Escribiendo desde el hospital (nada malo llamamemamistas)

miércoles, 10 de mayo de 2017

Aunque os quiero hacer un vídeo con todas las cositas que estamos preparando para Adriana, hoy ha sido imposible terminar de grabarlo y editar porque estoy en el hospital. (Hoy miércoles)

Tranquilos!!!! Nada grave, pero os cuento. Por cierto, escribo desde una sala bastante angosta con más de veinte personas que no dejan de toser, estornudar y difundir virus a tutiplén que miedito me están dando. 
En fin, el caso es que yo tengo extrasistoles en el corazón. Y qué es eso? Diréis. En principio nada grave. La gran mayoría del mundo mundial las tiene, el problema es que yo las noto en exceso. Sin estar embarazada también las noto, pero con un bebé dentro y todos los órganos prácticamente anidando en mi garganta pues la cosa se pone más complicada. Lo normal es que el corazón tenga un ritmo continuo pero en mi caso a veces es como si se parase, o me me diese un vuelco y acto seguido recuperase latido de una forma rápida. Esto lo que produce es una sensación de agobio y angustia brutal. Noto que me quedo sin fuerza, mucha presión en el cuerpo y como si el oxígeno no me llegase de manera correcta a la cabeza. Os aseguro que es una sensación desagradable.

En el embarazo de Petit Manuel también lo tuve pero fue casi al final, de 30 semanas. Esta vez la enana viene pisando fuerte como buena fémina que es. Lo que más me asustan son los mareos y el pensar que la niña pueda notar algo, aunque en principio parece ser que no afecta al bebé. 

Esta semana, cuando le comentaba a la gente como me sentía todos coincidían... Vaya mesecitos duros que te quedan!! Y la verdad es que hasta ahora no lo había empezado a asimilar. Como Petit Manuel nació en noviembre, no me pilló el verano muy avanzada y pude sobrevivir, pero ahora...Ay ahora... Solo pensar que puede adelantarse y sorprendernos en agosto ( cosa que espero no pase) me echo a temblar.

Yo no soy de venir al hospital tan alegremente, pero quería asegurarme de que la cosa no se estaba desmadrando demasiado porque no me puedo permitir flaquear ahora.

De momento, electro al canto y a esperar y se decide verme la matrona, cosa que yo diría que sería lo normal, pero ya sabemos cómo funciona esto... (os informaré)

Pero me quedo un poco triste por no haber podido ofreceros el vídeo, donde os contaba los primeros regalitos de Adriana, las compras y lo que tenemos pensado para su habitación, pero prometo acabarlo y publicarlo lo antes posible.

Alguna ha vivido un embarazo de verano? Necesito consejos para sobrevivir a estos meses tan calurosos que me esperan, me apuntaré todos!!!

Feliz jueves llamamemamistas!!


2 comentarios:

  1. Irene soy Raquel y como ya sabes yo mis dos embarazos han sido mes de julio y agosto tanto con una como con la otra y para qué engañarte es horrible pero es algo que pasa y aquí me tienes tan pancha Nerea la pequeña Nació en agosto y Leyre la mayor a principios de septiembre muchísimo calor me hinche muchísimo muchas duchas a las 2 las 3 las 4 de la mañana pero bueno son cosas que hay que pasarlas jijijiji

    ResponderEliminar
  2. Irene!! Es horrible el verano la verdad, no quiero deprimirte, todo el día con el abanico en la mano y con el aire acondicionado sin parar. Lo mejor que puedes hacer es irte al norte a pasar una temporada jejejeje. Pero todo pasa rápido, cuando te des cuenta has pasado el calor y Adriana está aquí! 😘😘

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground