiente 😊 Un abrazo!

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground