¡A comer se ha dicho!

jueves, 26 de febrero de 2015

No sabía muy bien cuando hacer esta entrada, y supongo que no será la única sobre el tema, pero ahora que me encuentro inmersa en el proceso del cambio de alimentación y hábitos en la comida, he decidido que ha llegado el momento de compartir ideas.

Os daréis cuenta con el día a día que el tiempo pasa volando. ¡Parece que fue ayer cuando daba de mamar a mi bebé! Y hoy me planteo cómo organizarme con su alimentación.

Uno de los puntos fuertes de la guardería es el comedor. Se de buena tinta que muchas de vosotras sentís miedo, incertidumbre, por cómo será ese momento del día, sin embargo, creo y por mi experiencia veo, que sirve de gran ayuda a papás y mamás.

Parece una tontería, pero el hecho de que cenemos o comamos juntos ayuda al pequeño a identificar ese momento de sentarse en la mesa y compartir un ratito en familia. Puede ser un buen punto de encuentro. Cuando son pequeños podéis acercar la trona a la mesa y que el niño se sienta partícipe de ese cotidiano ritual.

Los niños son grandes imitadores. En la escuela, aprenden de sus compañeros, y la comida es el momento dónde probablemente más habilidades adquieran. Comer con cubiertos, probar cosas nuevas, cambiar el biberón por el vaso... Como siempre digo, ¡Aprovechémonos de esto en casa!

Bien es sabido que es propio de los niños eso de ¡No me gusta! Y sin embargo, cuando acudimos a una casa ajena, nos quedamos con cara de pocker cuando eso mismo que tan poco le gustaba se convierte en un manjar. Os suena, ¿Verdad?

Las que tenéis más de un hijo seguro sabéis que el pequeño siempre intenta imitar al mayor (obviamente en lo malo y en lo bueno), por lo cual aquí también podemos jugar al juego de colaborar. Entre todos tenemos que educar.

Reconozco abiertamente que para nada soy buena cocinera, además de perezosa (es la verdad verdadera) así que este nuevo proceso me está costando. Hasta hace bien poco, la cena en casa era algo bastante superficial, rápido y no siempre demasiado saludable (aunque está bien algún capricho de vez en cuando) por lo que ahora estoy pensando cómo hacerlo.

Lo primero que tengo en mente es hacer una lista. Lista de pescados, carnes y verduras que un niño de 15 meses y seis dientes puede ingerir.

Lo segundo es buscar recetas, (podeis y además agradezco que compartáis si sois unas cocinillas)
Como apenas tengo tiempo, intentaré que sean recetas fáciles, rápidas y saludables.

Lo tercero, pero no menos importante, es crearme un planning semanal teniendo en cuenta las comidas de la guarde donde considere la introducción de todos los alimentos. 
Un error que se comete en muchas familias es no planificar el menú de la semana. La improvisación forma parte de nuestra cultura y también de nuestra dieta.

La fruta. Esa gran desconocida para muchos, y reconozco que para mí también (seguro que pensáis lo mal comedora que soy, y tenéis toda la razón) así que creo que también va a ser beneficioso para mi salud. La fruta es básica en una dieta equilibrada. Hoy en día, la obesidad infantil no deja de crecer. Los malos hábitos se apoderan de nosotros y las fast food son ya un must en nuestra vida. Debemos evitar potenciar el consumo masivo de grasas, rebozados, y dulces.

Hace unos meses, una amiga nos contaba a un grupo de mamis uno de sus secretos: Www.pequerecetas.com ¿Conocéis la página? Os animo a que buceéis en la web y descubráis las recetas familiares, rápidas, divertidas. Recetas para embarazadas o para fiestas infantiles. Además, dispone de un menú semanal que seguro os será de gran ayuda para planificamos mejor. ¡A mi me encanta!


Y vosotros, ¿Cómo os organizáis a la hora de comer?





2 comentarios:

  1. Pues a mi me encanta comer pero tampoco me gusta cocinar... para nada!! Hace ya años, encontramos cerca de casa un sitio que vende comidas caseras, a buen precio, y que además aceptan tickets restaurante :) Así que compramos la comida allí semanalmente y la mantenemos refrigerada / congelada para toda la semana. Mientras la princesa estuvo comiendo purés, se los hacía yo (todas las verduras a la olla y luego la batidora) pero desde que comenzó a comer sólidos lo que hacemos es que vemos las sugerencias para la cena que vienen con el menú del colegio que nos entregan mensualmente y compramos la comida (ya preparada, por supuesto). Algunas veces cocino alguna cosilla, y mi marido otras, pero la mayoría nos salva la Cocina de Doña Sol (Bendita Elena!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Carla amiga!!! Jajajaja que gracia me ha hecho tu comentario porque te creerás que con este tema me he acordado muchísimo de ti. Siempre pensaba... Y ahora con la peque, como lo harán? Y siempre se me olvida preguntarte.
      Pues sabes que te digo... Ojalá yo tuviese cerca una Cocina de Doña Sol!!!! Jejejej

      Eliminar

Commons Attribution 4.0 International license.

Commons Attribution 4.0 International license.
Proudly designed by Mlekoshi playground