La alimentación en la vida de los bebés

jueves, 22 de mayo de 2014

Hace unos días descubrí que mi pequeño es alérgico al huevo y a la proteína de la leche de vaca. No pensaba escribir aún sobre este tema, pero la verdad es que me apetecía compartirlo con vosotros.
Era algo que esperaba después de un episodio claro de alergia, así que solo quedaba confirmarlo.

Desde pequeña he vivido con la cuesta arriba de las intolerancias. Mi hermano es celiaco (intolerancia al gluten), y cuando se lo diagnosticaron con apenas tres años, os podéis imaginar lo que eso supuso, una auténtica locura. Hace veinte años no había grandes superficies preparadas para esto y recuerdo a mi madre ir al herbolario a comprarle su comida. Las chucherías eran algo prohibido para él, y siempre andábamos con un incómodo 'librote' en plan diccionario, dónde podíamos consultar sí podía comer esto o lo otro, si una marca llevaba gluten o si por el contrario ni si quiera aparecía. Un caos total. Mi madre estuvo durante diez años llevándole su comida en una tartera al colegio cada día, intentando integrarle dentro de la desintegración social.

Sólo quienes por entonces tenían algún tipo de intolerancia alimenticia saben lo traumático que resultaba comer fuera de casa.

Por suerte, poco a poco estamos progresando, estamos facilitando la vida a quienes nos rodean. Los restaurantes, hoteles, colegios, supermercados, se están concienciando y especializando para que todo el mundo pueda disfrutar sin la necesidad de consultar con ese 'librote' maldito.

En fin, no quiero desviarme mucho del tema, pero no podía dejar pasar por alto el recordar que, tiempos pasados fueron peores y si lo superamos entonces, ahora podemos también.

La alimentación más allá de la leche materna supone la primera toma de contacto de nuestros pequeños con la vida real. Podría hablar de marcas de leche de primera toma, o de continuación, pero en  gustos está la variedad y lo cierto es que yo nunca he llegado a usar ninguna, hasta ahora.

Actualmente, Manuel toma productos Ordesa, os sonará Blevit cereales y Blemil leche. Al ser alérgico a la proteína de la leche de vaca es necesario que su dieta incluya leche hidrolizada. Desde que la toma, come mucho mejor, y yo me siento mas tranquila. También hemos usado DHA Vit, de la misma marca, para complementar la leche materna con proteínas y vitaminas necesarias para su desarrollo.

Pero, ¿Cómo debo comenzar a introducir alimentos a la dieta de mi bebé? Como siempre, yo os voy a contar mi experiencia, y por supuesto espero las vuestras. Paradójicamente todo depende de nosotras. Me parece surrealista, pero es así. Cada pediatra da unas pautas distintas, y si comparamos entre mamás, nos daremos cuenta de ello.
Hace poco una amiga me decía que con seis meses, su pediatra le había aconsejado introducir el pescado. ¿Pescado? ¡Hasta el año a mí me dijeron que nada! ¿Y qué haces?
La diferencia es abismal, por lo que obviamente te preguntas, ¿Qué línea alimenticia sigue cada profesional? En este punto es cuando entra en acción el criterio de cada padre.

Como bien sabéis, aproximadamente a los cuatro meses podemos comenzar con los cereales sin gluten. Incluyen arroz, maíz, y se pueden mezclar con agua o con leche (para mi gusto mejor con leche) Para las que dais pecho, podéis probar con la vuestra propia, aunque debéis tener en cuenta que espesa algo menos que la de fórmula. Mi niño soprendentemente no quiere biberón, así que me armé de paciencia y comencé con las papillas. (La paciencia y el sentido del humor son ingredientes básicos en el comienzo de la alimentación).

En el cuarto mes ya están preparados para poder probar el agua. Ahora que llega el buen tiempo y el calor, seguro que lo agradecen. Yo prefiero de momento el agua mineral, y si usáis agua del grifo, mi consejo es que si podéis hervirla, mucho mejor. De esta manera evitamos problemas víricos gastrointestinales.

Si continuáis con el pecho, procurad dárselo después de cada papilla, nunca antes. ¿Por qué? Principalmente porque vuestro bebé preferirá el sabor de vuestra leche y vuestro contacto. De esta manera, le acostumbráis primero a los cereales y si eso, (no es necesario) después al pecho.

A los cuatro o cinco meses también podéis empezar a introducir la fruta y los purés de verdura.

Fruta: Mi experiencia con la fruta ha sido frustrante, ya que se ha negado en redondo a comerla. Recomiendan empezar con pera, manzana, plátano y un poco de zumo de naranja. No necesareamente tenemos que dárselas juntas, hay niños que las prefieren por separado. Siempre tienen que ser de temporada, huyendo de la fresa, kiwi, melocotón, que deberán esperar unos meses más. Un consejo es que probéis una redecilla que podéis encontrar en la farmacia, y que permite poder introducir trozos de fruta para que el bebé pueda extraer el delicioso jugo sin atragantarse. Eso sí, la diversión frutal está asegurada, comerá la camiseta, el pantalón, y todo lo que esté a su alcance.


Purés: Los purés se convierten en un pilar fundamental para nuestros pequeños, ya que incluyen sabores nuevos y texturas desconocidas. Hasta los seis meses podéis introducir la patata, zanahoria, puerro y calabaza. Mi pediatra me aconsejó esperar con las verduras verdes tales como judías, acelga, espinaca... Poco a poco empieza a aparecer la carne. Lo primero que mi pequeño probó fue el pollo. Normalmente los purés se hacen sin sal, por lo que el pollo le da ese toque sabroso a la comida. El cordero también es una muy buena elección, que a mi hijo, todo sea dicho, le encanta.

Gluten:  Normalmente, el gluten comienza a introducirse entre los seis y ocho meses. Los ocho cereales con miel y galleta es una buena opción. En mi caso, he tenido que eliminar la galleta ya que puede contener trazas de leche.

Pescado:  Poco a poco la dieta comienza a ser más variada. El pescado es apto entre el octavo mes y el año, pero tal y como os había dicho anteriormente, cada especialista os dará unas pautas, que no tienen por qué coincidir con las mías. Realmente, sois vosotras las que vais a considerar cuál es el momento perfecto para introducir un nuevo alimento.


Huevo: El huevo es prácticamente lo último que prueban. Al año comienzan a comerlo en forma de tortillas francesas, o introduciendo media yema en los purés de verduras.

Algo que debéis tener en cuenta es que lo mejor es que introduzcáis nuevos alimentos en fin de semana, ¿Por qué? Por que de esta forma podréis estar pendientes y controlar que no les de ninguna reacción alérgica.

Las intolerancias por norma general, suelen manifestarse de una manera clara. A mi bebé le salían ronchones rojos y exagerados cada vez que probaba leche que no fuese la mía. Así que, tranquilos, es algo bastante significativo si se produce.
Podéis encontrar más información en la página de la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex.

Lo cierto es que cada niño es un mundo distinto. No se tiene por qué seguir un orden, aunque tampoco debemos adelantarnos. Mi parecer es que dentro de unas pautas, somos nosotros los que mandamos, los que decidimos si avanzamos o si por el contrario nos tomamos nuestro tiempo. La comida es básica para el crecimiento de nuestros hijos y una alimentación sana y saludable hacen que crezcan felices y fuertes, de nosotros, también depende.

¡Espero vuestras experiencias que siempre nos enriquecen!





9 comentarios:

  1. Vaya con Manuel alergico al huevo y a la proteína de la leche ya sabiendolo no hay problema hoy en dia como bien dices hay mil cosas en el supermercado que puedes comprar fácilmente.
    Introducir la alimentación es todo un mundo poco a poco para saber si algo le puede perjudicar ya vorem como decimos por aqui jeje.
    Un besazo y felicidades por el post muy bueno como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ahora por desgracia hay muchísimos pequeños alérgicos. Todo es acostumbrarse y tener cuidado. Lo mejorbes que las intolerancias den pronto la cara. Muchas gracias guapisima!!!

      Eliminar
  2. Me encanta!!! Que chulada lo de la redecilla, yo quiero una!! No lo habia visto nunca. ....asi pueden probar un monton de cosas! Yo aun no le meti ni carne ni pescado, pero ya empiezo este finde :-) Fijate, a mi me recomiendan darle un cuarto de huevo duro, a partir de los 8 meses 1/3 y a partir del año medio huevo. El aceite, mantequilla a partir del 7 mes y poquito.
    La verdad que me parece super divertido esto de la comida de los peques!! Y como tu dices, que no se pierda la paciencia!!!!
    Ah! Yo con el agua le mezclo en el bibi un poco de manzanilla de Blevit.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maca!! La redecilla la puedes encontrar también en tiendas para bebés, cuesta entre 9 y 16 euros. Ya nosnirás contando cómo ha sido la introduccion de carne. El pescado te recomiendo que lo dejes unos meses mas. Un beso y gracias!!
      Ordesa la verdad es que tiene muy buenos productos, entre ellos todas las geniales infusiones.

      Eliminar
  3. Todo ira bien Irene y todo tiene solucion y ya hay mucha informacion sobre los alergicos y tolerantes en todos los sitios y en los colegios y guarderias esta muy controlado y se puede quitar. Algunas alergias con el tiempo tu tranquila y Felicidades por lo valiente q ere. Te quiero un beso grande y otro para Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchaa gracias mamá, porque me imagino que eres tú. Ya sabes que para nosotras la alimentación siempre ha sido un reto, pero está superado. Seguro que en un futuro mejorará. Gracias por estar ahi!

      Eliminar
  4. Buenas, hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones las alergias desaparecen entre los 2 y 3 años.
    Algo que añadiría es que en los pures antes de la calabaza (la dejaría para los 8 meses) es el calabacín no da alergias y los pures son muy ricos, sobre la carne 6 meses pollo y a los 8/10 ternera el pescado para los 10/12 ya que depende si es blanco o azul.
    Mi experiencia es por la guardería observar durante años como puede afectar en general
    Y un Consejo introducir alimentos sólidos , los pures no lo paséis tanto a partir de los 8 y los 12 siempre un segundo sólido pues tienen que masticar.

    Saludos a todas laurafamilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!! Muchas gracias por tu experiencia. Eso es lo que me gusta, que escribáis y nos contéis vuestra opinión. La verdad es que las guarderias y colegios están super concienciados con las alergias y sobre todo con una alimentación sana y saludable.
      Tienes razón, entre los 8 y 12 meses es mejor que empiecen a acostumbrarse a masticar. En la guarde donde va a ir Manuel me dijeron que a los 12 meses les daban de comer pures y por ejemplo tortilla...(un plato de los mayores entre 2-3 años) así los pequeñitos comenzaban con comida sólida.
      Muchas gracias guapa!!
      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Hola! Jo pues vaya plan lo de la leche y el huevo.. Igual le desaparece hacia los tres años. Nosotros para la alimentación complementaria lo que hemos hecho es darle los alimentos tal y como los comemos nosotros pero sin sal ni azúcar (si buscas Baby Led Weaning en la red hay mucha información). Los hemos ido introduciendo poco a poco y ella sigue tomando pecho a demanda. En la Escuela Infantil si le dan papillas y se las come bien pero en casa le debía parecer mejor lo que comíamos nosotros..de ahí lo de darle lo mismo.. Ahora con casi 1 año nos queda introducir el huevo completo (ya le hemos dado yema), la leche entera.. Besis!!

    ResponderEliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground