PREPARANDOME PARA LA BIMATERNIDAD

miércoles, 22 de marzo de 2017

Pues bueno...Una vez lanzada la ¡Bomba! habrá que comenzar a analizar todo de cero. ¡Madre mía! No voy a caer en el topicazo de ¿Quién me lo iba a decir a mi? Porque en realidad cuando te pones manos a la obra ya sabes donde te metes.

El caso es que fue dicho y hecho. (Inciso importante...Para quien dude si tomar la píldora puede perjudicar la fertilidad ¡Mentira y gorda!, tranquilas porque no tiene absolutamente nada que ver, os lo confirmo y reconfirmo, así que cuidadín y no os olvideis de tomar alguna).

Y...¿Cómo es ese momento en el que te enteras que estás esperando un bebé? Bueno, algo que quería dejar clarísimo y que me pasó en el embarazo de Petit Manuel es...Nunca busquéis síntomas. Se que es inevitable, que cuando estás esperando cada mes, tiendes a notar...digamos cosas extrañas.
Mas ganas de hacer pipí, te notas susceptible con los olores, cambios de humor, hinchazón, dolor de pechos... En fin, seguro que me entendéis. Pues os diré que el único síntoma impepinablemente real y veraz, es la falta de menstruación.

Es más, en ninguno de mis embarazos he tenido síntomas hasta que no me ha dado positivo el test. Otra duda que puede surgir...

Existen falsos negativos? ¡SI! A mi me pasó con el primero. No es que fuese un falso negativo en si, me hice la prueba y no vi nada y lo tiré (si, de película, lo sé) Al día siguiente, me desperté, y recuerdo que tenía clase, era sábado, y lo primerito que hice fue ir al cubo de basura a recoger el predictor. Mmmm... Una apenas inapreciable segunda linea se vislumbraba...Si, señores, esa ligera linea pesa ahora 18 kilos y se llama Manuel.

Así que si os sale negativo, y continuais sin regla, no desespereis porque hay falsos negativos, pero no falsos positivos.

Era 31 de diciembre. Bonita fecha, ¿verdad? En teoría debía ser el comienzo de mi primer ciclo sin pastilla, pero lo cierto es que por más que iba al servicio, ni rastro de la menstruación. De algún modo, mi mente iba más allá y comencé a sospechar que algo podía estar pasando.

Esperé un par de días y al salir del trabajo me decidí ir a la farmacia a por el test. La dependienta me transmitió una ilusión que hizo que mis nervios aflorasen.

Llegué a casa y fui directa al baño. Siendo sincera, hasta temblaba. No se por qué pero me lo olía. Dos minutos, y casi de manera instantánea, allí estaban. Rosadas, claras y limpias...¡Mis dos rayitas!

Esperé a que Papá Manuel llegase a casa y en cuanto me vio supo que algo pasaba. La ilusión nos invadió y sin apenas darnos cuenta estábamos haciendo planes de cuatro.

¡Qué maravilloso momento! Por muchos embarazos que tengas sigue siendo algo inexplicable. Te cambia el chip, la manera de entender el mundo y por supuesto...¡Comienzan las preocupaciones!

Ahora ya de 16 semanas todo empieza a estabilizarse y por supuesto lo disfrutas aún más.

Pronto tendréis un Vlog de estos primeros meses, trucos, cremas, reacción de Petit Manuel...¡espero que os guste!
Gracias por acompañarme en esta genial locura,

¡Feliz jueves llámamemamistas!


4 comentarios:

  1. ¡Qué ilusión, guapa! Ahora a disfrutar del embarazo, aue en nada estás con dos terremotos, ja, ja, ja, ja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias linda!! Ufff dos terremotos, si ya estoy que no paro... pero bueno seguro que luego será doble ración de cariño. Un beso!!

      Eliminar
  2. Cada hijo es un mundo, ser madre de nuevo es como la primera vez igual de especial o más oorque compsrtes el momento con los hermanos y lo disfrutas más porque has ganado en experiencia. Mi mediana también nació en septiembre una época genial. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo estamos viviendo como la primera vez, aunque ahora lo compartimos con el hermanito mayor y resulta más especial. Septiembre es un mes genial!! Muchas gracias y un beso!

      Eliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground